Algo de cambio sobre una mesa

Para muchos trabajadores, encontrar maneras de ahorrar dinero destinado a su futura jubilación parece una tarea imposible. La sabiduría convencional dice que, por ahora, tendrá que trabajar más tiempo que las generaciones anteriores para financiar sus años dorados. 

De todas maneras, aún puedes ahorrar mucho más dinero del que has estado ahorrando hasta ahora. Hemos descubierto maneras de ahorrar dinero y agrandar tu cuenta de ahorros.

1. Luego de recibir un aumento, sigue viviendo acorde a tu antiguo salario

Seriamente. Muchas personas pueden obtener un gran retorno de una inversión en capital humano. Toma un curso gratuito en Coursera.org y podrías usar tus conocimientos adquiridos para un potencial ascenso de categoría y aumento de salario. Incluso un aumento del 5% para el ingreso medio de los Estados Unidos de $ 53,889 sería un adicional de $ 2,694.45 al año.

2. Maximiza tu contribución a la cuenta 401(k)

Muchos empleadores igualan las contribuciones 401 (k) hasta el 3% de su salario. 

3. Llévate el almuerzo preparado varios días a la semana

Llevar el almuerzo listo desde tu casa puede ser más económico que comer afuera. Prepararte emparedados, ensaladas y demás refrigerios con ingredientes de buena calidad también puede ser una opción más saludable.

4. Cancela las deudas de tus tarjetas de crédito

Muchos estadounidenses arrastran miles de dólares en deudas de tarjeta de crédito. Reduce esta deuda y disminuirás el pago de intereses.

5. Bebe agua del grifo filtrada

Calcula cuánto gastas en agua embotellada y analiza cuán redituable sería destinar ese dinero a tu cuenta de ahorros.

6. Elabora tu propia pizza

Usa masa para pizza pre-elaborada, salsa envasada y queso rallado para hacer tu pizza, lo cual será más económico que pedir una pizza a domicilio.

7. Recurre a la biblioteca

Las bibliotecas siguen siendo joyas invaluables para encontrar fabulosos libros y otros recursos. Muchas municipalidades han creado redes de sucursales, de manera que si tu sucursal local no tiene lo que necesitas, puede solicitarlo a otra sucursal. 

8. Espera otro año para cambiar tu auto

Esperar otro año o tal vez un poco más antes de cambiar el vehículo que tienes te ayudará a retrasar el gasto que implica adquirir un auto nuevo. Si te encargas de hacerle el mantenimiento adecuado a tu vehículo, también te resultará más económico conservarlo que venderlo lo antes posible.

9. Busca eventos comunitarios gratuitos

La mayoría de las comunidades ofrecen una buena cantidad de conciertos, películas y festivales sin cargo.

10. Compra en tiendas económicas

Las tiendas de descuento y las tiendas benéficas de segunda mano pueden ayudarte a ahorrar una buena cantidad de dinero al momento de comprar productos de calidad, tales como ropa, calzado y accesorios para tu guardarropa.

11. Compra sabiamente en las tiendas de comestibles

Usar cupones, averiguar sobre ofertas y comprar artículos de la marca de la tienda son recursos que, a la larga, pueden redundar en ahorros.

12. Empieza a gastar menos en obsequios

Reduce los gastos que conlleva la compra de obsequios para las festividades a través de ideas como intercambio recíproco de obsequios, el juego de intercambio de regalos del “Elefante blanco” o la implementación de una política que solo garantice regalos para los niños.

13. Deja de pagar tu membresía del gimnasio

Si no encuentras el tiempo para ir al gimnasio regularmente, deja de pagar tu membresía. Como alternativa, considera la posibilidad de salir a caminar o trotar por algún parque público. Muchos parques también tienen equipo para ejercicios. Además, podrías contemplar la posibilidad de comprar equipos de segunda mano, y por ende más económicos, para tenerlos en tu casa.

14. Vacaciona en tu casa

Sal del trabajo, busca un buen libro en la biblioteca y siéntate en el porche trasero de tu casa con un vaso de té helado. ¿Felicidad? ¿Si? Ahorraría el dinero que no gastó en viajes y hoteles.

15. Guarda el cambio

Coloca el cambio que reúnas en un frasco, ¡y empieza a ahorrarlo! Muchas tiendas de comestibles tienen máquinas contadoras de monedas y no cobran cargo por el servicio si el dinero se destina a una tarjeta de regalo. Luego, usa ese dinero para comprar los alimentos.

16. Comunícate con tus proveedores de televisión por cable, Internet y servicio telefónico

Pregunta amablemente sobre promociones vigentes. Cancela los servicios que no usas y ahorrarás aún más.

17. Compra tarjetas de regalo con descuento de los servicios por los que habitualmente pagas

Los restaurantes y las tiendas en línea suelen ofrecer promociones con tarjetas de regalo. Por ejemplo, puede ocurrir que tu restaurante o cadena de tiendas local ofrezca una bonificación para quienes compran una tarjeta por cierto monto.

Poner en prácticas estos consejos para ahorrar dinero es una buena manera de empezar a mejorar tu situación financiera. Para obtener ayuda para elaborar un plan de jubilación completo, consulte a un asesor financiero para ayudarlo a prepararse para el futuro.