Pareja viajando en un auto clásico inscrito

Cuando compras un auto nuevo o uno usado, lo inscribes en la agencia que se encargue de regular los vehículos en tu estado. Dependiendo del estado en el que vivas, esa agencia suele ser el Departamento de Vehículos Automotores, el Departamento de Hacienda o la División de Vehículos Automotores. Entregas en la agencia el título con tu nombre inscrito en él, el comprobante que indica que se aprobó la prueba obligatoria de control de emisiones o la inspección de seguridad, y el comprobante de la póliza de seguro del automotor.

Pero la inscripción de un auto clásico o antiguo no siempre es así de sencilla. Si bien el proceso es muy similar, hay algunos datos que deberías conocer antes de dar el primer paso.

Averigua si tu auto es considerado un auto clásico

Lo primero que debes averiguar es qué características permiten clasificar los autos como “de colección”, “antiguos”, “de época” o “clásicos”. Esto varía según el estado, y las restricciones que se le imponen a cada vehículo difieren según la antigüedad y el uso del vehículo. Antes de inscribir tu vehículo, consulta los lineamientos específicos de tu estado si no lo has hecho con anterioridad a la compra del auto. Si tu auto está inscrito en un estado bajo una categoría especial, como por ejemplo “clásico”, es posible que no califique para esa misma categoría en otro estado.

Los estados tienen permitido elegir el tipo de categorías de inscripción que ofrecen y determinar los requisitos que se deben reunir para entrar en esas categorías. Algunos estados también pueden emitir placas especiales de auto clásico para autos antiguos. Por lo tanto, si bien el Antique Automobile Club of America establece que un auto clásico es aquel que tiene entre 25 y 50 años de antigüedad, el Classic Car Club of America establece que es aquel que se ha fabricado entre 1925 y 1948, y es posible que, en tu estado, la visión sea completamente diferente.

En algunos estados se afirma que un auto debe tener al menos 20 años de antigüedad para ser considerado un clásico, mientras que en otros se exige que al menos tenga 25 años.

Restricciones para conducir un auto clásico

Una vez que hayas establecido que tu auto se considera un clásico, deberás averiguar si rige alguna restricción para el vehículo. En muchos estados no se permite usar como vehículo principal un auto inscrito en las categorías “clásico”, “de colección” o “antiguo”. De manera que si estabas en pensando en viajar todos los días de casa al trabajo y del trabajo a casa en tu Chevrolet Camaro Z28 1978 cuidadosamente restaurado, tal vez no deberías inscribirlo en la categoría “clásico”.

Además, debes tener en cuenta que, si no está inscrito en ninguna categoría especial, como “clásico” o “de colección”, en muchos estados el vehículo deberá satisfacer los requisitos legales de control de emisiones y seguridad, que no todos los autos pueden satisfacer sin pasar primero por algunos ajustes posteriores a su lanzamiento al mercado.

Es muy importante que averigües cuáles son los requisitos y las limitaciones en tu área para los autos clásicos, antiguos y de época. Dicha averiguación incluye consultar si debes tener placa de auto clásico. Y, por supuesto, siempre consulta al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) (o a cualquier otra entidad pertinente) para asegurarte de tener toda la documentación adecuada y exigida para la inscripción.

Los autos clásicos también son muy particulares en el sentido de que suelen necesitar un tipo de seguro exclusivo para ellos. Obtén más información sobre los seguros de autos clásicos.

Productos asegurados por Essentia Insurance Company. La cobertura está sujeta a las disposiciones, exclusiones y endosos de la póliza. Es posible que no todas las coberturas estén disponibles en todos los estados. Todos los nombres, marcas registradas y logotipos de terceros son propiedad de sus respectivos dueños. Nationwide, la “N” y el águila de Nationwide (the Nationwide N and Eagle) y “Nationwide is on your side” son marcas de servicio de Nationwide Mutual Insurance Company. ©2019 Nationwide