Niño de pie junto a su madre

Un tornado es probablemente una de las fuerzas destructoras más aterradoras de la naturaleza, con un embudo de vientos girando a una velocidad de hasta 300 mph. Pueden darse en cualquier época del año y son transparentes hasta que recogen polvo y escombros. Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, un tornado puede trazar un trayecto de devastación de una milla de ancho y 50 millas de largo. Por eso es importante saber cómo prepararse para un tornado y qué hacer durante y después de un tornado. Estos consejos de seguridad ante tornados pueden ayudarte a proteger tu familia y tu hogar.

Señales de advertencia de un tornado

Afortunadamente, los tornados no aparecen de repente, sin ningún tipo de advertencia. Presta atención a estas señales que suelen indicar que se está formando un tornado:

  • Un cielo oscuro, a menudo con un color verdoso 
  • Una gran nube baja, muy oscura y posiblemente giratoria
  • Caída de granizo de gran tamaño
  • Un estruendo ruidoso, como un tren de carga 

Prepara tu casa y a tu familia

Ninguna casa puede soportar el golpe directo de un tornado fuerte, pero “reforzar” tu casa puede ayudar a que sobreviva si está al margen de la trayectoria del tornado. Otro punto fundamental: toda la familia debe estar preparada para saber exactamente qué hacer en caso de un tornado:

  • Designa un lugar de reunión de emergencia y decide quién debe encargarse del perro o el gato.
  • Muéstrale a los miembros de la familia adultos y adolescentes dónde se encuentran los interruptores de corte de electricidad, gas y agua y cómo utilizarlos. Asegúrate de tener a mano las herramientas apropiadas.
  • Ten un kit de primeros auxilios completo, linternas y suficientes baterías.
  • Instala ventanas resistentes a los impactos.
  • Cerciórate de que tus puertas tengan al menos tres bisagras y un cerrojo con un tornillo de al menos 1 pulgadas de largo.
  • Instala contrafuertes permanentes de madera o metal en la puerta de tu garaje. O comunícate con el fabricante de la puerta para conocer qué tipos de soportes provisorios puedes colocar y quitar con facilidad.
  • Asegúrate de que tanto la cubierta como el revestimiento del techo puedan resistir vientos fuertes.
  • Considera reemplazar los sectores del jardín con gravilla y piedras por mantillo o corteza triturada, los cuales pueden resultar menos mortales en caso de vientos fuertes.
  • Poda árboles y arbustos. Presta particular atención a las ramas débiles o muertas que pueden llegar a caer encima de tu casa o la de tu vecino.
  • Consulta la infografía de los Consejos de Seguridad ante Tornados de Nationwide para conocer más acerca de la seguridad ante tornados.

Antes de la llegada del tornado

Si las condiciones son propicias para un tornado en tu área:

  • Sigue las noticias en la radio y televisión local para ver si anuncian algún tornado y ofrecen instrucciones.
  • Y, a propósito, una radio portátil de batería o carga manual es una buena inversión.
  • Desconecta todos los servicios públicos.
  • Si es seguro, entra los muebles de exteriores y las parrillas. Pueden convertirse en escombros voladores mortales.
  • Si los responsables del servicio de emergencias no te han indicado que busques un refugio público, lleva a tu familia al sótano, un armario, una habitación pequeña o un pasillo alejado de las ventanas. Cuantas más paredes haya entre tú y el exterior, mejor aún.
  • Apoya un colchón sobre la pared de la habitación en la que te encuentras.
  • No abras las ventanas. Deja el viento y la lluvia afuera.
  • Reparte linternas. El tornado probablemente interrumpirá el servicio de electricidad. 
  • Si estás en una caravana, encuentra refugio en algún otro sitio.
  • Si estás en un vehículo, bájate y busca un edificio resistente. Si no hay ninguna cerca, puedes refugiarte en una zanja.
  • No busques refugio debajo de un puente o un paso elevado, ya que estas estructuras podrían quedar destruidas.

Después del paso de un tornado

Si tú y tu familia se vieron obligados a abandonar el hogar (o si la casa ha quedado gravemente dañada a causa del tornado), espera hasta que las autoridades den su autorización para el reingreso. Luego:

  • Revisa si hay daños estructurales antes de entrar.
  • Si es de noche, usa una linterna; evita los fósforos, las velas y los encendedores. Una llama expuesta puede encender una fuga de gas.
  • Escucha los reportes de las autoridades para saber cuándo el agua potable será segura otra vez.
  • No conectes la electricidad hasta que un electricista haya inspeccionado el sistema.
  • Prepara un inventario de los daños y los artículos destruidos para hacer tu reclamo.
  • Usa tu celular o cámara para tomar fotos de los daños que puedan usarse para documentar tu reclamo de seguro.
  • Una vez que hayas reunido los documentos y la evidencia que necesitas para tu reclamo, comunícate con tu compañía o agente de seguros.

Consúltanos

Incluso con la mejor preparación, igual puedes sufrir daños por eventos imprevistos como un tornado. Contacta a un agente hoy mismo para proteger tu hogar, y disfruta de la tranquilidad de saber que nuestros recursos de respuesta ante desastres estarán preparados para brindarte asistencia en una emergencia.

Clipboard-outline
¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llama al 1-800-421-3535.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.