Qué es el seguro de inquilinos o arrendatarios

Muchos inquilinos tienen la impresión de que la póliza de seguro de su arrendador cubrirá sus pertenencias, pero lamentablemente esto no suele ser así. La póliza de tu arrendador cubre el edificio en sí mismo, pero quizás no incluya tus pertenencias personales y no cubra los daños sufridos dentro de la estructura. Allí es donde interviene el seguro de inquilinos o arrendatarios.

El seguro de inquilinos protege tu propiedad personal en un apartamento, condominio o casa que alquiles ante circunstancias inesperadas como robo, incendio o daños por atasco y derramamiento del drenaje, y te pagará por las posesiones perdidas o dañadas. También puede eximirte de responsabilidad civil si alguien sufre lesiones en tu propiedad.

El seguro de inquilinos tiene un alcance similar al seguro de vivienda, a excepción de que no brinda cobertura para la vivienda en sí ni otras estructuras.

¿Cómo funciona el seguro de inquilinos o arrendatarios?

Si sufres una pérdida cubierta en tu lugar alquilado, el seguro de inquilinos puede ayudarte a cubrir los costos asociados. El monto cubierto dependerá del tipo de pérdida que haya ocurrido y el monto de cobertura que tengas.

Hay dos tipos de opciones de cobertura conforme a una póliza regular de arrendatarios: La cobertura de Valor Real en Efectivo y la cobertura de Costo de Reposición. Esta es la diferencia entre ambas:

  • La cobertura de Valor Real en Efectivo te reembolsará el valor de los artículos al momento de los daños o la pérdida.
  • La cobertura de Costo de Reposición cubre el costo que implica reponer los artículos perdidos o dañados.

¿Qué cubre el seguro de inquilinos?

Una póliza de seguro de inquilinos o arrendatarios te ofrece cobertura por la pérdida o destrucción de tus pertenencias personales en caso de un peligro cubierto, como por ejemplo:

  • Incendio
  • Lightning
  • Vendavales
  • Granizo
  • Un sistema de plomería congelado
  • Robo
  • Vandalismo
  • El impacto de un vehículo

El seguro de inquilinos o arrendatarios también puede cubrirte, si:

  • Te ves obligado a mudarte temporalmente de tu casa: si tu casa se vuelve inhabitable debido a daños causados por un incidente cubierto, como un incendio o vandalismo, el seguro de inquilinos o arrendatarios puede ayudarte a cubrir el costo del alojamiento alternativo mientras tu casa está siendo reparada o reconstruida.
  • Una persona se lesiona en tu propiedad y requiere atención médica: la cobertura de responsabilidad personal está diseñada para protegerte tanto a ti como a quienes visitan tu casa, en caso de que ocurra un accidente. Este tipo de cobertura te ayudará a pagar los gastos médicos y honorarios legales en los que podrías terminar incurriendo.
  • Los artículos que guardas dentro de tu auto se dañan o pierden: según la póliza de tu seguro de inquilinos o arrendatarios, quizás tengas cobertura para las pertenencias que guardas dentro del auto. Ten en cuenta que esta cobertura no incluye los equipos ni sistemas instalados en el auto.

Obtén más información sobre qué cubre el seguro de inquilinos o arrendatarios.

¿Qué no cubre el seguro de inquilinos o arrendatarios?

Ahora que tienes una idea básica sobre lo que cubre el seguro de inquilinos o arrendatarios, es importante que sepas qué no cubre una póliza de seguro de inquilinos o arrendatarios para que estés preparado:

  • Objetos de valor. Los objetos de valor y de colección de alto costo, como las joyas, quizás no estén cubiertos con una póliza básica de arrendatarios y es posible que se necesite cobertura adicional.
  • Negocios que realices desde tu casa. Operar una pequeña empresa desde tu hogar no significa que tendrás la cobertura de tu seguro de inquilinos o arrendatarios. Por ejemplo, si roban de tu apartamento la laptop de tu negocio, es posible que se considere como propiedad comercial y, por lo tanto, no esté totalmente cubierta por tu seguro de inquilinos o arrendatarios. Consulta a tu proveedor para ver si tu póliza cubre los negocios en casa o si necesitas obtener cobertura adicional.
  • Vehículos motorizados. Tu seguro de inquilinos o arrendatarios no cubre el uso ni la propiedad de un vehículo motorizado aunque esté estacionado en tu propiedad (esto también se aplica a aeronaves y embarcaciones específicas). Sin embargo, las pertenencias personales guardadas dentro del vehículo suelen estar cubiertas.

Obtén más información sobre los beneficios del seguro para inquilinos y obtén una cotización en línea hoy. Además, recuerda asegurarte siempre de leer toda tu póliza para que sepas qué tiene cobertura y qué no.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.