Comprar una casa de vacaciones

¿Debería comprar una casa de vacaciones?

Ahorrar para tomarse unas vacaciones

Una casa donde pasar tus vacaciones es un lujo estupendo. Te permite escaparte de tu ámbito diario. En  algunos casos, te puede dar acceso regular y fácil a climas más cálidos y tus actividades recreativas favoritas.

Quizá quieras pasar parte de tus inviernos en un lugar cercano a las canchas de golf y de tenis de Florida o tener un espacio privilegiado para ir a esquiar en un centro de esquí en las Rocosas. Si vives en el campo podría interesarte tener un loft moderno en la ciudad.

Según una encuesta reciente del grupo de investigación  Statista más de 10 millones de estadounidenses tiene una casa de vacaciones. No es ningún secreto que una casa de vacaciones es un deseo de muchos. Antes de empezar a analizar la posibilidad de una compra semejante, debes hacerte esta pregunta: ¿puedo costear una casa de vacaciones? Estas son 6 cosas que debes tener en cuenta.

Haz tus cálculos
Analiza y  calcula tus finanzas. Un buen comienzo es enumerar todos tus gastos mensuales, incluidos tanto los básicos como los servicios públicos como los gastos no esenciales. Trata de ser lo más preciso posible. Si el valor de alguna de tus facturas mensuales fluctúa, como la factura de la calefacción, suma todas tus facturas de un año y divide el total por 12 para tener un promedio mensual preciso. No olvides incluir tus ahorros e inversiones para la jubilación en tu presupuesto.

Ahora resta tus gastos mensuales a los ingresos de tu hogar. ¿Qué queda? ¿Es suficiente para pagar una segunda hipoteca, una segunda póliza de seguro para propietarios de vivienda y el costo de los servicios? Los pagos de la hipoteca de una casa de vacaciones grande pueden ser altos, pero te darás cuenta que una casa más pequeña está dentro de tu presupuesto si ajustas algunos números.

Otros gastos
Una segunda hipoteca no es el único gasto asociado a una casa de vacaciones. Algunos posibles compradores pueden pasar por alto ciertos costos. Por ejemplo, necesitarás gasolina o boletos de avión para llegar a la casa de vacaciones, y habrá gastos de mantenimiento además de los costos de servicios. ¿Irás con suficiente frecuencia como para ocuparte del mantenimiento o deberás contratar a una persona para que se ocupe? Si la respuesta es la segunda alternativa, implica otro gasto.

Alquilar no siempre es una opción
Si tiene planificado  poner en alquiler tu casa de vacaciones cuando no la usas, debes verificar que esté permitido. Algunas asociaciones de propietarios o de condominios tienen normas que prohiben los inquilinos, y si estás contando con esa renta, podría ser un problema.

Es posible que debas hacer un pago inicial alto
Si quieres comprar una segunda casa, posiblemente necesites un pago inicial más alto del que supones. En la mayoría de los casos necesitarás un pago inicial del 20 %.

Tu calificación de crédito es importante
Si vas a tener dos hipotecas, los bancos esperan que tu calificación de crédito sea sólida. Si tu calificación de crédito es inferior a 700, habla con tu contador o con tu  asesor financiero acerca de lo que puedes hacer para  mejorar tu calificación antes de solicitar un segundo préstamo.

Comparte