La compra de una casa es la compra más compleja e importante que la mayoría de las personas hace en su vida. Desarrollar un plan por año o más antes de mudarte puede ayudarte a comprar una casa con más confianza. Comienza a prepararte poniendo en orden tu situación financiera. Comienza por cancelar tu deuda de la tarjeta de crédito y otras deudas. Crea un presupuesto realista, reduce gastos innecesarios y comienza a ahorrar dinero adicional para tu pago inicial. Crear un fondo para pagos iniciales adecuado para la casa que deseas comprar puede llevarte unos años, pero vale la pena. El monto de tu pago inicial afecta cuánto puedes pagar por una casa y la tasa de interés que puedes negociar para un préstamo hipotecario.

Los pagos iniciales habituales para una vivienda varían entre el 10% y 25% del precio de compra, pero incluso prestatarios con pagos iniciales de menos del 5% pueden calificar para hipotecas. Incluso durante períodos en los que los prestamistas ofrecen plazos modestos, igualmente vale la pena ahorrar.

Por qué es importante ahorrar para un pago inicial

Hay buenos motivos por los que ahorrar para un pago inicial significativo resulta útil desde el punto de vista financiero:

  1. Representas un mejor riesgo crediticio. Hacer un pago inicial grande aumenta tu inversión en la nueva casa, lo que hace que representes un mejor riesgo crediticio para tu prestamista porque tienes más en juego. Tener más capital en el valor de la casa puede ayudarte a calificar para tasas de interés más bajas para esta hipoteca y para otros préstamos que podrías necesitar en el futuro, como préstamos de auto. 
  2. Pagas montos mensuales más bajos. Cuanto menos dinero solicites en un préstamo, menos deberás pagar y menores serán los pagos mensuales de la hipoteca. Por ejemplo, si tu pago inicial es del 20% para una vivienda de $302,400 (el precio de venta promedio informado por la Oficina de Censos de los EE. UU. en noviembre de 20181) y eliges una hipoteca de tasa fija de 30 años por el saldo con una tasa del 3.874% de interés, tu pago mensual (capital más interés) será de $1,137.46. Pero si tu pago inicial para la misma hipoteca es del 10%, tu pago mensual aumentará a $1,279.64.
  3. Puedes evitar primas de seguro de hipoteca privada. Si tu pago inicial es de al menos el 20% del precio de compra de la nueva casa, es posible que no se te exija que pagues un seguro de hipoteca privada (PMI). Dado que las tasas de un PMI varían entre el 0.5% y el 1% de tu préstamo, evitar este gasto puede ahorrarte miles de dólares por año. Si tu pago inicial es inferior al 20%, puedes cancelar tu seguro PMI una vez que tengas el 20% de capital en el valor de tu casa.
  4. Tienes ventaja en la guerra de ofertas. Cuando las ofertas de bienes raíces fracasan, generalmente se debe a que los compradores no pueden obtener la financiación que esperaban. Los pagos iniciales más altos indican que los compradores tienen los recursos para cerrar el trato. Cuando los vendedores evalúan a múltiples compradores, aquellos que pueden efectuar pagos iniciales más altos tienen una ventaja competitiva.

Otros beneficios de la planificación de la propiedad de una vivienda

Si bien planificar un pago inicial grande es útil cuando se compra una casa, también te beneficia de otras formas. Al analizar a conciencia los costos asociados a la propiedad de una vivienda y el estado de tus propios ingresos y gastos, es más probable que comiences a pensar en tus metas financieras y en cómo lograrlas. Luego, con una evaluación realista de tu situación, puedes dar los pasos necesarios para encontrar una casa que puedas pagar y satisfaga tus necesidades.

No todos los beneficios de una planificación anticipada son financieros. Comprar una casa es un gran compromiso que pone nerviosos a la mayoría de los estadounidenses: al 70%, según un estudio2. Sus dudas incluyen el gasto total de ser propietario de una vivienda y los efectos en otros aspectos de sus vidas, como su tiempo libre y sus vacaciones. Por lo tanto, decidir ahorrar dinero para una casa puede inspirarte a reevaluar tus finanzas, expectativas de estilo de vida e incluso las relaciones significativas en tu vida.

Elaborar un plan para comprar una casa y ahorrar para el pago inicial puede ayudarte a establecer un patrón de ahorro e inspirarte a tomar decisiones sensatas sobre tus deudas que te beneficiarán durante toda tu vida. Cuando comience el proceso real de búsqueda de una casa, estarás preparado y podrás mudarte rápido cuando encuentres la casa adecuada a la que puedas llamar hogar.


Fuente:

  1. https://www.census.gov/construction/nrs/pdf/uspricemon.pdf
  2. https://www.nerdwallet.com/blog/mortgages/nearly-half-couples-split-home-down-payment-survey/

La información incluida en esta publicación se elaboró a partir de fuentes que se consideran confiables o se obtuvo de ellas. Nationwide Insurance y sus entidades relacionadas y empleados no garantizan los resultados y no asumen responsabilidad alguna en relación con la información provista. Esta publicación y los artículos individuales de esta publicación solo tienen carácter informativo, no sustituyen el asesoramiento financiero o legal profesional y no constituyen asesoramiento financiero o legal profesional. Es responsabilidad del usuario confirmar el cumplimiento de toda regulación local, estatal o federal correspondiente.