Según el Departamento del Interior de Estados Unidos, hasta el 90 por ciento de los incendios forestales en Estados Unidos son causados por personas. Algunos incendios causados por personas son el resultado de fogatas abandonadas, la quema de residuos, cables eléctricos caídos, cigarrillos desechados de manera negligente y actos intencionales de incendios premeditados. El 10 por ciento restante son iniciados por rayos o lava.

Controla las condiciones y sigue los consejos de las autoridades locales. Si te solicitan que evacues el lugar, hazlo inmediatamente y sigue las recomendaciones de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA).

Consejos de seguridad ante incendios forestales

Si anticipas las órdenes de evacuación debido a un incendio forestal, hay muchas cosas que puedes hacer para preparar tu hogar antes de irte.

  • Cierra el suministro de gas de tu hogar o los tanques de propano. Una práctica estándar en la respuesta de emergencia es cerrar el suministro de gas para evitar alimentar un incendio. Al hacerlo tú mismo reduces el riesgo para tu hogar o estructura.
  • Cierra todas las puertas y ventanas. Cerrar las puertas y ventanas puede evitar que las brasas ingresen a la vivienda o la estructura y enciendan materiales combustibles, lo que ocasionará que se queme de adentro hacia afuera.
  • Apaga el aire acondicionado. Esto evitará que el humo del exterior ingrese en la vivienda y ocasione daños prevenibles.
  • Si tienes una escalera, déjala afuera. Coloca la escalera cerca o contra tu hogar para permitir que los bomberos ingresen rápidamente al techo, si es necesario.

Consejos para preparar tu casa para un incendio forestal

El objetivo de un plan de protección contra incendios forestales efectivo es evitar que el fuego se acerque peligrosamente a cualquier estructura de la propiedad. La estructura en sí misma, una vez encendida, puede convertirse en una fuente de fuego cuyas brasas impulsadas por viento serán una amenaza para las propiedades vecinas y podrían incendiarlas.

  • Escoge un material no combustible como coberturas de rocas o grava. Usa senderos de ladrillo o concreto en áreas cercanas a tu hogar.
  • Si plantas vegetación dentro de los cinco pies del hogar, selecciona plantas de crecimiento lento como flores o césped irrigados.
  • No almacenes leña, trozos de madera y otro material combustible cerca de tu hogar o terraza adosada.
  • Quita los arbustos debajo de los árboles y los árboles delgados para crear un espacio libre de aproximadamente 10 pies entre ellos.
  • Quita la vegetación seca y las ramas que cuelgan sobre tu hogar.
  • Guarda los vehículos recreativos a una distancia de al menos 30 pies de tu hogar (si es posible).
  • Crea una zona de 10 pies libre de elementos combustibles alrededor de los tanques de propano.
  • Quita los residuos del techo del hogar y las canaletas regularmente.
  • Cubre el ático, las plataformas y otras rejillas de ventilación con pantallas de malla.

Busca otras formas de proteger a tu familia al hacer más resiliente tu hogar contra los incendios al visitar el sitio web del Instituto para la Seguridad de Negocios y Viviendas en disastersafety.org

Consúltanos

Presenta un reclamo de seguro de propiedad de Nationwide. También puedes contactar a un agente hoy mismo para proteger tu hogar con el seguro de vivienda adecuado para tus necesidades.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.