dos amigas hablando

Ya sea que planees realizar una compra grande u obtener un préstamo en el futuro, ahora es el momento de pensar al respecto y comprender tu calificación del crédito. Es posible que muchas personas, especialmente aquellas que tuvieron poca necesidad de solicitar préstamos, no piensen acerca de su calificación del crédito y no se den cuenta de que deberían considerarla, hasta que llega el momento en que necesitan acceder a un buen crédito.

Este es el momento de pensar en tu calificación del crédito, ya que puedes tomar decisiones positivas en cuanto al estilo de vida y aumentar tu calificación para prepararte para acceder a un préstamo.

¿Por qué es importante una buena calificación del crédito?

La calificación del crédito es una cifra que utilizan las entidades crediticias para determinar la solvencia de una persona. Una persona con una excelente calificación del crédito puede recibir préstamos, como un préstamo de automóvil, con mejores tasas de interés que alguien con una calificación del crédito inferior. Hay otros factores que también tienen incidencia en la tasa, entre ellos el tipo de propiedad en garantía que utilizas para asegurar tu préstamo y la relación préstamo a valor estimado determinada en tu solicitud. Tener una tasa de interés más baja significa que pagas menos durante el plazo del préstamo. Además, es posible qua a una persona con una clasificación del crédito baja o inexistente se le deniegue un préstamo debido a que no cuenta con un calificación del crédito o esta es baja.

Las calificaciones del crédito también se utilizan de otras maneras. Algunos administradores de propiedades y arrendadores realizan verificaciones de crédito a los solicitantes para determinar si es conveniente alquilarles un departamento o casa, debido a que la calificación les indica la probabilidad de los arrendatarios de realizar los pagos a tiempo. Es posible que las personas con bajas clasificaciones del crédito también tengan que pagar depósitos de seguridad más altos para alquilar casas, y esto funciona como un incentivo para realizar los pagos a tiempo.

Las empresas de servicios públicos pueden consultar las calificaciones del crédito de los clientes nuevos; si detectan un historial de pago deficiente, también pueden solicitar que el cliente pague un depósito más alto. Si bien los empleados no pueden tener acceso a tu calificación del crédito, pueden solicitar acceso a tu informe crediticio para ver si contiene puntuaciones negativas.

Es posible que las personas que se incorporaron hace poco a la fuerza laboral y aquellas que necesitan alquilar un departamento o comprar un vehículo por primera vez, quieran asegurarse de que su calificación del crédito es la mejor posible.

¿Qué es una buena calificación del crédito?

No existe un número mágico para una buena calificación del crédito. En términos generales, para obtener las mejores tasas de interés, las personas deben tener una calificación de más de 750; una calificación entre 700 y 749 también se considera buena. El crédito aceptable por lo general fluctúa entre una calificación de 650 y 659. Es posible que los solicitantes de créditos o préstamos con calificaciones del crédito “deficientes” no reciban la autorización de crédito en función de sus calificaciones solamente.

¿Qué afecta tu calificación del crédito?

Si bien cada una de las tres agencias de informes crediticios más importantes a nivel nacional tiene su propio algoritmo para determinar las calificaciones del crédito, todas recurren a casi los mismos datos, entre ellos, los siguientes:

  • Historial de pagos a tiempo
  • Porcentaje de crédito disponible utilizado
  • Cantidad de fuentes de crédito con saldos
  • Período de tiempo del historial crediticio
  • Tipos de créditos utilizados (entre ellos, renovación, hipoteca, financiamiento al consumidor y cuotas)
  • Cantidad de consultas por créditos

Cada uno de los seis factores anteriores impacta en tu calificación del crédito de manera diferente. Mientras que tu historial de pago corresponde al 35% de tu calificación de FICO, la duración de tu historial crediticio solo afecta el 15% de la calificación. Su utilización del crédito afecta el 30% de su cuenta, y su mezcla del crédito y la edad de sus cuentas de crédito cada cuenta para el 10%. [1]

En lo que respecta a aumentar tu calificación, estos factores te indicarán cómo comenzar para ver una mejora. Si es posible, comienza a trabajar en mejorar los factores que tienen mayor peso. Si has salteado pagos de la tarjeta de crédito o el préstamo, por ejemplo, empezar a pagarlos a tiempo de forma sistemática puede mejorar tu calificación.

Es importante que las personas que se hayan incorporado hace poco al escenario crediticio comprendan cómo funciona y por qué es importante obtener una buena calificación del crédito. Tomar en serio tu calificación del crédito puede ahorrarte dinero, tanto a corto como a largo plazo.


[¿1] myFICO “cuál está en mis cuentas de FICO®? (Marzo de 2021 alcanzado).

La información incluida en este sitio web tiene solo fines informativos. No constituye asesoramiento legal, fiscal, financiero ni de ningún otro tipo, ni pretende sustituir dicho asesoramiento. La información de este sitio puede no ser aplicable a la situación particular de un cliente. Hemos intentado procurar que la información sea precisa, pero podría estar desactualizada o tener algunas imprecisiones en ciertas partes. Es responsabilidad del lector ajustarse a cualquier reglamentación local, estatal o federal aplicables y tomar sus propias decisiones acerca de cómo llevar adelante su negocio. Nationwide Mutual Insurance Company, sus afiliadas y sus empleados no ofrecen ningún tipo de garantía acerca de la información, los resultados, ni asumen ningún tipo de responsabilidad en relación con la información publicada.