Previene riesgos de mercado al diversificar tus inversiones

Es una realidad en el mundo de las inversiones que las condiciones del mercado cambian con el tiempo y algunas inversiones tendrán un mejor rendimiento que otras. Entonces, ¿cómo puedes prevenir los riesgos ante estos cambios? Considera la asignación de activos.

Con la asignación de inversiones, tus activos se distribuyen entre tres clases de activos principales:

  • Acciones
  • Bonos
  • Equivalentes de efectivo

Como cada tipo de inversión reacciona de forma diferente a los cambios del mercado, la asignación de activos puede ayudarte a prevenir riesgos. Si cae el valor de una, es posible que las otras aumenten o se mantengan estables para compensar las pérdidas.

Equilibra tus riesgos y recompensas posibles

También puedes distribuir tu dinero entre varias opciones de inversión dentro de una clase de activos en particular. Por ejemplo, invertir en empresas grandes y pequeñas en la bolsa de valores. Si cae el valor de una, es posible que las otras aumenten o se mantengan estables para compensar las pérdidas.

La acción de repartir el patrimonio entre una variedad de inversiones dentro de la clase de activos más importante se denomina diversificación de carteras. Es posible que tengas algo de diversificación si tienes fondos mutuos, anualidades variables y productos de seguro de vida variables porque a menudo están compuestos por acciones de capital, bonos o equivalentes de efectivo.

Haz corresponder tu estrategia de inversión con tu situación

Tu estrategia de inversión debería coincidir con la manera en que quieres invertir (tu perfil de inversor). También debería estar en consonancia con el plazo en el que deseas alcanzar tu objetivo (tu horizonte temporal).

Tu edad, tolerancia al riesgo y otros activos de jubilación determinan tu perfil de inversor.

  • Conservador. Si eres un inversor más conservador y tienes menos tiempo para invertir, quizás te convenga diversificar tu dinero entre inversiones menos agresivas como bonos y equivalentes de caja.
  • Moderado. Si eres un inversor moderado, puedes asignar un porcentaje más alto de tu cartera a acciones o fondos de acciones. El resto de la cartera puede estar compuesta por bonos, fondos de bonos u otras inversiones de ingresos fijos. También habrías invertido en diferentes segmentos del mercado de capital, que van desde empresas grandes hasta pequeñas o de nacionales a internacionales.
  • Audaz. Cuanto más audaz seas como inversor y cuanto más tiempo puedas dejar tu dinero invertido, más deberías considerar diversificar tus inversiones entre inversiones más volátiles como las acciones.

¿Qué estrategia de inversión se adecua a tu situación? Tu especialista en inversiones puede ayudarte a tomar una decisión respecto a cómo combinar las clases de activos en función de la cantidad de riesgo con la que te sientes cómodo y de tu objetivo financiero.

Revisa tu combinación de inversiones con regularidad

Vale la pena tomarse un momento para evaluar las inversiones y los objetivos financieros regularmente con el especialista en inversiones. Tus necesidades y objetivos pueden cambiar con el tiempo. Cuando estás cerca de alcanzar tu principal objetivo financiero, como ayudar a que uno de tus hijos ingrese a la universidad, quizás desees ajustar la asignación para reflejar ese cambio.

El hecho de usar la diversificación y la asignación de activos como parte de una estrategia de inversión general no asegura ninguna ganancia ni sirve de garantía frente a pérdidas en un mercado en decadencia. Invertir supone un riesgo de mercado, como la posible pérdida de capital de un préstamo, y no hay garantía de que se logren los objetivos de inversión.
Mujer1-recuadro
Want to work with a financial advisor?
Llama al  1-877-245-0761