Hombre en un escritorio mirando documentación

Existen muchos motivos positivos para comenzar una empresa familiar, como generar ingresos, ser tu propio jefe, contratar miembros de tu familia y tener una empresa para traspasar la siguiente generación. Además, cuando contratas a tus hijos, pueden adquirir experiencia laboral y a la vez ganar un ingreso. Incluso puede que te beneficies de las exenciones fiscales para empresas familiares.

Sin embargo, comenzar una compañía familiar lleva tiempo y debes tener en cuenta muchas cosas. Aquí te contamos algunas cosas que debes saber antes de comenzar una empresa familiar.

Desarrolla un plan para la empresa familiar

Antes de comenzar cualquier negocio, consulta a asesores legales, fiscales y comerciales de confianza, y elabora un plan de negocios. Deberías establecerlo por escrito y distribuirlo entre todas las personas interesadas, para que las operaciones y los objetivos del emprendimiento queden claros. Estas son algunas cosas que puedes incluir en tu plan de negocio.

  • Definir roles: con la emoción de comenzar una empresa familiar, algunos miembros de la familia podrían tener distintas ideas sobre cómo administrarla. Determina quién asumirá cada rol y qué implica ese rol. Detalla quién tiene que responder ante cada gerente para que no haya confusión.

  • Compensación: determina cómo se otorga la compensación, si será un salario, un pago por hora, un porcentaje de las ganancias u otra opción. Asegúrate de que cada empleado, sea familiar o no, comprenda cómo funciona la compensación, y procura que todos comprendan las leyes salariales estatales correspondientes.

  • Participación: define la participación en la compañía antes de abrir. ¿Los empleados de la familia trabajan por un salario? ¿Obtienen un porcentaje de la empresa al momento de la venta o en determinado momento? ¿Cuáles son los derechos de voto de los miembros de la familia para la dirección de la compañía?

  • Plan de salida: ¿cuál es el plan de salida para cada miembro de la familia? Los que están comenzando, no importa si reciben un salario o un porcentaje de participación, deben determinar qué sucede si alguien deja la empresa. Si no comprende esto claramente, un miembro de la familia puede pensar que hizo una gran contribución al éxito de la empresa y que le deben algo. Si esa persona tiene una participación oficial en la empresa, necesitarás una forma de decidir cuánto vale esa participación y cómo será compensada esa persona si quiere irse.

  • Crea un plan de sucesión: Es posible que los fundadores de la empresa quieran jubilarse o dejar el negocio y comenzar otra cosa. Antes de abrir una empresa, piensa quién quedará a cargo, cómo se tasará la empresa (si fuera necesario) y bajo qué circunstancias un fundador o persona interesada podría dar un paso al costado. Tal vez tengas que hacer cambios a este plan después de la fundación de la empresa, pero en esta etapa esto sienta un precedente que puedes perfeccionar más adelante. Tener un plan puede reducir los resquemores o evitar futuros desacuerdos.

Establece reglas básicas para tu compañía familiar

Determinar la cultura de la compañía marcará cómo administras tu empresa y habrá más probabilidades de que todo funcione sin contratiempos. Estas son algunas reglas básicas para que tengas en cuenta.

  • Mantén separada tu vida laboral de tu vida personal. Al mezclar los negocios con la familia, es frecuente que los negocios se conviertan en el único tema de conversación en casa o en las barbacoas familiares. Los empleados que no son parte de la familia y se consideran importantes para la empresa quedarán afuera. Es probable que quieran que sus opiniones también sean tenidas en cuenta, pero tal vez no sepan cuándo o dónde compartirlas. Convierte en regla para la familia que se hable de negocios en el trabajo y de temas personales en casa.

  • Los hijos deben tener una experiencia afuera. Los adolescentes adquieren gran experiencia al trabajar en una empresa familiar, pero también deberían tener alguna experiencia afuera antes de incorporarse a la compañía a tiempo completo. Piensa en decirles que, después de la escuela secundaria o la universidad, los jóvenes de la familia que quieran incorporarse a tu empresa a largo plazo primero deben tener una experiencia en otro lugar. Eso les dará experiencia en el mundo real y les permitirá comprender cómo funcionan otras compañías. Adquirir otras habilidades los ayudará cuando se incorporen a la empresa familiar.

  • Consulta fuera de la empresa. Los miembros de la familia no son expertos en todo. Deberías pedir a un abogado que prepare documentos con la estructura comercial, como papeles para una compañía familiar o familiar de responsabilidad limitada. Un abogado o un asesor comercial también pueden asesorarte sobre tu plan de negocio familiar, establecer programas de recursos humanos (como beneficios para empleados, documentos de los empleados, planes de jubilación, seguro médico, formularios impositivos de empleo) y brindarte la experiencia que quizás no tengan los miembros de tu familia.

  • Contrata a personas fuera de la familia. Es excelente que los miembros de la familia participen, pero no debes sacrificar los intereses de la compañía al no dejar entrar a personas que no sean de la familia que puedan aportar valor a la compañía y contribuir a su crecimiento. Una perspectiva externa puede ser lo que necesitas.

  • Trata a todos de la misma forma. Puede ser difícil tratar a un sobrino o hijo de la misma forma que un empleado que no es de la familia, pero es importante que lo hagas para mantener la moral de los empleados. Los empleados, sean miembros de la familia o no, agradecen cuando todos son tratados de la misma forma. Es difícil sentirse motivado si ves que tus acciones son vigiladas de cerca y las de otros no.

  • Mantente fuerte. En el período previo al lanzamiento y durante los primeros días de tu empresa, deberás abordar problemas operativos como la contratación y sucesión, el desarrollo de productos, la logística y las plataformas tecnológicas. Además, tal vez también tengas que mitigar posibles tensiones particulares de la familia.

Garantiza el éxito familiar

Comenzar una empresa puede acercar a los miembros de la familia y permitir que construyan algo juntos. Estas empresas pueden generar ganancias y oportunidades, junto con un legado para las futuras generaciones. Cubre todas las bases completando estos pasos importantes y asegúrate de que tu inversión esté protegida con un seguro para pequeñas empresas. Habla con un agente de Nationwide sobre cómo estos productos y servicios pueden ayudarte a comenzar.


La información incluida en esta publicación se elaboró a partir de fuentes que se consideran confiables o se obtuvo de ellas. Nationwide Insurance y sus entidades relacionadas y empleados no garantizan los resultados y no asumen responsabilidad alguna en relación con la información provista. Esta publicación y los artículos individuales de esta publicación solo tienen carácter informativo, no sustituyen el asesoramiento financiero o legal profesional y no constituyen asesoramiento financiero o legal profesional. Es responsabilidad del usuario confirmar el cumplimiento de toda regulación local, estatal o federal correspondiente.

BuildingAndShield-outline
Obtén más información sobre el seguro de negocios de Nationwide o llama al 1-888-490-1549.
El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.