poste de teléfono derribado

No tiene que ser un tornado o un huracán. Un viento fuerte, huracanado, puede causar mucho daño, además de provocar grandes cantidades de escombros volantes, lo que genera daño real a las personas y daño potencial a la propiedad. Sin una protección contra vientos adecuada, los escombros arrastrados por el viento pueden romper las ventanas sin protección y arrancar las puertas. Además, una vez que el vendaval ingresa a una estructura, el contenido de la casa quedará expuesto a las condiciones climáticas.

Si vives o estás construyendo una casa en una zona donde son frecuentes los vientos dañinos, tenemos algunas sugerencias de protección contra vientos para reforzar tu casa contra los embates de la naturaleza.

Los vientos fuertes necesitan ventanas resistentes

Si estás construyendo una casa, evita los diseños con grandes áreas de vidrio, ventanas con varios paneles y puertas con doble entrada. Y consulta los códigos de construcción locales para conocer los requisitos de protección contra escombros arrastrados por el viento.

Para estructuras existentes, tu primera prioridad es asegurar las ventanas y otras zonas con vidrios. Tus dos mejores opciones: postigos de cierre permanente o provisorio para tormentas.

Postigos de cierre permanente

  • Considera usar postigos para tormentas de cierre permanente si vives en una zona donde sea necesario actuar con rapidez para proteger tus ventanas.
  • Los postigos de cierre permanente, generalmente fabricados en aluminio o acero, ofrecen la protección más resistente.
  • Pueden ser operados en forma manual o con un motor. Si compras postigos con motor, asegúrate de que también funcionen en forma manual si se corta la energía.
  • Busca modelos que cumplan con las normas de impacto y carga de viento de tu zona. Están disponibles en una amplia variedad de tamaños, de modo que puedes usarlos para proteger muchos tipos de aberturas.

Postigos de cierre provisorio

  • Las planchas de madera contrachapada provisorias pueden ser una alternativa económica a los postigos permanentes contra tormentas.
  • Las planchas provisorias se pueden instalar rápidamente si se realizan primero las preparaciones necesarias.
  • También puedes usar planchas de madera contrachapada para proteger puertas corredizas de vidrio y puertas francesas.
  • No esperes a que llegue una advertencia de huracán o vientos fuertes para instalar las planchas provisorias. Hazlo durante la “temporada baja”, de modo que estés preparado para instalarlas en cualquier momento.
  • Al guardar las planchas, usa un sistema de números o letras para saber qué plancha cubre cada ventana. Almacena los tirafondos o tornillos de montaje en un lugar cercano.

Más protección

Otras maneras de proteger tu hogar y los objetos que hay en su interior de los daños por los vientos fuertes:

  • Refuerza la puerta de tu garaje. Debido a la tensión extrema que sufre el sistema de contrapeso de la puerta del garaje y el potencial de un impacto de viento adicional, este es un trabajo que debería realizar un profesional.
  • Quita o asegura cualquier objeto suelto en tu propiedad que pueda ser llevado por el viento. Esto incluye cestos de basura, parrillas y muebles de jardín o terraza.
  • Usa las correas y los anclajes utilizados en las viviendas prefabricadas para asegurar las construcciones anexas, especialmente los pequeños cobertizos que no se encuentran sobre de los cimientos permanentes.
  • Quita los árboles grandes cercanos a tu propiedad que podrían desplomarse encima de tu casa. A menos que seas leñador, este es otro trabajo para un contratista capacitado.

Consúltanos

Incluso con la mejor preparación, puedes sufrir daños de eventos inesperados como las tormentas de viento. Contacta a un agente hoy mismo para proteger tu hogar con el seguro de vivienda adecuado a tus necesidades.

Clipboard-outline
¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llama al 1-800-421-3535.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.