Una familia de cuatro integrantes jugando juntos.

Como padre, tu mayor objetivo es asegurar que tu hijo se convierta en un adulto responsable. Un factor de gran importancia en esa independencia exitosa es la seguridad financiera; pero sorprendentemente hay pocos padres que les enseñan a sus hijos los pormenores de las finanzas. Una encuesta realizada en 2019 determinó que el 75 % de los niños desean que sus padres les enseñen más sobre el dinero.

En lugar de arrojar a un hijo a los lobos cuando cumple 18 años, la enseñanza del valor del dinero a los niños debe comenzar a una edad temprana. Y no estamos hablando de charlas ocasionales.

Nunca es demasiado temprano para que los niños establezcan una relación positiva con el dinero. Cuanto más podamos compartir con nuestros hijos (de todas las edades) cómo apoyarse en las finanzas y no darles la espalda, más exitosos serán en materia financiera.

Adam Laibson, Mainsail Financial Group

Obtén más información sobre la administración del dinero para niños y cómo incluirlos en tus propios procesos financieros a medida que crecen.

1. Presentarles el dinero a los niños cuando son pequeños

Los niños pueden entender los números a partir de los 3 años de edad. De manera que una vez que tu pequeño comience la guardería o el jardín de infantes, comienza con algunas presentaciones básicas y fáciles del dinero. Proporciona una experiencia tangible y ofrécele oportunidades de jugar y explorar.

Usar dinero tangible puede ayudarles a aprender los conceptos básicos de ahorrar y administrar su dinero antes de pasar al espacio más “conceptual” de cuentas bancarias y tener dinero que no está físicamente delante de ellos. Les permite ver físicamente lo que tienen y pensar dónde van a poner ese dinero.

George Birrell, Taxhub

Consejo de aprendizaje:

Bajo una atenta supervisión, dale a tu pequeño algunas monedas para que juegue. Señálale que cada moneda tiene una forma, un color, un tamaño o un número diferentes. Juega a agrupar las monedas por cada una de estas características. Cuéntenlas juntos. Luego, muéstrale a tu hijo que usas estas monedas para pagar cosas. ¿Tu hijo quiere un bocadillo en la tienda de comestibles? Dale las monedas para que lo pague. Usa ejemplos de la vida real para demostrar que el dinero es un medio para recibir algo tangible a cambio.

2. Mostrarles cómo ahorrar dinero

El concepto de ahorrar dinero debe presentarse en la escuela primaria y practicarse continuamente durante toda la infancia. Crea oportunidades para que tu hijo obtenga una asignación de dinero. Piensa en una gratificación demorada para enseñar el ahorro a largo plazo, en lugar de destinar el dinero continuamente a placeres inmediatos.

Consejo de aprendizaje:

Ayuda a tu hijo a colocar las monedas en tres recipientes: Uno para ahorrar, uno para usar y uno para dar. Explícale que si no compra ese oso de peluche ahora, más adelante tendrá el dinero para comprar un videojuego. Tu hijo aprenderá cómo ahorrar para lograr resultados más valiosos y gratificantes. También entenderá que no puede costear ciertas cosas si gasta todo su dinero cada vez que recibe la asignación. Sin embargo, puedes permitirle que lo haga en ocasiones, justamente para ilustrar este concepto.

3. Demostrar cómo planificar el uso del dinero

Un presupuesto solo funciona si tu hijo tiene una asignación que puede controlar, o si gana su propio dinero por otros medios. Estas lecciones pueden comenzar en la escuela secundaria. Para los niños más pequeños, prueba organizar una venta de pasteles. Para los adolescentes, los trabajos de medio tiempo, como cuidar niños, sacar a pasear perros o trabajar en una tienda local pueden generar ingresos reales. Esto también será una lección que les enseña que el dinero ganado está directamente vinculado con el trabajo realizado; un concepto que puede ser más difícil de entender para los niños pequeños.

Consejo de aprendizaje:

Dale a tu hijo un lugar para que guarde su dinero. Ayúdalo a abrir una cuenta bancaria para apoyar la financiación responsable.

Preséntale a tu hijo el concepto de conservar el dinero en una cuenta bancaria. Crea una cuenta bancaria y luego enséñale a llevar su propia contabilidad y depositar dinero en una cuenta de ahorros.

Ebony J Howard, RetireGuide

Algunos bancos ofrecen cuentas específicamente para este propósito. La cuenta First Checking de Axos Bank está dirigida a niños de entre 13 y 17 años y no tiene cargos ni límites de transacciones diarias. Permítele a tu hijo administrar la cuenta y tomar decisiones sobre retiros y depósitos. Si deja en descubierto la cuenta, haz que te pague un pequeño cargo. Esto ayudará a prepararlo para la administración del dinero en el mundo real.

4. Enseñarles sobre deuda y préstamos de dinero

Los adultos también tienen problemas de deudas, de manera que pedir dinero prestado con prudencia es una lección clave que tu hijo adolescente debe aprender. Hablar sobre el manejo del crédito y el débito es esencial para que tu hijo se convierta en un adulto consciente del dinero. Después de todo, un buen historial crediticio es algo que afectará toda la vida adulta de tu hijo. Sugerimos comenzar en la escuela secundaria con oportunidades de aprendizaje interactivo.

Consejo de aprendizaje:

Todos los meses, pueden pagar juntos las facturas de tarjetas de crédito. En lugar de darle lecciones a tu hijo, demuéstrale cómo manejas tus propias facturas. Explica cómo funcionan los préstamos y el costo agregado de tener un saldo pendiente en una tarjeta de crédito. Menciona puntos tales como las consecuencias de omitir un pago mensual o de usar una tarjeta de crédito cuando no tienes dinero para pagarla. Habla sobre tu calificación crediticia y las oportunidades que brinda tener un buen crédito.

5. Ayudarlos a aprender cómo invertir el dinero

¿Qué mejor manera de encaminar a tu hijo hacia el éxito que enseñándole cuáles son los riesgos y las recompensas de invertir su dinero? En la escuela secundaria, tu hijo adolescente aprenderá sobre la bolsa de valores. Muéstrale tus propias inversiones y explica cómo los ahorros aumentan con el tiempo mientras las inversiones pueden subir y caer. Usa gráficos como ayuda.

Consejo de aprendizaje:

Pídele a tu hijo que elija una acción para seguir en los meses siguientes y calcular cuánto ganaría o perdería con el tiempo si invirtiera $100. Luego ayúdalo a tomar una pequeña parte de sus ahorros e invertir un monto designado en una acción o un fondo de su propia elección. Juntos, examinen las ventajas y desventajas de las inversiones que están analizando y observen el crecimiento con el tiempo. Otra opción es dejar que tu hijo coloque su dinero en áreas menos volátiles, como bonos del tesoro o una cuenta del mercado monetario. Habla con tu hijo sobre cuánto riesgo está dispuesto a asumir.

El éxito financiero se aprende

Dale a tu hijo el regalo de la estabilidad financiera. Comienza con los aspectos básicos y luego profundiza los conceptos en las lecciones posteriores. Cuando tu hijo llegue a la adolescencia, le habrás dado una base sólida para que pueda administrar su propio dinero.

Axos Bank for Nationwide está aquí para respaldar ese desarrollo financiero, desde la primera cuenta de cheques de tu hijo en adelante.

La información incluida tiene solo fines informativos. No constituye asesoramiento legal, fiscal, financiero ni de ningún otro tipo, ni pretende sustituir dicho asesoramiento. La información podría no aplicarse a tu situación particular.