Recupera la tranquilidad después de una robo en tu casa

Descubrir un robo o intrusión en tu casa es una situación estresante. Entendemos cómo te sientes, y estamos aquí para ayudarte.

Si bien cada reclamo puede ser diferente, nuestro proceso de reclamos de seguros de propiedades está diseñado para ayudarte a resolver tu reclamo rápidamente y a volver a tu ritmo de vida normal.

Si descubres que ha ocurrido un robo o una intrusión

En primer lugar, asegúrate de que sea seguro ingresar a tu casa. Si sospechas que hay alguien dentro, llama al 9-1-1 de inmediato. De lo contrario:
  • Si aún no lo has hecho, llama a la policía y haz una denuncia
  • Toma fotos o graba videos de los daños estructurales o a la propiedad personal
  • Llámanos al 1-800-421-3535 o presenta un reclamo en línea. Ten a mano tu número de póliza, así como tu número de teléfono y/o dirección de correo electrónico
  • Realiza toda reparación de emergencia necesaria que pueda ayudar a proteger tu hogar de daños adicionales, como asegurar  ventanas rotas o puerta dañadas. Asegúrate de guardar todos los recibos
  • Si necesitas un contratista, puedes buscar uno propio o elegir uno de nuestra red On Your Side Property Repair Network®
  • Si no eres el propietario de tu vivienda, comunícate con él
  • Si tienes propiedades dañadas en tu casa, no las deseches. Tu asistente de reclamos tal vez necesite inspeccionar los daños para resolver tu reclamo

Investigación de tu reclamo por robo

Después de presentar un reclamo, tu asistente de reclamos de Nationwide revisará tu póliza contigo y te guiará en el proceso de reclamo. El reclamo se puede manejar por teléfono o un asistente de reclamos puede visitar tu casa para evaluar los daños.
Probablemente te solicite la siguiente información:
  • Información de contacto personal: nombre, número de teléfono, dirección
  • Fecha y detalles del robo
  • Lista de artículos robados o dañados
  • Número del informe de la policía 
Proporcionar una lista de los artículos robados o dañados puede acelerar el proceso de reclamos. El inventario debería incluir:
  • Lugar y fecha de compra del artículo
  • El costo del artículo
  • La marca y el modelo del artículo
  • Una copia del recibo de compra original, si aún lo conservas
  • Si es posible, fotos o videos de los artículos robados o dañados

Resolver y cerrar tu reclamo

Cualquier pago que recibas se basará en la cobertura que compraste y en la gravedad del daño, menos los deducibles de la póliza correspondientes.

Prepárate para lo inesperado

Habla con tu agente de Nationwide para asegurarte de tener suficiente protección de seguro de vivienda.

Protégete aún más con estos consejos que pueden facilitarte la vida si alguna vez tienes que presentar un reclamo de seguro por artículos robados:
  • Guarda los recibos y documenta tus compras
  • Haz un inventario por escrito o en video de tus pertenencias, en especial de los artículos de mayor valor como: joyas, obras de arte, laptops, computadoras, televisores, sistemas de juego y equipos deportivos
  • Guarda tu inventario y documentos de tus pertenencias en una caja fuerte, repositorio seguro en línea o caja de seguridad a prueba de incendios
Portapapeles-recuadro
¿Necesitas presentar un reclamo comercial?
Visita nuestro centro de reclamos comerciales o llámanos al 1-800-421-3535.

Cada reclamo se aborda en función de sus hechos y circunstancias particulares y conforme a lo establecido en la póliza, incluidas las exclusiones, condiciones y limitaciones aplicables, además de la ley vigente.

La información que contiene esta página se ofrece con la intención de brindar información acerca de nuestro proceso de reclamos de propiedad. El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas solo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.