Una pareja compra su primera casa

Comprar tu primera casa es una decisión muy importante. Ya sea que hayas planeado este momento durante años o recién estés comenzando a analizar tus opciones, hay cuatro factores importantes que debes tener en cuenta antes de salir en busca de la casa perfecta.

  1. Conoce tu calificación de crédito.

    Si has salido al mercado para comprar tu primera casa, debes saber cuál es tu calificación de crédito. Es uno de los factores más importantes a la hora de conseguir una tasa de interés atractiva en un préstamo hipotecario.

    Tener una calificación de crédito promedio en lugar de una excelente podría ser la diferencia entre uno o dos puntos porcentuales en tu tasa de interés. Eso podría traducirse en cientos de dólares de ahorro al mes. Si tu calificación de crédito es inferior a lo que te gustaría, puedes tratar de mejorarla saldando tus deudas. Si no has acumulado mucho crédito, considera obtener una nueva tarjeta de crédito, hacer tus pagos a tiempo y pagar tu saldo en su totalidad.

  2. Determina tu presupuesto.

    No hay nada peor que enamorarse de una casa y darse cuenta de que no se ajusta a tu presupuesto. Una manera de evitar esa decepción es establecer un presupuesto realista por tu cuenta antes de empezar a buscar casas en línea. Recuerda que tu pago mensual incluirá más que solo los intereses y el capital de la hipoteca. Asegúrate de incluir los impuestos a la propiedad y el seguro de vivienda en el presupuesto de tu hogar.

    Una vez que hayas establecido un presupuesto realista, no cedas. Mira únicamente las casas que estén dentro de tu presupuesto para que, si te enamoras de una, la puedas costear.

  3. Conoce los términos.

    Familiarízate con algunos de los términos con los que podrías toparte durante el proceso de compra de una casa. Sitios como Realtor.com definen muy bien los términos relacionados con la compra de una vivienda que debes entender antes de hacer una oferta, negociar o hacer una comparación de hipotecas para encontrar el préstamo adecuado para ti. Por ejemplo, deberías saber la diferencia entre un préstamo hipotecario de tasa fija y un préstamo hipotecario de tasa ajustable (ARM, por sus siglas en inglés) antes de tomar la decisión final de financiamiento. Obtén más información acerca de cuál podría ser el mejor tipo de hipoteca según tu situación.

  4. Busca la financiación adecuada.

    Por último, debes encontrar un préstamo hipotecario con los términos, tasas y características que estás buscando. Una vez que lo hagas, obtén una precalificación condicional. Si haces una oferta con la financiación ya arreglada, el vendedor tendrá la seguridad de que realmente quieres comprar la casa que está tratando de vender.
El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.