camioneta remolcando un tráiler de vehículo recreativo por la curva de una carretera

A simple vista, enganchar y remolcar un tráiler o una autocaravana podría parecer algo sencillo; sin embargo, el proceso de enganche puede ser complicado y requiere paciencia, además de minuciosidad. Esto ayudará a confirmar que tu tráiler o autocaravana estén bien asegurados durante el viaje. El remolque de un vehículo, en sí mismo, exige precaución, especialmente al momento de hacer los giros y estacionar.

Seguir las instrucciones correspondientes sobre cómo mantener el buen funcionamiento del enganche es fundamental. Aquí te damos algunos consejos para ayudarte a preparar tu vehículo y tráiler, y para ayudarte a conducir sin riesgos mientras remolcas un vehículo.

Tu lista de control preparatoria para remolcar un tráiler

Antes de comenzar, es importante que verifiques el peso del tráiler que deseas remolcar y también que revises el manual de usuario de tu vehículo (o que investigues en línea) para confirmar que puede soportar la carga. Además, debes averiguar la Clasificación del peso bruto del vehículo, que es el peso máximo que puede alcanzar el tráiler cuando está totalmente lleno, a su capacidad completa. Es fundamental no exceder este límite para asegurarse una manipulación segura y evitar cualquier daño a tu vehículo y tráiler. Consulta tu manual del usuario o comunícate con el concesionario local donde hayas adquirido el tráiler o el vehículo recreativo si tienes problemas para determinar esta medida, o en caso de que necesites averiguar si hay algún accesorio de seguridad, como barras estabilizadoras o niveladores, que pueda facilitarte el viaje.

También te conviene confirmar que tu equipo de remolque se adapte perfectamente al tamaño, el tipo y el estilo de tráiler que remolcarás. Verifica cuál es el tipo de enganche que debes instalar y, si vas a remolcar un tráiler enganchado al parachoques, asegúrate de adquirir un enganche de bola del tamaño correcto. La mayoría de los enganches cuello de cisne diseñados para ser usados con tráileres de cinco ruedas tienen enganches de bola de 2-5/16". Aunque al momento de elegir los enganches cuello de cisne no tendrás demasiadas opciones, es fundamental respetar las capacidades de peso especificadas.

Una vez que hayas determinado la capacidad de remolque de tu vehículo, tendrás que hacer una verificación minuciosa antes de empezar a conducir. Algunas de las cosas esenciales que debes revisar son:

  • Neumáticos: antes de emprender el viaje, verifica que los neumáticos estén inflados con el nivel de presión recomendado por el fabricante del tráiler. Esto es todavía más importante si tienes un tráiler liviano porque los neumáticos de menor tamaño hacen más rotaciones por milla que los de vehículos de tamaño completo. Por lo tanto, pueden sobrecalentarse si no se inflan correctamente. Además, revisa los neumáticos de tu vehículo y tráiler antes de salir y cada vez que hagas una parada hasta que llegues a tu destino. Esto te ayudará a percibir cualquier inconveniente que surja antes de que se agrave.
  • Luces: cada vez que enganches un tráiler, verifica que funcionen las luces de estacionamiento y las luces de emergencia.
  • Amarres: si usas amarres para mantener la carga en su lugar, verifica la tensión y revísalos cada vez que te detengas. Las vibraciones de la carretera pueden aflojarlos, por lo que la carga estará menos segura.

Consejos sobre cómo remolcar un tráiler

Independientemente de cuán bien conozcas tu vehículo, funcionará de manera diferente cuando tenga enganchado un tráiler. Si aún no lo condujiste con un tráiler, o si ya ha pasado mucho tiempo desde la última vez que lo hiciste, se recomienda conducirlo primero en un estacionamiento grande y vacío antes de aventurarte por una carretera.

Presta atención a la extensión que suma el tráiler a tu auto o camioneta. Tendrás que tenerla en cuenta al momento de girar, estacionar, parar a cargar combustible o detenerte. Conocer su altura es importante para saber si podrás pasar por debajo de un puente más bajo o alcanzar la altura de una ventanilla de pedidos.

También tendrás que acostumbrarte al peso extra, que afecta la conducción de tu vehículo, así como la economía de combustible. Controla tu marcador de combustible con más detenimiento de lo usual y planea paradas más frecuentes para cargar gasolina.

El peso agregado cambia tu capacidad para acelerar y desacelerar, de manera que debes ser extremadamente cuidadoso en subidas y bajadas, y conducir despacio. Si tu camioneta tiene el modo “tow-haul”, úsalo mientras remolcas el tráiler; ese modo hace que tu vehículo avance con una marcha más baja, lo que permite que el motor frene para disminuir la velocidad, además del uso de los frenos. Si planeas remolcar tu tráiler con frecuencia, considera la posibilidad de invertir en un controlador de freno proporcional. Ese dispositivo, que se conecta a un puerto debajo de tu tablero, percibe los cambios de movimiento cuando frenas y responde activando los frenos de tu tráiler al mismo nivel de intensidad. Independientemente de si optas o no por un controlador de frenos, tómate el tiempo necesario para reducir o aumentar la velocidad al ingresar a o salir de carreteras interestatales o al cambiar de carril.

Si te tomas tu tiempo y eres cuidadoso, podrás enganchar y remolcar el tráiler de manera segura y fácil. Para obtener más información sobre cómo encontrar el seguro adecuado para tu autocaravana o tráiler, contacta hoy mismo a un agente de Nationwide.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.