Realizar una oferta para la casa de tus sueños puede ser un proceso simple y directo si sabes qué esperar.

Si eres un comprador de primera vivienda o simplemente quieres obtener más información antes de comprar tu próxima vivienda, tenemos algunos consejos útiles para ayudarte a transitar el proceso de compra de una vivienda.

Inicia el proceso de oferta para una casa

Cuando empieces el proceso de oferta para tu próxima casa, hay tres factores que deberías considerar:

  1. Obtén una precalificación para un préstamo. Es importante obtener una precalificación para una hipoteca antes de hacer una oferta para una casa. Obtener una preaprobación para un préstamo te permite saber cuánto puedes gastar. Tener a mano los documentos de la precalificación para mostrárselos al vendedor también hará que tu oferta sea mucho más atractiva.

  2. Encarga una inspección de la casa. Programa tu propia inspección de la casa antes de hacer una oferta. Si bien generalmente se requiere una inspección entre las negociaciones del precio y la fecha de cierre, puedes usar esta inspección temprana como ayuda para decidir el monto de tu oferta inicial o cualquier contraoferta posterior. Aunque esta inspección temprana es opcional y sería un gasto extra para ti, puede ser una herramienta útil en el proceso de negociación.

  3. Determina tu oferta inicial.Determina la suma que sería la más cómoda para tu presupuesto. Comienza con una oferta más baja que tu presupuesto para tener margen para negociar. De esta manera puedes aumentar la oferta sin excederte de tu cantidad máxima predeterminada.

Presenta tu oferta

Al hacer una oferta para una casa, tu objetivo principal es mantenerte dentro de tu presupuesto después de las negociaciones.

Determina las concesiones adicionales que quisieras que realice el vendedor. Por ejemplo, ¿quisieras que cubra los costos de cierre? ¿Quisieras que deje la lavadora y la secadora o que reduzca el precio que pide debido a un techo con goteras?

Tienes que estar dispuesto a poner un poco de tu parte, también. Los vendedores valoran la flexibilidad cuando se trata de factores como las fechas de cierre y mudanza.

Espera la respuesta del vendedor

Después de enviar tu oferta inicial, todo lo que puedes hacer es esperar que responda el vendedor, salvo que especifiques una fecha límite para una respuesta. Con mayor frecuencia, la respuesta demora unos cuantos días hábiles, pero puedes recibirla dentro de unas horas.

Dependiendo de lo que decida el vendedor, tal vez pronto tengas que tomar otra decisión inmediatamente después de tu oferta inicial. El vendedor aceptará tu primera oferta, realizará una contraoferta o rechazará tu oferta por completo.

Considera tus opciones de contraoferta

Recibir una contraoferta es una respuesta muy típica. En este caso, tienes tres opciones:

  1. Aceptar la contraoferta.
  2. Realizar otra oferta.
  3. Rechazar su contraoferta y retirarte.

Si decides responder a la contraoferta del vendedor con otra oferta, debería ser de un monto entre tu oferta inicial y su contraoferta. Además, tal vez quieras reevaluar las concesiones que le pediste que hiciera con tu oferta inicial. Por ejemplo:

  • Si le pediste que pague los costos de cierre, ¿estarías dispuesto a retirar la solicitud y asumir la responsabilidad por los costos de cierre?
  • Si no está dispuesto a darte un descuento por las reparaciones necesarias, ¿estás dispuesto a asumir esos costos también?
  • Si estás dispuesto a aceptar su contraoferta, ¿hay algún electrodoméstico u otra cosa que quisieras incluir como una herramienta de negociación para contrarrestar el aumento en el costo?

Completa el proceso de compra de la casa

A veces, el proceso de oferta para la casa se extiende por una sola ronda. Otras veces, continúa hasta que tanto el comprador como el vendedor se sienten cómodos.

Una vez que se llega a un acuerdo, el proceso de oferta finaliza. Sin embargo, el proceso de compra de la casa no ha terminado aún. Ahora puedes proseguir con las inspecciones, el papeleo y tu préstamo hipotecario.