Vender tu casa
Obtén una Cotización de seguro de vivienda

Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Cómo vender tu casa al mejor precio

Cartel de venta en el porche de una casa

Busca un agente inmobiliario de confianza

Encontrar a alguien que pueda explicar los pormenores de los bienes raíces —y estar abierto a su consejo— es, a menudo, el primer paso hacia una venta positiva.

"Estás vendiendo lo que, por lo general, constituye tu mayor activo monetario", dice Rick Smith, propietario de RCS Property Management y presidente electo de Santa Clara County Association of Realtors en el norte de California. "Es tu dinero, tu hogar. Contrata al agente inmobiliario adecuado. Debes prepararte para escuchar, pero no tengas miedo de expresar tus preocupaciones. Y, definitivamente, haz un montón de preguntas".

La confianza es crucial. Encontrar un agente inmobiliario que trabaje para ofrecerte lo mejor es importante en una transacción de esta magnitud. Un agente experto y cuidadoso puede dedicar el tiempo y la energía necesarios para aprovechar al máximo el potencial de tu hogar. También es probable que sea más honesto sobre cualquier asunto que se deba abordar. Desarrollar una relación de trabajo positiva con un agente inmobiliario que tome en serio tus planes de vida, metas financieras y dinámica familiar puede ayudar a aliviar el estrés de vender tu casa.

Sé realista con respecto al precio

Lo que tu agente te diga tal vez no sea lo que quieres escuchar. La mayoría de los propietarios de vivienda cree que el valor de su casa es mayor que el precio al que pueden venderla, y quizás pretendan publicarla a un valor inicial más alto de lo que amerita el mercado actual. Más allá de lo que hayas pagado originalmente por tu casa, tu agente puede ofrecer una evaluación realista de su verdadero valor de mercado y, al mismo tiempo, brindarte información sobre la venta de casas similares en tu área.

Smith aconseja que los propietarios de vivienda tasen sus casas a un valor igual o ligeramente inferior al precio de las casas vendidas recientemente que sean comparables en cuanto a ubicación, tamaño y condición. "Las casas que están sobrevaloradas se vuelven 'rancias'", afirma Smith. "Cuando el precio finalmente cae, a menudo la casa se vende por menos de lo que se habría vendido si hubiera tenido un precio correcto desde el principio".

Al publicar una casa a un precio más realista, es probable que recibas más ofertas. Esto puede darle al vendedor una mayor ventaja en las negociaciones con el comprador, lo que puede derivar en un mayor precio de venta.

Sé honesto en cuanto a la condición de la casa

Otra cuestión importante a considerar es el estado actual de tu propiedad. Todas las casas tienen cosas que deben repararse, como problemas de plomería o techos con goteras. Aunque algunos propietarios pueden sentirse tentados a restar importancia a estas cuestiones al momento de la venta, ocultárselas a compradores potenciales inevitablemente conducirá a consecuencias negativas.

"El estado de la casa juega un papel importante, tanto en el valor de la propiedad como mientras está reservada", dice Smith. "Si un comprador descubre que la casa tiene una cantidad significativa de daño ocasionado por termitas, o si los cimientos necesitan reparaciones superiores a, digamos, $20,000, pueden pasar dos cosas: en el peor de los casos, se cancelará la operación; en el mejor de los casos, se iniciará una renegociación entre el comprador y el vendedor, lo que se traducirá en una pérdida monetaria para el vendedor".

Smith afirma que los propietarios de vivienda deben hacer inspeccionar la casa en busca de problemas, como termitas o moho, antes de salir al mercado. De esta forma, los propietarios pueden hacer reparaciones o actualizaciones por adelantado según sea necesario, y mostrar el informe de inspección y las mejoras realizadas a los compradores antes de que hagan una oferta.

Invierte en renovaciones y actualizaciones

Por último, los propietarios deben hacer que su casa luzca lo mejor posible antes de mostrarla a los compradores. Más allá de una limpieza a fondo, los agentes inmobiliarios a menudo recomiendan realizar mejoras como pintar tanto dentro como fuera, restaurar o cambiar alfombras o pisos, y mejorar el jardín, lo que puede representar un costo bastante elevado.

"Eso significa que, aunque tal vez deban invertir entre $10,000 y $15,000 en su casa antes de ponerla a la venta, el rendimiento que obtendrán al venderla será muy superior al valor que habrían recibido sin realizar las mejoras", dice Smith. "No es poco común que el vendedor recupere el doble o el triple de esa inversión si se hace correctamente".

Si no te interesa gastar tanto dinero en actualizaciones para tu casa, hay formas asequibles de mejorar su fachada

Vender tu casa puede ser estresante por muchas razones, pero tener un agente inmobiliario comprensivo y meticuloso de tu lado puede hacer que el proceso sea positivo y el resultado sea gratificante.

Comparte