Cómo elegir la garantía para auto adecuada

En los últimos años, los autos clásicos se han vuelto más populares, ya sea como inversiones o como una representación de épocas pasadas. Una mirada a los precios controlados a través de expertos en subastas de autos, como Barrett-Jackson o Russo and Steele, muestra que la demanda de los compradores continúa aumentando los precios.

Algunos de los autos clásicos más costosos han alcanzado sin problemas los millones de dólares, como es el caso del Ferrari GTO 1963, que se vendió por un monto récord de $53 millones en 2013. Si bien esas cifras no están al alcance de la mayoría de las personas, no permitas que te intimiden. Es posible comprar un auto clásico sin gastar una fortuna.

Parte del costo de un auto clásico depende de cuán inusual sea. En el caso del GTO, solo se fabricaron 39, lo que lo convierte en uno de los autos antiguos de colección más buscados y costosos de todos los tiempos.

Buscar para encontrar la opción de compra perfecta

Si quieres comprar un auto clásico, tal vez debas pagar mucho menos de $53 millones; no obstante, deberás realizar una búsqueda exhaustiva en el mercado. Entre los factores que inciden en el precio, además de lo inusual del vehículo, se incluyen:

  • Estado/equipo original: en el caso de los autos clásicos, cuantas más características originales tengan, mejor. Eso significa que los asientos, las alfombras, las palancas de cambio, los pedales y otras características deben ser las del fabricante original del auto. Por supuesto que cuanto mejor sea el estado en el que se encuentren estos componentes originales, más costoso puede ser el auto.
  • Millaje del vehículo: al igual que con cualquier auto usado, un millaje bajo es mejor, pero ese no es necesariamente el factor que más incide en el precio de un auto clásico. Un auto con un millaje bajo al que no se le haya cuidado bien, o que no tenga el equipo original, puede no tener un precio tan elevado como uno que tiene un millaje más alto pero reúne los otros dos requisitos.
  • Color del auto: el color afecta el valor de un auto clásico, especialmente en los autos de gran caballaje. La diferencia entre un auto de gran caballaje de color rojo y uno igual pero de color marrón puede ser considerable.
  • Fabricante: ciertas marcas son más costosas, independientemente de la época. Jaguar, Ferrari, Rolls Royce y Porsche se encuentran entre las marcas más costosas. Los autos clásicos fabricados en Estados Unidos que con mayor frecuencia se compran son Pontiac Firebirds, Ford Mustangs y Chevrolet Corvettes.
  • Antigüedad: además de todos los factores anteriormente mencionados, la antigüedad juega un rol importante en el precio del auto. Generalmente, cuanto más antiguo sea el auto, mayor será su precio.

Cómo encontrar un auto clásico al mejor precio

¿Quieres un auto clásico? Piensa que un Mustang clásico 1965 puede encontrarse por aproximadamente $20,000, y muchos otros autos de colección están disponibles en un rango de $20,000 a $30,000.

Busca en las guías actuales para el comprador, muchas de las cuales puedes encontrar en línea, para estar seguro de que tienes las tarifas vigentes. Asegúrate de tener información actualizada y, cuando encuentres uno que parece satisfacer lo que estás buscando, siempre busca a un profesional para que tase el auto. Así como solicitarías a un mecánico que revise un auto usado antes de comprarlo a un vendedor particular, solicitar a un tasador certificado que evalúe tu auto clásico te garantizará la buena inversión de tu dinero.

Calcular todos los costos de un auto clásico

Finalmente, antes de hacer la transacción, calcula todos los costos que implica ser dueño de un auto clásico. ¿Cuánto mantenimiento necesitará?, ¿tienes a alguien que pueda trabajar con tu marca y modelo específicos y tenga el conocimiento sobre ese tipo de auto? ¿Cuál será el costo de registrarlo?, ¿tiene tu estado alguna limitación para el uso de autos registrados como históricos o antiguos?, ¿necesita ser restaurado? y, de necesitarlo, ¿cuánto costará eso?

Asegurar tu auto clásico también será diferente a hacerlo con tu auto estándar, y deberás trabajar con una compañía que gestione seguros de autos clásicos. Una vez que hayas calculado esos costos diferentes y determinado si se ajustan a tu presupuesto, ya estarás listo para convertirte en propietario de un auto clásico.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.