adolescente en un auto junto con sus padres

Existe una primera vez para todo, y estas primeras veces vienen acompañadas de mucha emoción. Comprar tu primer auto es un proceso emocionante, si bien hay aspectos que debes tener en cuenta durante el trayecto. Con el rol destacado que juega Internet en las compras de autos, hay nuevos elementos del proceso de compra que no existían en el pasado. Asegurarte de estar completamente preparado y de tener toda la documentación necesaria en orden es la mejor manera de que el proceso transcurra sin inconvenientes y rápido.

Estos consejos te ayudarán a actuar como un comprador de autos principiante.

1. Piensa en lo que necesitas.

Sí, es posible que desees comprar ese auto deportivo de dos puertas, pero ¿satisfará tus necesidades? Por ejemplo, debes pensar por dónde conducirás y quién te acompañará. ¿En qué tipo de clima conducirás? ¿Sería mejor un auto de cuatro puertas o un SUV según para qué usarás el vehículo? Adquirir el auto que necesitas —uno que se adapte a tus hábitos de conducción diarios— es fundamental para aprovechar al máximo tu vehículo.

2. Navega en Internet.

Hoy en día, gran parte del trabajo preliminar de comprar un auto se puede realizar en línea. Puedes encontrar precios y autos disponibles al buscar en línea, y puedes elegir en qué medida deseas ampliar tu búsqueda. Esto te brinda la oportunidad de investigar en mayor profundidad los autos que podrías encontrar durante tu búsqueda y te permite verificarlos a través de Consumer Reports u otras reseñas en línea.

3. Investiga.

Es fácil dejarse llevar por aspectos como el color y el estilo de carrocería, pero es importante ver más allá de todas esas características e investigar. Verifica las calificaciones de seguridad, la fiabilidad y el millaje de combustible, aspectos que tendrán un efecto significativo sobre ti como propietario del auto. Consumer Reports también es un sitio conveniente para buscar esta información.

4. Conoce tu calificación.

Tu calificación crediticia jugará un papel importante en determinar la tasa de interés de tu préstamo de auto, y una mejor calificación puede ayudarte a obtener una tasa más baja. Conocer tu calificación crediticia te permitirá calcular tu tasa de interés, lo que puede ayudarte a planificar el presupuesto general. Si no conoces tu clasificación actual, obtén un informe crediticio gratis. Puedes hacerlo una vez al año.

5. Busca préstamos.

Antes de dirigirte al concesionario, analiza qué clase de opciones de préstamo tienes disponibles. Ya sabes que tu calificación crediticia afectará tu tasa de interés, pero lo que no sabes es qué financiación podrá ofrecerte el concesionario. Asegurar la financiación con una institución financiera antes de comprar un auto te permitirá saber exactamente cuánto puedes permitirte gastar en el auto en cuestión.

6. Obtén una aprobación previa.

La aprobación previa es el proceso de asegurar la financiación de un monto de préstamo específico de tu institución financiera antes de comprar un auto. Conocer cuánto podría costar tu auto antes de comprarlo puede ayudarte a negociar un precio más bajo. No es necesario que utilices el monto total del préstamo.

7. Obtén una cotización de seguro.

Del mismo modo que los autos tienen diferentes precios, el costo para asegurarlos puede variar considerablemente. Habla con tu agente de seguros acerca del tipo de auto que te interesa para averiguar qué clase de seguro deberás aplicarle. Obtén cotizaciones de seguro para el nivel de cobertura que requieren tu estado e institución financiera. Esto puede ayudarte a elaborar un presupuesto de manera eficaz y a anticipar mejor los costos de propiedad del auto.

8. Elabora un presupuesto.

Una vez que hayas calculado los costos de mantenimiento y seguro y tengas una idea precisa de cuál será la tasa de interés, puedes establecer un presupuesto real. Asegúrate de tener en cuenta el millaje de combustible y la cantidad de millas que conduces en promedio, de manera que puedas calcular los costos de combustible. Además, recuerda incluir los costos del mantenimiento programado en tu presupuesto.

9. Da una vuelta en auto.

Una prueba de conducción es la mejor manera de descubrir si el auto de tus sueños es el adecuado para ti. Independientemente de lo increíble que se vea en línea, no hay nada como una buena prueba de conducción para saber si es “el indicado”. Sé crítico y no ignores ninguna señal de advertencia que surja. Ya sea que se trate de un auto nuevo o de uno usado, este es un compromiso financiero considerable, y es importante que te sientas satisfecho con tu elección.

Tu primer auto no siempre puede ser el auto de tus sueños, pero es el que siempre recordarás. Dedicar tiempo a asegurarte de que comprarás el auto adecuado para ti, así como proteger tu inversión con un seguro de auto, es fundamental para garantizar tu satisfacción con esa elección en el futuro.