Auto clásico rojo seguido por un auto clásico azul oscuro en una carretera

Los inversionistas expertos con una afinidad por los objetos valiosos e inusuales han hecho de los autos clásicos una parte valiosa de sus carteras. Si bien los coleccionistas pueden obtener grandes ganancias con dichos vehículos, muchos de ellos son aficionados de los autos cuya mayor recompensa es disfrutar de la experiencia de poseer y mantener el vehículo.

Si estás considerando coleccionar como una forma de invertir, es importante comprender qué convierte a un auto en clásico.

Los autos clásicos tienen una antigüedad de al menos 15 a 25 años, pero lo más importante es que tienen una calidad que los torna interesantes como vehículos de colección. Esto puede incluir diseños inusuales y series de producción limitadas. Mientras más inusual sea el auto, más valioso será probablemente. Los autos con más de un siglo de antigüedad pertenecen a la categoría separada de autos antiguos.

Al igual que con cualquier inversión, investiga cuidadosamente lo que te interesa comprar. Sopesa cada oferta de manera independiente y toma una decisión sensata. Eso significa que debes buscar un auto que se ajuste a tu presupuesto, que esté en buenas condiciones y que probablemente tenga un buen valor de reventa.

Más inversionistas que nunca antes están considerando los autos clásicos como una alternativa a las inversiones tradicionales en acciones o bonos. Eso se debe, en gran parte, a que pueden generar ganancias importantes. Entre los años 2004 y 2014, el índice Knight Franklin Luxury Investment observó un aumento del 500% en el valor de los autos clásicos, según U.S. News and World Report.

Por ejemplo, el auto de carreras Mercedes-Benz 1954 se vendió en una subasta pública por un valor récord de $30 millones en julio de 2013. Juan Manuel Fangio, un legendario piloto nacido en Argentina en la década de los cincuenta, condujo el auto de carreras. Parte de su atractivo era que casi no tenía restauraciones y aún tenía marcas de las carreras, una característica que los compradores de hoy codician.

Aunque pocos inversionistas tendrán la suerte de obtener una ganancia récord como esa, no es demasiado tarde para poseer y disfrutar de un auto clásico. El mercado de autos clásicos evoluciona con el tiempo y los autos que tienen precios altos en cierto punto pueden caer, mientras que otros que cuestan menos pueden aumentar de valor. Es importante realizar un seguimiento del mercado para encontrar las mejores oportunidades de inversión.

Invertir en autos clásicos

Gracias a Internet, puede ser relativamente fácil rastrear los autos que te interesan. En Hagerty, socio de Nationwide que ofrece seguros de autos clásicos, puedes encontrar herramientas de tasación y un boletín de autos clásicos. También hay sitios de subastas de autos clásicos, tales como Barrett-Jackson o Russo and Steele, que pueden ayudarte a encontrar tendencias.

El proceso es más que solo un juego de números. Busca un auto que te guste. La debilidad por un modelo y el placer de poseerlo puede suavizar el golpe si el mercado repentinamente devalúa el auto. Poseer un auto clásico, por el que te enorgulleces y sientes una conexión especial, es muy diferente a tener acciones y bonos.

También es importante considerar qué tan inusual es un auto. Antes de invertir en un auto clásico, averigua cuántos autos de esa marca fueron fabricados. Eso te dará una pauta sobre el valor del auto. Si se fabricaron solo 1,000, eso es una buena señal del precio máximo que puedes obtener si lo revendes.

Comenzar es más fácil de lo que piensas

La inversión en autos clásicos no se limita a los inversionistas con muy alto poder adquisitivo. Por ejemplo, puedes comprar un auto en el rango de los $20,000 a $30,000. Ese Mustang 1965 que añorabas cuando estabas en la secundaria puede estar hoy en día dentro de los $20,000. Pero no compres cualquier Mustang de 1965.

Como comprador inteligente, debes asegurarte de que el auto no haya estado involucrado en un accidente. También debes determinar que, si fue restaurado, se haya hecho apropiadamente. Un auto original con sus piezas originales es un hallazgo particularmente bueno.

Errores a evitar

En cualquier compra de auto clásico, puede ser útil contratar a un tasador o consultor certificado para que dé su opinión sobre una posible compra. Aunque esto puede agregar más costos a la compra, estos profesionales pueden diagnosticar problemas y ahorrarte dinero a largo plazo. Contrata a un experto para asegurarte de concretar una buena inversión.

Es importante evitar comprar cualquier auto por impulso o porque conoces a alguien que tiene un auto clásico en venta. Podrías terminar con un auto que no puedes vender y está ocupando espacio en tu garaje, o puede que tengas que pagar más en costos de restauración que lo que podrías recuperar.

El costo de poseer un auto clásico va más allá de una simple inversión en papel. Antes de entregar tu cheque, también debes considerar los costos de mantenimiento, restauración y almacenamiento, además de la necesidad de contratar un seguro de auto clásico, que es diferente a un seguro de auto regular.

Por último, si investigas bien tu auto, puedes obtener una inversión que no solo lucirá bien en papel, sino que también te transportará a los viejos tiempos en la Ruta 66 y más allá.

Productos asegurados por Essentia Insurance Company. La cobertura está sujeta a las disposiciones, exclusiones y endosos de la póliza. Es posible que no todas las coberturas estén disponibles en todos los estados. Todos los nombres, marcas registradas y logotipos de terceros son propiedad de sus respectivos dueños. Nationwide, la “N” y el águila de Nationwide (the Nationwide N and Eagle) y “Nationwide is on your side” son marcas de servicio de Nationwide Mutual Insurance Company. ©2019 Nationwide