Seguridad en el lugar de trabajo

Cómo mantener tu lugar de trabajo seguro y protegido

Seguridad en el lugar de trabajo

Cuando los asociados de Servicios de Control de Pérdidas de Nationwide evalúan una empresa, la manera más fácil de saber si está preparada para una emergencia es simple: solo hay que preguntar. Una empresa que está preparada tendrá una respuesta. Tendrá un plan y evidencia documentada de que se esfuerza e investiga para proteger su negocio cuando ocurra lo inesperado.

Grant Hilton, AU, ARM, CFPS, Consultor de Servicios de Control de Pérdidas de Nationwide, dice que la mayoría de las empresas tienen uno de tres criterios de seguridad. Algunos pueden ser indiferentes y no entender la influencia que puede tener la seguridad sobre su empresa. Otros pueden estar al tanto de requisitos como las pautas de la OSHA o estándares específicos de la industria, pero solo hacer lo mínimo necesario para seguir las reglas. Pero algunos propietarios de empresas aprecian el verdadero valor de la seguridad. No solo siguen las reglas, sino también crean una cultura de la seguridad dentro de su empresa para asegurarse de que todo su personal conozca la importancia de sus acciones.

Sin embargo, no todas las empresas están preparadas. Según la experiencia de Hilton, el mayor obstáculo es la idea errónea de que se requiere mucho dinero y tiempo para elaborar un plan de emergencia. Pero con la cantidad de recursos que hay disponibles, no tiene por qué ser una tarea abrumadora. Desde sitios web del gobierno, como la FEMA, hasta organizaciones sin fines de lucro, como el Insurance Institute for Business & Home Safety (IBHS), los materiales gratuitos están al alcance de tus manos. Incluso el equipo de Servicios de Control de Pérdidas de Nationwide puede ofrecer asesoramiento para elaborar un plan.

Una manera de comenzar es crear una lista de los peligros a los que está expuesta tu empresa. Comienza con catástrofes naturales, como tormentas eléctricas o huracanes. Piensa en situaciones en las que puedan producirse daños intencionales, como robos o incendios premeditados. Luego, considera hechos accidentales como derrames de químicos o lesiones de empleados. Cuando comienzas a hacer una lista de peligros, puedes examinar cada uno para identificar los mejores procedimientos en caso de que ocurra algo.

Cultura de la seguridad en la oficina

Siempre se necesita un plan para emergencias catastróficas, pero también es importante estar preparado para los obstáculos de todos los días. Esto puede incluir lesiones como caídas o golpes provenientes de objetos, los cuales generalmente están entre las diez lesiones más comunes en el lugar de trabajo. Incluso si un manual permite guiar al personal para adoptar mejores prácticas, crea una cultura de la seguridad que ayuda a evitar que pasen estas cosas.

Este tipo de conducta se establece mejor cuando se genera desde el nivel gerencial y el propietario. Dar el ejemplo hace que los empleados sigan el mismo camino. Toda tu organización deberá poner la seguridad en primer lugar y saber que cada una de las personas tiene un rol importante.

"No alcanza con hacer planes, tienes que practicar", afirma Hilton. Para cada empresa, existen distintos peligros y distintas maneras de prepararse. Una vez que se elabore un plan, practica actividades como simulacros de cierre total, simulacros de retiro de productos y capacitaciones de rutina para mantener al personal informado y comprometido. Practicar cómo responder te ayudará a decidir si el plan es eficaz e identificar dónde puede necesitarse hacer cambios.

Comunicación y listas de control

"Todos necesitan tener un rol", agrega Hilton. Cuando elabores tu plan de seguridad en el lugar de trabajo, es importante que cada empleado sepa cómo responder a las emergencias. Asignar responsabilidades no solo mantiene a todos comprometidos, también garantiza que las tareas en cuestión no recaigan en una sola persona.

Alienta a tu personal a dar su opinión y dale un espacio para que lo haga. Ofrece debates abiertos, cajas de sugerencias y oportunidades para hacer comentarios. Al demostrar que valoras su opinión, es más probable que hablen cuando ven que se necesita un cambio. Esto también ayuda a mejorar las prácticas laborales en cada rincón de tu empresa. Si el almacenamiento está poco abastecido, un empleado que normalmente se ocupa de él puede proponer nuevas maneras de evitar lesiones.

Conoce los recursos para pequeñas empresas de Nationwide para obtener más información sobre cómo puedes garantizar un lugar de trabajo saludable y seguro.

Comparte