Unidad de Respuesta ante Catástrofes de Nationwide

Los huracanes están entre las condiciones climáticas graves más potentes de la naturaleza. Estos temibles sistemas de tormentas se pueden originar en cualquier océano: Atlántico, Pacífico o Caribe, y formar vientos de 150 a 170 mph. Y cuando tocan tierra, pueden originar tornados, tormentas tropicales, lluvias torrenciales, inundaciones, deslizamientos de tierra y terrible destrucción en general. De manera que nunca es demasiado temprano para pensar en la preparación contra huracanes, y en cómo puedes proteger tu familia, hogar, propiedad y negocio. Aquí te presentamos algunos consejos básicos de seguridad contra huracanes para ayudarte a estar preparado.

Preparación ante huracanes

Esta infografía muestra tres cosas que puedes hacer para preparar tu propiedad para los vientos fuertes.

Planificación de continuidad para negocios

Este kit de herramientas les da a los propietarios de negocios documentos útiles para preparar sus negocios y propiedades para el clima severo.

Planificación a largo plazo para la temporada de huracanes

Asegúrate de que tu casa satisfaga o supere los códigos de construcción vigentes para regiones que son afectadas por huracanes. Puede que también desees hacer lo siguiente:

  • Habla con los miembros de tu familia acerca de qué hacer en caso de un huracán. Designa un punto de reunión en caso de emergencia y crea un plan para tus mascotas.
  • Muestra a los miembros de la familia adultos y adolescentes dónde se encuentran los interruptores de desconexión de electricidad, gas y agua, y cómo utilizarlos. Asegúrate de tener a mano las herramientas apropiadas.
  • Ten un kit de primeros auxilios completo, linternas y suficientes baterías.
  • Instala ventanas resistentes a los impactos.
  • Asegúrate de que tus puertas tengan al menos tres bisagras y un cerrojo con un tornillo de al menos 1 pulgadas de largo.
  • Instala contrafuertes permanentes de madera o metal en la puerta de tu garaje. O comunícate con el fabricante de la puerta para conocer qué tipos de soportes provisorios puedes colocar y quitar con facilidad.
  • Asegúrate de que tanto la cubierta como el revestimiento del techo puedan resistir vientos fuertes.
  • Considera reemplazar los sectores del jardín con gravilla y piedras por mantillo o corteza triturada, los cuales pueden resultar menos mortales en caso de vientos fuertes.
  • Poda árboles y arbustos. Presta particular atención a las ramas débiles o muertas que pueden llegar a caer encima de tu casa o la de tu vecino.
  • Decide cómo y dónde vas a asegurar tu embarcación.
  • Instala correas o sujetadores adicionales para fijar el techo a la estructura principal en forma segura.
  • Conoce el nivel de elevación de tu propiedad (sobre o bajo el nivel del mar) y si el terreno es propenso a las inundaciones. Esto te ayudará a saber cómo se puede ver afectada tu propiedad a causa de una marejada ciclónica o inundación por mareas.
  • Identifica los diques y represas en tu área, y determina si plantean un peligro para ti.
  • Conoce las rutas de evacuación en caso de huracanes. Averigua con anticipación dónde ir y cómo llegarías allí si es necesario evacuar.

Antes de que llegue el huracán

Si las condiciones son propicias para un huracán en tu área, te puedes preparar de la siguiente manera:

  • Sintoniza las estaciones de radio y televisión local para escuchar las advertencias, anuncios de seguridad o instrucciones.
  • Invierte en una radio portátil de batería o recarga manual.
  • Desconecta todos los servicios públicos, incluso los tanques de propano.
  • Cubre todas las ventanas de tu casa con postigos para tormentas o utiliza madera contrachapada apta para uso marino de 5/8”, cortada a medida y lista para instalar. Incluso la cinta para embalar, aunque sea estupenda, no evita que las ventanas se rompan.
  • Si es seguro, entra los muebles de exteriores y las parrillas. Pueden convertirse en escombros voladores mortales.
  • Si los responsables del servicio de emergencias no te han indicado que busques un refugio público, lleva a tu familia al sótano, un armario, una habitación pequeña o un pasillo alejado de las ventanas. Cuantas más paredes haya entre tú y el exterior, mejor aún.
  • Apoya un colchón sobre la pared de la habitación en la que te encuentras.
  • No abras las ventanas. Deja el viento y la lluvia afuera.
  • Reparte linternas. El huracán probablemente interrumpirá el servicio eléctrico.

Después de pasado el huracán

Si tú y tu familia se vieron obligados a abandonar el hogar (o si la casa ha quedado gravemente dañada a causa del huracán), espera hasta que las autoridades den su autorización para el reingreso. Luego:

  • Cuídate de las inundaciones después del huracán. El agua en ascenso puede generar condiciones peligrosas aun después de horas o incluso días.
  • Revisa si hay daños estructurales antes de entrar.
  • Si es de noche, usa una linterna; evita los fósforos, las velas y los encendedores. Una llama expuesta puede encender una fuga de gas.
  • Escucha los reportes de las autoridades para saber cuándo el agua potable será segura otra vez.
  • Si el agua ha causado daños, considera contratar un servicio de limpieza profesional especializado.
  • De lo contrario, comienza a limpiar lo antes posible; lava y desinfecta los objetos que hayan estado en contacto con el agua de la inundación o desecha los artículos que se hayan arruinado.
  • Usa una máscara, guantes y overoles al limpiar tu propiedad para reducir la exposición a materiales peligrosos.
  • Usa tu celular o cámara para tomar fotos de los daños que puedan usarse para documentar tu reclamo de seguro.
  • Una vez que hayas reunido los documentos y la evidencia que necesitas para tu reclamo, comunícate con tu compañía o agente de seguros.

Consúltanos

Incluso con la mejor preparación, puedes sufrir daños de eventos inesperados como un huracán. Comunícate con un agente hoy mismo para proteger tu hogar con el seguro de vivienda adecuado; además, puedes contactarte con nuestro centro de reclamos en cualquier momento que nos necesites.


RECURSOS RELACIONADOS

Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA)  |  Instituto para la Seguridad de Negocios y Viviendas (IBHS)  |  Cruz Roja Americana  | Servicio Meteorológico Nacional

Clipboard-outline
¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llama al 1-800-421-3535.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.