adolescente mirándose en el espejo retrovisor mientras conduce y cruza un peatón

Para la mayoría de los adultos, conducir es una acción instintiva. Al igual que respirar, en realidad es algo natural. Pero para los adolescentes, toda la experiencia de conducción es nueva. Esto hace que sean más propensos a conducir distraídos. Tener el seguro de auto para adolescentes adecuado es importante para ayudar a proteger contra lo imprevisto, si bien prestar atención en la carretera es esencial para su seguridad y la de los demás. Usa la información de abajo para ayudar a tu hijo adolescente a tomar buenas decisiones al conducir y evitar conducir distraído.

¿Por qué conducen los adolescentes tan distraídos?

En nuestro mundo sobreestimulado, los adolescentes son propensos a las distracciones. Incluso más mientras descubren el mundo detrás del volante. Con un enfoque repentino en la carretera, el conductor novato puede reaccionar instintivamente ante una situación dada: cambiar de carril o hasta salir de la carretera.

Según las investigaciones gubernamentales, los conductores menores a 20 tienen la tasa más alta de accidentes fatales provocados por distracciones. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tienen más datos y estadísticas sobre el conducir distraído.

Distracciones comunes de los adolescentes al volante

Amigos

A los adolescentes les encanta pasear con todos los amigos. Pero los números muestran que esto puede ser un problema. Los adultos tienen menos distracciones con pasajeros en el vehículo. ¿Y los adolescentes? Es lo opuesto: hay mayor probabilidad de accidentes cuando un adolescente conduce con otras personas en el mismo auto.

Solución: no permitas que tu hijo conduzca con otros adolescentes hasta que haya estado conduciendo durante al menos un año.

Teléfonos

Es obvio. Para muchos adolescentes, un smartphone consume casi constantemente toda su atención. Así que por supuesto, no puede pasar nada bueno cuando lo usan mientras conducen.

Solución: No dejes que tu hijo adolescente use el teléfono mientras conduce. Si debe hacerlo, pídele que estacione y termine sus llamadas o mensajes de texto antes de regresar a la carretera. De hecho, existen varias aplicaciones para eso.

Música

La carretera y la música van de la mano. Pero tratar de cambiar canciones o estaciones, o hasta alcanzar el dispositivo para escuchar música puede distraer del volante.

Solución: Si a tu hijo tu adolescente le gusta escuchar música en el auto, pídele que prepare con anticipación una compilación en su dispositivo para escucharla mientras conduce o que elija una estación de radio y la deje sintonizada. También, que baje el volumen. Ayuda a escuchar las bocinas de los autos y los vehículos de emergencia.

¿Qué más puedes hacer para evitar que tu hijo adolescente se distraiga al conducir?

Los factores mencionados no son las únicas cosas que pueden distraer a los jóvenes conductores. Todo, desde un paisaje espectacular o hasta la atracción hacia el sexo opuesto pueden distraer en la carretera. La clave aquí, y es más fácil decirlo que hacerlo, es la concentración.

Los conductores jóvenes tienen que desarrollar esa actitud antes de colocarse detrás del volante: conducir es su prioridad n.º 1. Todo lo demás puede esperar. Es así como aprenderán buenos hábitos de conducción. Es también allí donde participas como padre/madre, instructor y mentor. Habla con tus hijos adolescentes sobre las distracciones frecuentes al conducir cuando le enseñes a conducir, y siempre sirve de ejemplo cuando tomes el volante.

¿Quieres saber más?

Estos Recursos de auto pueden enseñar tanto a los padres como a los adolescentes sobre la conducción segura. Además de practicar hábitos de conducción seguros, es importante protegerse contra otros peligros en la ruta. Conoce cómo y cuándo agregar un conductor adolescente a tu póliza de seguro de auto.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.