prevención de riesgos para pequeñas empresas

En lo que respecta a poner en marcha tu nueva empresa, puede resultar difícil saber dónde comenzar. Sin duda, hay mucho para considerar. Sin embargo, establecer prácticas de prevención de riesgos eficaces definitivamente debería ocupar uno de los primeros lugares en la lista de cosas para hacer. Si bien al principio es posible que no parezca esencial para tus operaciones, este paso es fundamental para garantizar el éxito a largo plazo de tu empresa, independientemente del tamaño, la ubicación o la industria.

Después de todo, ninguna empresa está libre de riesgos. Una amplia variedad de incidentes —incluidos desastres naturales, ataques cibernéticos, averías de equipos, lesiones de empleados y varias demandas— puede generar consecuencias para cualquier establecimiento.1 Si bien un accidente como este solo puede llevar a un contratiempo menor para una organización más establecida, lo único que se necesita es una única pérdida para generar un impacto duradero en tu nueva empresa. De hecho, casi el 20% de las nuevas empresas fracasan dentro de los dos primeros años de abrir sus puertas, según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales.2

Al implementar un enfoque proactivo de la prevención de riesgos, puedes ayudar a minimizar el impacto de eventos adversos en tu empresa, así como a evitar que algunos de estos eventos sucedan por completo. Más allá del alcance del control de pérdidas, adoptar una mentalidad de prevención de riesgos también te motivará a pensar estratégicamente y tomar decisiones más informadas con respecto a la empresa y, al mismo tiempo, mantener el éxito de tu organización a futuro. A continuación, se indica cómo puedes poner en marcha tu programa de prevención de riesgos de tu nueva empresa y mantenerlo durante años.

Cómo comenzar

El primer paso en cualquier programa de prevención de riesgos es evaluar las operaciones de tu empresa y determinar las posibles exposiciones. En otras palabras, deberás observar con mayor detalle todas las actividades relacionadas con la empresa para determinar qué podría fallar y provocar una pérdida. Algunas fuentes de exposición habituales incluyen:

  • Tener una ubicación física de la empresa: en algunas áreas hay más probabilidades de que ocurran desastres naturales (por ejemplo, terremotos, huracanes, inundaciones e incendios forestales) que en otras. Dicho esto, la ubicación de tu empresa puede contribuir a posibles exposiciones de daños a la propiedad. La naturaleza de tus operaciones también podría crear varias exposiciones. Por ejemplo, la cantidad de electricidad que usas o los tipos de materiales que almacenas en el sitio podría provocar graves peligros de incendios.
  • Contratar a empleados: tener personal implica riesgos y responsabilidades adicionales. Como empleador, debes proporcionar un ambiente de trabajo seguro y saludable para tu personal. En el caso de que un empleado sufra una enfermedad o daño relacionado con el empleo durante el trabajo, es posible que quedes sujeto a los costos y daños que resulten en consecuencia. Además de la seguridad y salud en el lugar de trabajo, manejar las relaciones con el personal también puede crear una gran cantidad de desafíos. Acusaciones de discriminación, acoso, despido injustificado u otros problemas relacionados con el empleo pueden llevar a costosas demandas.
  • Invitar a clientes al predio: permitir el ingreso de visitantes a tu propiedad comercial puede exponerte a varios problemas de responsabilidad civil. Por ejemplo, si un cliente se resbala y se lesiona en tu propiedad, es posible que demande a tu empresa por los gastos que surjan relacionados con los daños.6
  • Manejar información confidencial: a medida que la tecnología continúa evolucionando, también lo hacen los métodos de ataques cibernéticos. Y mientras que manejar la información (por ejemplo, los registros personales de los empleados o la información financiera de los clientes) de forma digital o implementar nuevos dispositivos en el lugar de trabajo puede ser esencial para tus operaciones, puede hacer que tu empresa sea más vulnerable para los ciberdelincuentes. Si efectivamente ocurre un ataque, los costos de responsabilidad civil cibernética y los daños a la reputación que acompañen pueden ser significativos.7
  • Utilizar vehículos y equipos en el lugar de trabajo: operar vehículos puede ser útil para transportar y entregar artículos, mientras que muchas formas de equipos pueden ayudar a las empresas a llevar a cabo operaciones de manera más eficiente. Sin embargo, utilizar vehículos implica el riesgo de sufrir un accidente en la carretera, producir posibles lesiones en otras personas o dañar su propiedad.8 Los equipos en el lugar de trabajo también pueden crear graves peligros en la seguridad, ocasionar problemas de interrupción en los negocios debido a averías de equipos y hacer que tu empresa se vuelva un blanco de los delincuentes que buscan robar artículos de alto valor.9

Al identificar las exposiciones de tu empresa y los escenarios de posibles pérdidas, serás capaz de desarrollar medidas de mitigación más personalizadas y adaptar tu programa de prevención de riesgos para satisfacer las necesidades específicas de tu organización.

Consultar a los expertos

No es necesario que establezcas prácticas de prevención de riesgos de tu empresa por tu cuenta. Otro aspecto importante de poner en marcha tu programa de prevención de riesgos es consultar a las organizaciones y asesores de confianza. Esto puede incluir lo siguiente:

  • Tu corredor de seguro comercial: trabajar con un corredor es uno de los pasos más fundamentales al desarrollar un programa exitoso de prevención de riesgos. Un corredor experimentado que se especializa en la industria particular de tu empresa puede ayudarte a identificar tus exposiciones particulares, las mejores prácticas de prevención de riesgos y las necesidades de cobertura.
  • Tu aseguradora: las aseguradoras de seguro comercial a menudo llevan a cabo encuestas sobre riesgos durante la creación de una nueva póliza. A partir de ese momento, la aseguradora analizará las exposiciones de tu empresa y proporcionará recomendaciones especializadas para evitar una pérdida. Es mejor ver a tu aseguradora como un socio en tu programa de prevención de riesgos. Evita adoptar un punto de vista de adversario hacia sus consejos; su objetivo principal es ayudar a evitar que tu empresa sufra pérdidas.
  • El abogado de tu empresa: un abogado comercial puede ayudarte a entender qué leyes locales, estatales y federales corresponden a tus operaciones y a minimizar las exposiciones reglamentarias de tu empresa.
  • Organizaciones de comercio: en todo el país hay una variedad de organizaciones que buscan agrupar a propietarios de empresas de un sector particular y proporcionarles la orientación específica de la industria. Ese tipo de organización puede proporcionarle a tu empresa el conocimiento sobre la industria que es tan necesario y describir las medidas habituales de prevención de riesgos.
  • Propietarios de empresas colegas: por último, interactuar con otros propietarios de empresas te puede permitir aprender de experiencias anteriores y reunir el conocimiento de primera mano sobre cómo mantener operaciones exitosas.

En su conjunto, consultar a estas personas y organizaciones te dará el apoyo y los recursos necesarios para finalizar las medidas de control de pérdidas de la empresa y establecer un programa de prevención de riesgos de primera.

Mantener tu programa

Ten en cuenta que tu programa de prevención de riesgos es un trabajo en progreso constante. A medida que tu empresa cambia y crece, también lo hacen tus exposiciones. Teniendo esto en mente, es fundamental mantenerte atento a identificar posibles riesgos de la empresa, consultar tu programa habitualmente y realizar las actualizaciones necesarias.

Asegúrate de mantenerte en contacto con tus organizaciones y asesores de confianza para obtener más apoyo y orientación a medida que realizas cambios en tu programa de prevención de riesgos. Una relación sólida y continua con estas fuentes te ayudará a mantenerte actualizado con respecto a los riesgos más recientes e implementar las medidas de mitigación adecuadas.

En líneas generales, establecer un programa de prevención de riesgos es una buena inversión de tu tiempo. Además, esforzarte por mantener tu programa te asegurará su eficacia a largo plazo y, a la vez, el éxito duradero de tu empresa. Para obtener más información sobre cómo puedes evaluar los riesgos para tu nueva empresa, asegúrate de visitar el Centro de soluciones comerciales de Nationwide.

BuildingAndShield-outline
Obtén más información sobre el seguro de negocios de Nationwide
Hablar con un especialista  

[1] https://www.iii.org/publications/insuring-your-business-small-business-owners-guide-to-insurance/risk-management/risk-management-basics
[2] https://www.bls.gov/bdm/entrepreneurship/entrepreneurship.htm
[3] https://www.iii.org/fact-statistic/facts-statistics-us-catastrophes
[4] https://www.iii.org/publications/insuring-your-business-small-business-owners-guide-to-insurance/risk-management/reducing-the-risk-of-work-related-injuries
[5] https://www.nationwide.com/business/insurance/employment-practices-liability/
[6] https://www.iii.org/publications/insuring-your-business-small-business-owners-guide-to-insurance/risk-management/controlling-liability-risks
[7] https://content.naic.org/cipr_topics/topic_cybersecurity.htm
[8] https://www.iii.org/publications/insuring-your-business-small-business-owners-guide-to-insurance/risk-management/reducing-motor-vehicle-risks
[9] https://www.iii.org/publications/insuring-your-business-small-business-owners-guide-to-insurance/risk-management/reducing-vulnerability-to-theft

La información incluida tiene solo fines informativos. No constituye asesoramiento legal, fiscal, financiero ni de ningún otro tipo, ni pretende sustituir dicho asesoramiento. La información podría no aplicarse a tu situación particular. Hemos intentado procurar que la información sea precisa, pero podría estar desactualizada o tener algunas imprecisiones en ciertas partes. Es responsabilidad del lector cumplir con las normas locales, estatales o federales aplicables. Nationwide Mutual Insurance Company, sus afiliadas y sus empleados no ofrecen ningún tipo de garantía acerca de la información o los resultados, ni asumen ningún tipo de responsabilidad en relación con la información publicada.