Aunque muchas personas creen que los vientos fuertes y los tornados solo afectan la región Medio Oeste, cada estado en el país es vulnerable, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Cada año, miles de eventos de vientos fuertes afectan los EE. UU. y provocan miles de millones de dólares en daños y ponen en peligro la vida de millones de personas.

Consejos de seguridad para vientos fuertes

En un automóvil

  • Mira el clima. Los servicios meteorológicos pueden emitir avisos o advertencias sobre vientos fuertes cuando los vientos dificultan conducir. Se espera que los vientos empeoren en lugares expuestos como caminos despejados, puentes y pasos elevados, o entre colinas.
  • Ten en cuenta los vehículos de alto perfil. Los camiones grandes, camionetas, autobuses y los que transportan carga son vulnerables a perder el control o volcar con vientos fuertes. También pueden crear turbulencia para las motocicletas y otros vehículos pequeños. Los conductores deben prestar más atención al camino y anticipar ráfagas de viento en condiciones ventosas.
  • Mantén la distancia. Mantén una distancia segura de otros vehículos para darte tiempo y espacio a ti y a otros conductores para evitar cualquier obstáculo en el camino. Enciende las luces para ver mejor a través del polvo, la suciedad o la nieve que levanta el viento.
  • Mantén las manos firmes en el volante. Los vientos fuertes dificultan maniobrar y conducir un vehículo, por lo tanto, mantén un agarre firme del volante. Si no te sientes cómodo al conducir, detente en un lugar seguro hasta que el viento amaine.
  • Reduce la velocidad. Conducir más lentamente que el límite de velocidad indicado ayuda a reducir los peligros del viento y a tener un mejor control del vehículo.

En tu hogar

  • Mantén a tu familia y tus mascotas en el interior para prevenir lesiones por objetos arrastrados por el viento.
  • Los vientos fuertes y el granizo pueden romper vidrios, así que mantente alejado de ventanas, tragaluces y puertas.
  • Mantén las cortinas y persianas cerradas para evitar que ingresen vidrios rotos.
  • Si puedes hacerlo de manera segura, protege los elementos en el exterior. Cuando los vientos fuertes azotan, los muebles de patio, el equipo de jardín u otros elementos pueden ser arrastrados por el viento y podrían dañar tu hogar.

Consejos para preparar tu hogar para los vientos fuertes

  • Considera usar postigos para tormentas de cierre permanente si vives en una zona donde sea necesario actuar con rapidez para proteger tus ventanas.
  • Refuerza la puerta de tu garaje. Debido a la tensión extrema que sufre el sistema de contrapeso de la puerta del garaje y el potencial de un impacto de viento adicional, este es un trabajo que debería realizar un profesional.
  • Quita o asegura cualquier objeto suelto en tu propiedad que pueda ser llevado por el viento. Esto incluye cestos de basura, parrillas y muebles de jardín o terraza.
  • Usa las correas y los anclajes utilizados en las viviendas prefabricadas para asegurar las construcciones anexas, especialmente los pequeños cobertizos que no se encuentran sobre de los cimientos permanentes.
  • Quita los árboles grandes cercanos a tu propiedad que podrían desplomarse encima de tu casa. A menos que seas leñador, este es otro trabajo para un contratista capacitado.

La preparación es esencial cuando buscas evitar daños costosos en el hogar provocados por vientos fuertes. Proteger tu casa y tu propiedad contra el viento es una prioridad.

Busca otras formas de proteger a tu familia al hacer más resiliente tu hogar contra las condiciones climáticas extremas al visitar el sitio web del Instituto para la seguridad de negocios y viviendas en disastersafety.org.

Consúltanos

Incluso con la mejor preparación, puedes sufrir daños de eventos inesperados como las tormentas de viento. Para presentar un reclamo de daños por viento, visita Reclamos de seguro por daños por tormenta de viento y huracán – Nationwide. También puedes contactar a un agente hoy mismo para proteger tu hogar con el seguro de vivienda adecuado para tus necesidades.

¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llama al 1-800-421-3535.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.