¿Necesitas un agente de bienes raíces para comprar una casa?

Hoy comprar una casa es más fácil, en muchos más sentidos que nunca. Hay herramientas en línea que te permiten mirar muchos listados de ofertas inmobiliarias diferentes sin salir de tu casa. Puedes conocer la historia de una casa y su vecindario antes de decidir cuáles visitar. Hasta es posible que te hayas preguntado si necesitas o no un agente de bienes raíces para comprar una casa.

Con tanta información a su alcance, muchos consumidores optan por  compra una casa  sin recurrir a un agente de bienes raíces y ocuparse ellos mismos de la búsqueda y de preparar los documentos. Aunque esta opción te permite ahorrar dinero, ¿es lo que más te conviene? Las siguientes son algunas cuestiones para tener en cuenta con respecto a las ventajas y desventajas de comprar una casa sin recurrir a un agente.

Las ventajas de comprar una casa sin recurrir a un agente de bienes raíces

Comprar una casa sin un agente de bienes raíces tiene ciertas ventajas. Las siguientes son algunas de ellas:

  1. Puedes ahorrar comisiones: según el corredor de hipotecas Total Mortgage, alrededor de un 10 a 15 % de los compradores de viviendas optan por atravesar el proceso sin un agente. Esto le da al vendedor más espacio para negociar el precio final, porque no deberá pagar la comisión estándar del agente.
  2. Tienes poder de negociación directo: si coordinas directamente con el vendedor, es posible que la comunicación sea más abierta porque no debes esperar a que el agente te transmita la información. Esto puede ser una ventaja para ti, especialmente en  momentos y mercados en pleno auge, y los agentes pueden no responder tan rápidamente como tú lo necesitas.
  3. Es útil si no necesitas tanta orientación: si vas a comprar una propiedad que ya conoces, como la casa de un vecino o una propiedad que perteneció a tus amigos o familiares durante muchos años, es posible que ya sepas más sobre la propiedad de lo que podría saber un agente de bienes raíces. Involucrar a un agente de bienes raíces puede parecerte innecesario si ambas partes tienen toda la información relevante y quieren cerrar un trato.

Las desventajas de comprar una casa sin recurrir a un agente de bienes raíces

Sin embargo también es importante que tengas en cuenta que los agentes de bienes raíces tienen matrícula y conocimientos especiales de lo que se necesita para cerrar una transacción inmobiliaria: es una compra compleja y no es lo mismo que comprar un auto. Saber cómo comprar una casa sin un agente puede ser difícil, así que procura tener en cuenta todo el trabajo que implica antes de comenzar:

  • Debes conocer la documentación que hay que presentar: como cualquier persona que haya comprado o vendido una propiedad sabe, el trámite implica mucho papeleo. Si te conduces sin un agente de bienes raíces, deberás contratar a un abogado especialista en bienes raíces que pueda redactar los documentos legales que necesitas.
  • Implica que deberás moverte más: los agentes de bienes raíces pueden ofrecerte información como análisis comparativos del mercado y ayudarte a transitar el proceso en todas sus instancias, incluida una tasación y solicitar al vendedor que haga ciertas reparaciones. Esto será tu responsabilidad si no recurres a un agente, así que debes averiguar rápidamente qué es lo que debes hacer.
  • Podrías perderte alguna información: esto es especialmente real si te mudas a otra ciudad o estado y no conoces sus historias o las particularidades del área. Los agentes tienen esta ventaja y pueden ayudarte a ahorrar tiempo en tu búsqueda.

Si se trata de responder la pregunta "¿necesito un agentes de bienes raíces?", no existe una sola respuesta correcta. Lo importante es tomar la mejor decisión en función de lo que necesitas y de tu estilo de vida. Comprar una casa es una decisión muy importante, y también es importante proteger tu inversión. Una vez que hayas concretado la compra, Nationwide podrá ayudarte a encontrar la mejor alternativa de  seguro de vivienda.

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.