5 consejos esenciales de seguridad para la residencia universitaria

Asistir a la universidad es una experiencia emocionante, no solo para el estudiante, sino para toda la familia. Marca el inicio de una etapa de independencia personal y una dinámica cambiante en la relación padre-hijo. También puede ver con orgullo cómo su joven adulto asume más responsabilidad y perfecciona las habilidades para la vida prácticas que tendrán beneficios para toda la vida.

El hecho de que ya no vea a su hijo todos los días no significa que no seguirá preocupado por su seguridad y la seguridad de sus pertenencias. Lamentablemente, los accidentes, robos y otros eventos no deseados en dormitorios universitarios forman parte de la vida universitaria. Además de enseñarle a tu hijo cómo administrar su presupuesto, darle los consejos esenciales de seguridad que aparecen a continuación es otra manera de ayudarle a evitar incidentes graves y tener una experiencia universitaria placentera. También ayudará a reducir tus preocupaciones. 

1. Seguridad contra incendios en la universidad

Cuando lleves a tu hijo al comienzo del año escolar, verifica la ubicación y, si es posible, el estado de los detectores de humo. Una vela encendida olvidada o un accidente en el cableado puede provocar un incendio Recuérdale a tu hijo que verifique que las alarmas contra incendio funcionen y que se ponga en contacto con el directivo correspondiente si no lo hacen. 

Los dormitorios universitarios y las áreas comunes suelen contar con planes de evacuación en caso de un incendio. Muestran las salidas más rápidas desde varios puntos del edificio en caso de un incendio u otra emergencia. Consulta estos planes con tu hijo. También puede realizar un recorrido para ayudarlos a familiarizarse con las rutas de escape y reforzar la importancia de la seguridad contra incendios .   

2. Mantenga las puertas cerradas para promover la seguridad universitaria

Su adolescente puede forjar fuertes lazos con otros estudiantes en el ambiente informal de un dormitorio, y puede sentir que puede confiar en las personas que lo rodean. Por ejemplo, quizá no quiera llevar sus llaves consigo siempre y en cambio, prefiera dejar las puertas del dormitorio sin traba. Recuérdeles que el robo siempre es una posibilidad, y es más probable cuando los objetos de valor no están asegurados. Un par de recordatorios sobre la importancia de mantener las puertas cerradas y los objetos de valor, que incluyen computadoras y otros aparatos electrónicos, fuera de la vista reducirán la posibilidad de un robo. 

3. Crea una segunda línea de defensa

Desafortunadamente, incluso un dormitorio cerrado no es una garantía perfecta contra el robo. Lo mejor es tener una segunda línea de defensa. Compra una caja fuerte o una caja de seguridad que requiera una combinación o un candado y alienta a tu hijo a usarlos, especialmente si piensa ausentarse por mucho tiempo. Asegúrate de que tú o alguien de su confianza tenga la combinación o una copia de la llave. Si tu hijo tiene una bicicleta, asegúrate de que tenga un candado resistente que no se pueda cortar o romper fácilmente.

4. Cuida tu ropa y tus pertenencias en espacios públicos 

Si tu hijo tiene un par de jeans u otras prendas favoritas, recuérdale que las cuide en lugares públicos, como lavanderías donde la ropa desaparece con frecuencia. Recomiéndale que lleve libros o algo que lo entretenga a la lavandería para que no descuide su ropa. La lavandería suele ser un compromiso de 90 minutos a dos horas. Del mismo modo, lo mejor es no perder de vista las bolsas de libros y otras pertenencias en lugares públicos.

5. Mantente alerta con la seguridad de la universidad

Es fácil sentirse cómodo en un campus, especialmente si se trata de una universidad pequeña donde varios rostros son familiares. De cualquier forma, es importante prestar atención a todo y a todos los que te rodean. Eso incluye individuos que quizás no pertenezcan al ámbito educativo. Recuérdele a su hijo que permanezca atento a las personas que no reconoce, como alguien que quiere acceder a un dormitorio pero que no tiene el código de entrada o una clave.

Los dormitorios universitarios ofrecen entornos amigables y favorables. Los consejos de seguridad pueden garantizar que tu hijo tenga una experiencia positiva en la universidad. Hable con un agente de Nationwide para conocer los productos que pueden proteger a los estudiantes.

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.