Mantente protegido con estos consejos de seguridad contra incendios

Tu hogar es el centro de tu vida: es donde están tus seres queridos y pertenencias familiares. Protege tu casa con estos consejos importantes de seguridad contra incendios en el hogar:

  • Instala detectores de humo en cada piso de tu hogar. Pruébalos mensualmente para asegurarte de que funcionen. Cambia las pilas cada 6 meses.
  • Crea múltiples planes de escape y practícalos con tu familia. Tus planes deben incluir rutas de escape desde diferentes áreas de la casa, herramientas para salir del edificio (escaleras de escape, objetos contundentes, ventanas de escape) y un lugar de encuentro designado. Es muy importante practicar la seguridad contra incendios junto a los niños, así que asegúrate de que tus hijos conozcan los sonidos de la(s) alarma(s).
  • Mantén las parrillas, cocinas y freidoras a una distancia de por lo menos 3 pies de tu casa y arbustos o matorrales.
  • Mantén los calentadores a una distancia mínima de 3 pies de cualquier objeto inflamable. Apaga siempre los calentadores al salir de la habitación o irte a dormir.
  • Realiza el servicio de mantenimiento correspondiente a tus chimeneas, hogares, estufas de leña y caldera central una vez al año.
  • Si algún integrante de tu familia es sordo o tiene problemas auditivos, considera la posibilidad de instalar una alarma que combine luces intermitentes, vibración y sonido.
  • Guarda la gasolina en un garaje o cobertizo dentro de un contenedor aprobado para el almacenamiento de gasolina.
  • Cierra la tapa de todos los productos inflamables y guárdalos después de usarlos.
  • Utiliza interruptores de circuito de descarga a tierra (GFCI, por sus siglas en inglés) en todos los receptáculos eléctricos (tomacorrientes) en cocinas, baños y otras áreas húmedas.
  • Guarda un extintor de incendios en cada nivel de tu hogar. Deben tener la calificación ABC, que los hace aptos para todo tipo de incendio.

Nunca fumes en la cama

El cuarenta por ciento de todos los incendios relacionados con el cigarrillo comienza en el dormitorio. Muchas camas y mantas están hechas de materiales inflamables, por lo que es muy peligroso quedarse dormido con un cigarrillo encendido. El riesgo aumenta con el uso de alcohol, drogas y medicamentos. Un fumador responsable siempre debe apagar los cigarrillos en un cenicero ignífugo situado lejos de todo material inflamable.

Presta atención mientras cocinas

Los utensilios de cocción no supervisados son una de las principales causas de incendios en el hogar. El uso de parrillas sobre cubiertas de madera o inflamables es otro factor de riesgo.

Al cocinar, siempre deberías:

  • Mantener los utensilios de cocción lejos de materiales inflamables como trapos, toallas y materiales de embalaje.
  • Mantener a los niños alejados de todas las áreas de cocción.

Nunca dejes velas encendidas sin supervisión

Las velas causan cerca de 15,600 incendios en estructuras residenciales, 150 muertes, 1,270 lesiones y $539 millones en daños directos a la propiedad cada año1. En muchos casos, las velas se utilizaban como fuente de luz porque se había interrumpido el servicio eléctrico o estaba temporalmente fuera de servicio. Ten baterías y una linterna siempre a mano para evitar tener que usar velas como luz de emergencia.

Si decides utilizar velas de todos modos, esto es lo que siempre debes hacer:

  • Usa soportes resistentes. Mantén las velas alejadas de los niños y las mascotas.
  • Apaga las velas antes de irte a dormir.
  • Enciende velas sobre superficies uniformes.
  • Mantén las velas alejadas de la tapicería y las cubiertas de las ventanas.
El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.