Cómo vivir por tu cuenta

Vivir solo por primera vez puede ser un momento emocionante en tu vida. Ya sea que se mude a su propio departamento (con o sin compañeros de cuarto) o se instale en un dormitorio de la universidad, este podría ser su primer gusto real de la edad adulta.

Con una nueva libertad vienen nuevas responsabilidades. Desde las tareas cotidianas hasta los asuntos financieros que sustentan nuestras vidas, puede haber mucho que aprender. Aquí hay algunos consejos útiles para vivir solo.

1. Construye un presupuesto sólido

Si está buscando orientación para vivir de manera independiente, el principio más importante es gastar su dinero sabiamente. Comience por creando un presupuesto para ayudarlo a mantenerse en el camino económico, un hábito que puede servirle bien durante toda la vida. Sume sus gastos fijos regulares, como alquiler, servicios públicos y seguro de automóvil, y reste el total de sus ingresos mensuales.

El dinero que le queda es para gastos que son más flexibles, como alimentos, ropa y transporte. Puede tomar algo de prueba y error al principio, pero después de algunos viajes de compras aprenderá lo que puede pagar y cuánto quiere gastar en cada categoría.

Al mantenerse dentro del presupuesto y ahorrar algo de dinero cada mes, tendrá fondos adicionales para ocasiones especiales, como boletos de viaje o conciertos. También hay varias herramientas en línea que puede aprovechar que lo ayudan a realizar un seguimiento de sus gastos, como una calculadora de presupuesto mensual.

2. Pague las facturas puntualmente

Otra lección importante es mantenerse al tanto de sus obligaciones financieras. Pagar las facturas a tiempo, incluidas las tarjetas de alquiler y de crédito, le ahorrará el pago de costosos cargos por pagos atrasados y ayudará a construir una buena calificación crediticia. Un buen crédito puede ayudarlo a obtener un préstamo en términos más favorables si decide comprar un automóvil o una casa o abrir una pequeña empresa .

Cree un sistema para pagar facturas que funcione mejor para usted, como con un calendario en papel o en línea. Al mantener un saldo corriente de su cuenta corriente después de cada pago, obtendrá una visión más precisa de cuánto dinero hay en su cuenta, así como una idea de sus gastos. También puede configurar recordatorios de facturas en línea por mensaje de texto o correo electrónico que le avisen cuando se acerca la fecha límite de pago.

3. Ahorre cada mes

Intente ahorrar algo de dinero cada mes, sin importar cuán pequeña sea la suma. Tener el hábito de ahorrar creará una base para la estabilidad financiera. Es importante construir un fondo para días lluviosos que idealmente cubra hasta seis meses de gastos de subsistencia. Deposite dinero en una cuenta de ahorros cada mes, o envíe un porcentaje automáticamente de su cheque de pago a ahorros.

4. Póngase cómodo estando solo

Encuentre algo para llenar el tiempo tranquilo, porque existe la posibilidad de que tenga mucho. Este es un buen momento para trabajar en hábitos saludables y fomentar sus intereses. Las actividades en las que pone su esfuerzo ahora tienen el potencial de convertirse en pasatiempos de por vida.

Si tiene un buen presupuesto, puede hacer inversiones en sus pasatiempos que lo dejarán agradecido en los próximos años.

5. Acepte la responsabilidad y ayude

Cuando estás solo, tienes que confiar en ti mismo, pero eso no significa que estés completamente solo. Establezca redes de seguridad para usted, como conocer a sus vecinos. Un vecino observador es un gran activo para salvaguardar su bienestar.

Así es el seguro adecuado. Si no puede permitirse reemplazar todo lo que posee, comparta la carga con nosotros. Un agente Nationwide estará encantado de ayudarlo a encontrar la mejor cobertura para usted. O use esa independencia recién descubierta y investigue usted mismo.