Cómo enseñarle a tu hijo adolescente a conducir de manera segura

Al igual que un entrenador deportivo, tu trabajo como padre/madre e instructor de conducción es enseñar y conservar la calma al estar bajo presión. Ser un buen compañero y copiloto ayudará a tu hijo adolescente a no perder el control también.

La experiencia es la clave de la seguridad de un adolescente al conducir

Según los CDC, la falta de experiencia de los conductores es la principal causa de muertes relacionada con la forma de conducir de los adolescentes todos los años.1 Ayuda a tu hijo adolescente a acumular la mayor cantidad posible de horas al volante en diferentes situaciones y condiciones de la carretera. Mientras más tiempo practique la conducción antes de obtener la licencia, mejor preparado estará. 

Refuerza las reglas de la educación para conductores

Lo más probable es que tu hijo adolescente aprenda las reglas de conducción en una clase educativa oficial para conductores. Pero es tu deber ayudarlo a aplicar esas reglas en las situaciones de la vida real. ¿Necesitas ayuda para comenzar? Estos son 7 consejos para que tu hijo adolescente se convierta en un mejor conductor.

Cómo lidiar con los errores de conducción de tu hijo adolescente

Cuando tu hijo adolescente practique conducir, recuerda conservar la calma y la atención. Y espera algunos errores. 

Para ayudar a que tu hijo adolescente evite cometer errores y reduzca el estrés, recuerda estos consejos:

  • Asegúrate de que solo tú y tu hijo adolescente se encuentren en el vehículo para evitar distracciones al volante
  • Practiquen en diferentes situaciones, por ejemplo, pueden comenzar durante el día y con buen clima.
  • Conduce en áreas de bajo riesgo tales como estacionamientos, parques y calles tranquilas

Sé un modelo a seguir en cuanto a cómo conducir

La mejor manera de reforzar buenos hábitos de conducción es mostrándolos. No solo hables sobre ellos o los recomiendes, muéstralos. Si muestras buenas técnicas de conducción y evitas distracciones, como enviar mensajes de texto, hablar y comer, es posible que tu hijo adolescente lo haga también al conducir.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.