empleados de una tienda detrás de un mostrador

Como propietario de una empresa, hay pocas cosas que pueden ser más perjudiciales que tener una baja tasa de retención de empleados o un recambio alto. Si bien no puedes esperar que todos tus empleados permanezcan en tu empresa durante toda su carrera profesional, si sientes que tu empresa es como una puerta giratoria por donde entran constantemente nuevos empleados y se marchan empleados, esto puede ser un signo de que tienes un problema de fondo.

Se estima que reemplazar a un empleado, puede costarle a una compañía aproximadamente seis a nueve meses del salario anual de dicho empleado. Esta pérdida incluye el costo del proceso de contratación, los costos de incorporación y la productividad perdida, ya que otros empleados deben llenar los vacíos existentes en el flujo de trabajo y las responsabilidades. Si tienes varios empleados que se marchan de la compañía en un momento determinado, esos costos pueden acumularse rápidamente.

Poder mantener a los buenos empleados no solo es fundamental para obtener ganancias, sino también para hacer crecer y fortalecer tu empresa. Debes poner en práctica estas estrategias de retención de empleados para mantener un ambiente de trabajo donde las personas quieran permanecer:

Contrata a los candidatos apropiados

El primer paso para conservar a los empleados es encontrar candidatos que sean apropiados para el trabajo. Ya sea que estés reemplazando a un empleado o contratando a un empleado para un nuevo puesto, querrás identificar las cualidades esenciales para alguien en este puesto y buscar talento que se ajuste a la descripción. Cuando entrevistes a los candidatos, haz preguntas que te permitan conocer no solo sus habilidades y experiencia, sino también sus personalidades. ¿Se ajustarán a la cultura de la compañía? También querrás darles una descripción justa y realista de lo que implica el trabajo. No querrás que alguien acepte un puesto y el primer día se dé cuenta de que no es el trabajo para el que se anotó.

También es importante examinar el currículum del candidato y buscar algún indicio de cambios frecuentes de empleo. ¿Tiene antecedentes de permanecer en sus empleos por cortos períodos de tiempo, o tiende a ocupar puestos durante un par de años? Si bien un currículum no puede contar una historia completa, puede darte una idea del tiempo que puedes esperar que una persona permanezca en tu empresa.

Integra con eficacia a los nuevos empleados

Una vez que hayas encontrado al empleado adecuado, es importante que lo integres de manera apropiada para asegurar que esté preparado para lograr el éxito en su trabajo. Programa una orientación para brindarle una introducción a la compañía, información general del organigrama, las políticas de la compañía, información general de su departamento e información general del plan de beneficios. En este momento es cuando también deberían completar documentos importantes y recibir elementos, como tarjetas de identificación y computadoras.

Define objetivos claros con tu nuevo empleado en relación con lo que puede querer alcanzar en el primer mes, a los seis meses y al año de la fecha de inicio del trabajo. Asegúrate de controlar estos objetivos con frecuencia, y también en forma general para tener una idea de cómo se siente el empleado y si tiene alguna pregunta.

También asegúrate de realizar un recorrido por la empresa con el empleado, presentarle a sus compañeros de trabajo y hacerlo sentir cómodo desde el comienzo. Incluso puedes asignarle un compañero que lo tenga bajo su ala y lo guie durante los primeros tiempos.

Sé un líder fuerte

La mayoría de los empleados no se marcha de una empresa porque odia su trabajo; la mayoría lo hace porque tiene problemas con los directivos. En una encuesta de 2017 se determinó que el 75% de los trabajadores que dejaron un puesto en forma voluntaria lo hicieron debido a una mala administración y no a la compañía en su conjunto. Es así de sencillo: si quieres conservar a tu personal, debes asegurarte de tener empleados dignos de confianza en puestos de liderazgo.

Esto incluye tener gerentes y directores que deseen que las personas crezcan y logren el éxito. Esto es asegurarse de que los gerentes están dispuestos a escuchar, comunicar con claridad y brindar comentarios útiles. Asegúrate también de alentar a los empleados cuando hagan un gran trabajo, y reconocer los logros y el cumplimiento de objetivos. La mayoría de los empleados querrán tener un buen desempeño si tienen gerentes que los ayudan a construir confianza y crear una experiencia de aprendizaje positiva.

Ofrece salarios y beneficios competitivos

El salario y los beneficios ciertamente son un factor determinante para las personas cuando eligen un puesto de trabajo; de manera que deberás asegurarte de que tu compañía ofrezca una compensación competitiva para tu personal. Esto incluye ofrecer un salario que se ajuste al puesto de trabajo para tu área específica, seguro de salud, seguro de vida, vacaciones pagas, licencia familiar y planes de jubilación con un aporte igualitario de la compañía.

Si un empleado pide un aumento de sueldo cuando ha estado haciendo un excelente trabajo y hay margen dentro del presupuesto, recompensarlo por su trabajo también puede ser una gran motivación para que las personas permanezcan en la empresa.

Asigna importancia al equilibrio entre el trabajo y la vida personal, y a la flexibilidad

En una encuesta de Statista, el 72% de las personas dijeron que cuando eligen un empleo, el equilibrio saludable entre el trabajo y la vida laboral es uno de los factores más importantes para aceptar el empleo. Si bien no es poco común que algún empleado ocasional entregue un proyecto a altas horas de la noche, no debes esperar que tus empleados trabajen excesivas horas extras para terminar su trabajo. Si este es el caso, es una señal de advertencia importante de que hay algo que no está funcionando bien.

Se debe alentar a los empleados a tomar vacaciones, disfrutar el tiempo libre con amigos y familiares, y no tener que preocuparse por tener que estar en línea cuando no están en el trabajo. Esto no solo asegura una cultura de trabajo saludable, sino también cuando los empleados regresan de su descanso están renovados y listos para trabajar con una mente clara y abierta.

También es importante ser consciente de que todos viven situaciones diferentes y pueden necesitar flexibilidad, especialmente mientras el mundo continúa adaptándose a los nuevos cambios generados por la pandemia mundial de COVID-19. Si un empleado debe cambiar las horas de trabajo para atender necesidades familiares o personales, ser flexible para permitir este cambio puede ser un alivio importante de tensión.

Ofrece beneficios adicionales de la compañía

¿Tu compañía puede ofrecer algunos beneficios adicionales? No se trata necesariamente de cosas que tus empleados pueden necesitar, pero ciertamente son un punto a favor si puedes ofrecerlos y hacerles saber a tus empleados que los valoras y quieres que permanezcan en la empresa. Algunas ideas posibles:

  • Programas de ayuda para desplazarse al trabajo
  • Subsidio de membresías de gimnasios
  • Oferta de comidas, refrigerios o bebidas gratis en el trabajo
  • Programas de reconocimiento del empleado
  • Guardería
  • Política “Viernes de verano”
  • Programa de préstamos para estudiantes
  • Descuentos para empleados
  • Programas de diversidad

Tan importante como tener beneficios en la compañía es asegurarse de que tus empleados sepan qué es lo que ofreces. Asegúrate de que los empleados estén al tanto de estos beneficios, preferentemente durante la orientación inicial.

Brinda oportunidades de crecimiento profesional

Enfatiza que a medida que tu empresa crece, quieres que tus empleados crezcan con ella. Al ofrecer oportunidades de desarrollo a tus empleados, les brindas los recursos que necesitan para cumplir sus objetivos y avanzar en sus carreras profesionales. Asegúrate de realizar revisiones de desempeño anuales para que tus empleados puedan hacerse una idea de dónde están y qué medidas necesitan tomar para avanzar. Los programas de orientación y los seminarios de capacitación pueden ser maneras útiles de comprometer a los empleados de todos los niveles con el aprendizaje activo.

La retención de empleados es esencial para mantener un entorno laboral saludable y hacer crecer tu empresa. Cuando les comunicas a tus empleados que los valoras más allá del trabajo que realizan, será más probable que permanezcan por más tiempo. Para obtener más consejos y recursos útiles para empresas, asegúrate de consultar el Centro de soluciones comerciales de Nationwide.