Garantías y seguros de vivienda
Obtén una Cotización de seguro de vivienda

Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Seguro de vivienda vs. garantía de vivienda: ¿qué protege qué en tu nuevo hogar?

protección de garantía de vivienda

Cuando compras una casa, quieres asegurarte de que tu inversión esté protegida. Has comprado un seguro de vivienda, por lo que podrías pensar que no es importante una garantía de vivienda. Sin embargo, tanto el seguro de vivienda como una garantía de vivienda son valiosos porque ofrecen diferentes tipos de protección. Para asegurarte de que tu vivienda esté completamente protegida, una buena idea es conocer lo que ofrece cada tipo de cobertura.

¿Qué es una garantía de vivienda?

Una garantía de vivienda es un contrato de servicio que cubre muchos de los electrodomésticos y sistemas adentro de tu casa. Por lo general, estos contratos de garantía duran un año con la opción de renovarlos cada año. Los costos de las garantías de vivienda pueden variar, pero por lo general comienzan desde algunos cientos de dólares al año.

La mayoría de las compañías de garantías de vivienda ofrecen varios niveles de contratos de servicio, y los precios son proporcionales a los niveles de cobertura. Por ejemplo, un plan básico puede tener cobertura limitada y costos de bolsillo más altos si el producto necesita reparación o cambio. Por otro lado, por lo general una póliza más cara tiene costos menores de bolsillo y cubre más elementos en el hogar.

A diferencia del seguro de vivienda, que tiene un deducible que debe pagarse antes de que la compañía de seguros comience a pagar por la pérdida, por lo general los contratos de servicio de garantía de vivienda cubren el costo completo del elemento que estás reparando o cambiando. Es posible que lo único que tengas que pagar sea un cargo por la llamada de servicio.

La compañía de garantía de vivienda trabaja con empresas de reparación como plomeros, electricistas y compañías de HVAC. Cuando un electrodoméstico necesita servicio, puedes programar una visita de servicio a través de la compañía de garantía de vivienda. Le pagarás al proveedor del servicio un cargo por la visita pero no serás responsable por el costo de la reparación o el cambio del electrodoméstico.

Hay ciertos aspectos de una garantía de vivienda que debes tener en cuenta antes de formar un contrato. Si estás esperando que ese viejo refrigerador deje de funcionar para poder reemplazarlo por un modelo nuevo, ten en cuenta que la garantía puede estipular que el reemplazo sea por un modelo equivalente al original. SI en la casa que compraste hay un refrigerador modelo básico, la compañía de garantía de vivienda puede reemplazarlo con un modelo básico actual del mismo fabricante.

Es posible que también te encuentres con que la compañía de la garantía quiera reparar un artículo en vez de cambiarlo, o podrías tener que usar una compañía de reparaciones que consideras que no hacen bien su trabajo.

Antes de firmar un contrato de servicio, asegúrate de leer detenidamente y revisar los términos de la garantía. Averigua con qué proveedores de servicio en tu área trabaja la compañía de garantía de vivienda. Asegúrate de que tengan buena reputación, que tengan licencia y que estén asegurados. Lee la letra chica y busca las exclusiones de cobertura, los cargos adicionales o los pagos máximos por reparación o cambio.

Qué cubre un seguro de vivienda

A diferencia de una garantía de vivienda, un  seguro de vivienda cubre los daños propios de la casa. También puede proteger algunas de tus pertenencias y ofrecer seguro de responsabilidad civil en caso de que alguien resulte herido dentro de tu propiedad. Cubre tanto tanto el interior como el exterior de tu casa.

Por lo general, los prestadores hipotecarios requieren que tengas una póliza de seguro de vivienda . Esto garantiza que tu vivienda esté protegida en caso de incendio, granizo, rayos, tornados, robo y vandalismo. También puedes comprar cobertura adicional en caso de catástrofes naturales como inundaciones y terremotos.

Para recordar: diferencias entre seguro de vivienda y garantía de vivienda

Mientras que ambas pólizas están diseñadas para proteger tu vivienda, cada uno ofrece diferentes tipos de protección. Es por eso que tener ambas es una buena idea. Mientas que una póliza de seguro de vivienda cubre los daños que ocurren en tu casa, no cubre la rotura de equipos ni electrodomésticos. Una garantía de vivienda significa que puedes reparar o cambiar elementos con un costo de bolsillo menor.

Esto puede ser particularmente útil cuando se trata de artículos caros como un calentador de agua, un refrigerador o un sistema HVAC.  Si compras una casa con electrodomésticos más antiguos, una garantía de vivienda puede salvarte de algunos gastos si estos electrodomésticos se rompen. Compara el costo de un contrato de servicio anual con el costo de reposición de los electrodomésticos y sistemas mecánicos. Incluye los años de los artículos existentes y podrás decidir tú mismo si la garantía de vivienda es lo que más le conviene.

Para muchas personas, una garantía de vivienda es útil. Te asegura que podrás reparar o reponer los artículos en tu casa y ofrece un complemento para tu seguro de vivienda. Al estar decidiendo la compra de una garantía, es una buena idea hacer una revisión de seguro de vivienda. Conoce los diferentes tipos de seguro y los niveles de cobertura para asegurarte de que se cubran tus necesidades y de que obtengas tranquilidad.

Comparte