Comprender el seguro para arrendadores

Hay más de 11 millones de arrendadores en Estados Unidos y hay una nueva unidad para alquilar en el mercado cada 80 segundos, de acuerdo con las estadísticas de la Rental Protection Agency.1 Así como aumenta la cantidad de unidades para alquilar, también aumenta la responsabilidad de tener una propiedad para alquilar. No solo tienes que encontrar buenos inquilinos, sino que también eres responsable del cuidado y mantenimiento de la propiedad.

¿Qué sucede si la propiedad es dañada por una tormenta o por vándalos? Para tener tranquilidad como propietario y protección en situaciones que están fuera de tu control, deberías considerar el seguro para arrendadores.

¿Qué es el seguro para arrendadores?

El seguro para arrendadores brinda protección financiera si la propiedad que alquilas se daña, se vuelve inhabitable luego de un evento catastrófico, como un incendio o una tormenta, o si alguien resulta herido allí.

El seguro de vivienda estándar solo proporciona cobertura limitada para propiedades en alquiler y es por esto que se necesita una póliza de arrendador separada.

¿Qué cubre el seguro para arrendadores?

Las pólizas de seguro varían, pero la mayoría de las pólizas de seguro para arrendadores ofrecen cobertura para lo siguiente:2

Seguro por daños a la propiedad

Una póliza para arrendador generalmente cubre cualquier daño físico causado a la casa por un incendio, mal tiempo o actividad criminal, como un robo. También cubre cualquier edificio adicional, incluido un cobertizo o garaje separado. Equipos, como cortadoras de césped y quitanieves guardados en la propiedad para su mantenimiento, también tienen cobertura.

Seguro de responsabilidad civil

Si alguien se lastima mientras vive en la propiedad alquilada o está allí de visita, el seguro para arrendadores puede ayudar a cubrir los costos médicos de las personas, los honorarios legales y los acuerdos.

Seguro contra pérdida de ingresos

Si la propiedad que alquilas se daña debido a una pérdida cubierta, como un incendio o un tornado, y a causa del daño no puedes alquilarla, la mayoría de las pólizas te reembolsarán por los ingresos perdidos durante ese tiempo.

Lo que no cubre el seguro para arrendadores

El seguro para arrendadores no cubre las pertenencias del inquilino. Por ejemplo, si el auto, los muebles y la vajilla antigua del inquilino se pierden en un incendio, el seguro para arrendadores no cubre eso. Debes aconsejar a tus inquilinos a contratar un seguro de inquilinos o arrendatarios que cubra sus pertenencias.

El seguro para arrendadores tampoco cubre reparaciones; si el lavavajillas se rompe o la caldera se apaga, tú eres el responsable.

Comprar un seguro para arrendadores es una manera segura de proteger tu inversión. Tener una propiedad en alquiler no siempre es fácil, pero adquirir la cobertura para propiedades en alquiler de Nationwide es una de las decisiones más fáciles que puedes tomar como arrendador.

[1] “Rental Statistics”, Agencia de Protección de Alquileres, 6 de mayo de 2017. http://www.rentalprotectionagency.com/rental-statistics.php

[2] “What Type of Insurance Do I Need If I'm Renting Out My Home?” Instituto de Información sobre Seguros (2017). http://www.iii.org/article/what-type-of-insurance-do-i-need-if-im-renting-out-my-home

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.