avión en el cielo

Ya sean las vacaciones de tu vida o un viaje por todo el país para asistir a la boda de un primo, quizá te preguntes cuándo vale la pena recurrir a un seguro de viaje. Probablemente la mejor respuesta sea que depende de lo que puedas darte el lujo de perder.

Si se trata de un viaje que has estado esperando durante varios años o estás agasajando a tus hijos y nietos con una costosa reunión familiar, deberías considerar un seguro de viaje. Sin importar el costo del viaje, es importante analizar cómo la demora o cancelación de un viaje afectaría tus finanzas. Al comprender qué es un seguro de viaje y lo que cubre, podrás tomar la mejor decisión en cuanto a si te conviene comprarlo o no.

¿Qué cubre una póliza de seguro de viaje?

El seguro de viaje puede cubrir una amplia variedad de posibles reclamos, entre ellos, perder una conexión con tu crucero, el reembolso por equipaje extraviado, atención médica, evacuación mientras te encuentras en el exterior o la necesidad de cancelar unas vacaciones.

Es importante saber que posiblemente ciertas cosas no estén cubiertas por el seguro de viaje. Si tienes una afección preexistente, busca un plan que disponga una exención por la misma. Si vas a visitar una zona donde hay disturbios políticos, averigua qué cobertura ofrece una póliza si deseas cancelarla debido a problemas en el área. Las pólizas de seguro de viaje cubren algunos casos de incumplimiento del operador turístico debido a problemas financieros. Investiga cómo se manejan esos temas antes de reservar tu viaje.

¿Qué cobertura de seguro de viaje deberías obtener?

Antes de buscar un seguro de viaje, piensa en los motivos por los que podrías cancelarlo. ¿Una demora en el viaje a causa del clima va a cambiar drásticamente tus vacaciones? ¿Es posible que el año escolar se extienda o tendrás que hacer un viaje laboral en su lugar? ¿Hay guerra en el país que vas a visitar? ¿Te preocupa que los CDC emitan una advertencia a viajeros relacionada con tu destino de vacaciones?

Todos estos son motivos válidos para cancelar un viaje o desear una cobertura de seguro. Pero no todos los seguros cubren estas preocupaciones.

Seguro de cancelación por cualquier motivo: al comprar esta cobertura, si deseas cancelarla a causa de cualquier nimiedad, adelante. Usualmente, la compañía de seguros no necesita un motivo. Tan solo necesita que canceles dentro del período especificado, normalmente, entre 48 y 72 horas antes de partir, como mínimo.

Cambiarás conveniencia por un nivel de reembolso más bajo. Con el seguro de cancelación por cualquier motivo, recuperarás un porcentaje de los costos prepagados no reembolsables de tu viaje, alrededor del 70%, sin tener que dar un motivo. En ocasiones, puedes comprarlo como una póliza independiente o como una cláusula adicional dentro de una póliza integral.

Seguro de viaje integral: esta es la póliza típica que la gente imagina al pensar en un seguro de viaje. La póliza integral suele cubrir demoras, cancelaciones a causa de enfermedad o muerte, equipaje extraviado y algunos costos médicos de emergencia. Tan solo lee la letra chica para saber lo que cubre exactamente.

Más detalles de la póliza

Si, poco después de comprar la póliza, decides que no se adapta a tus necesidades, puedes obtener un reembolso completo (tal vez menos un pequeño cargo administrativo) dentro de un período específico. Esto te da tiempo para leer completamente la cobertura y cerciorarte de que te ofrece lo que deseas. Usualmente, ese plazo es de entre 10 y 15 días. De ser posible, conviene comprender exactamente lo que cubre la póliza y cómo funcionan los reclamos de antemano, en caso de que tengas que presentar uno.

Al reservar un viaje costoso, ocúpate del seguro al mismo tiempo. Algunas pólizas requieren que compres un seguro de viaje dentro de un período determinado después de hacer el pago inicial de tu viaje, como por ejemplo, entre 10 y 30 días. Con el seguro de viaje de Nationwide, puedes comprar hasta el día antes de marcharte. Por supuesto, lo ideal es comprar un seguro de viaje bastante antes de tu viaje para que puedas planificarlo adecuadamente.

Ir de viaje debería ser una experiencia emocionante. Si bien una cancelación y otros problemas generan estrés, puedes olvidarte de la preocupación financiera si aseguras tu viaje.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.