Qué es una estrategia de contenido

En el mundo digital, el contenido siempre predomina. Eso es porque el contenido es una forma gratuita de servir a tus clientes, agregar valor y posicionarte como una autoridad.

El contenido es simplemente información que brinda un beneficio a la persona que lo consume. Puede presentarse en forma de publicaciones de blog y redes sociales, videos y muchas más.

Pero escribir publicaciones en un blog no significa tener una estrategia. Saber cómo transmitir el contenido adecuado, a las personas adecuadas, en el lugar y el momento adecuados, eso sí es estratégico.

Estrategia de planificación de contenido

Antes de subir tu última publicación, considera estos cuatro pasos para implementar una estrategia de planificación de contenido correctamente pensada.

Define tu público

Apelar a las masas puede parecer la forma más rentable de hacerlo. Más clientes posibles significan más ventas, ¿verdad? No exactamente. Tomarse un tiempo para intercambiar ideas con tu público, también conocido como avatar de cliente ideal, puede ayudar a tus clientes soñados a sentir que tu contenido fue creado solo para ellos. Para comenzar, enumera su rango de edad, profesión, intereses y pasatiempos y dónde pasan tiempo en línea (Instagram, Facebook, Medium, etc.).

Define las necesidades del público

Ahora que sabes a quién le estás hablando, debes determinar cuál es su mayor desafío en relación con tu servicio o producto. ¿Cuáles son sus desafíos y cómo puede tu experiencia ayudar a resolverlos? Crea una lista de las objeciones que puedan tener y, luego, una lista sobre cómo abordarlas. Por ejemplo, un entrenador personal puede escuchar la objeción: “¡No tengo tiempo para hacer ejercicio!” y resolverla con una serie de videos llamada “20 ejercicios en 20 minutos”. Ahora es tu turno. Dedica tiempo a pensar en diversas ideas sobre todos los desafíos y las objeciones que enfrenta el avatar de su cliente a diario.

Confecciona un calendario de contenido La constancia es imprescindible para el éxito de los blogs y las redes sociales. Eso significa que debes trazar un cronograma de publicaciones e incorporarlo de manera regular. Primero, usa tu avatar de cliente ideal para decidir qué tipo de contenido se adapta mejor a tu oferta y combínalo con el lugar en que tus clientes pasan tiempo en línea. Una vez que hayas determinado tus canales, esboza tus próximas dos a cuatro semanas de contenido. Para ello, debes preguntarte lo siguiente: ¿Con qué frecuencia puedes publicar de manera realista? ¿Qué promociones o feriados se avecinan? ¿Puedes crear contenido por lotes, como grabar cuatro videos en un día? Cubriremos los tipos de contenido en la siguiente sección.

Investigación de palabras clave

Si bien una investigación de palabras clave exhaustiva es una gran tarea, es importante tener al menos un conocimiento básico de lo que busca tu público cuando desea más información sobre tu tema. Esto no solo te ayudará a encontrar la utilidad de los motores de búsqueda, sino que también te dará más ideas de contenido.

Primero, piensa en temas generales que se relacionen con tu servicio u oferta. Por ejemplo, si tienes un servicio de peluquería canina, tus temas podrían ser los siguientes: 

  • Contenido amigable con las mascotas
  • Razas de perros
  • Adiestramiento canino
  • Peluquería canina

Luego, ponte en el lugar del avatar de tu cliente: ¿Cuáles son sus desafíos en relación con tus temas generales? ¿Qué buscan para encontrar la respuesta? Entonces, luego podrías pensar en los siguientes temas:

  • Los mejores negocios amigables con las mascotas en mi área
  • Las mejores razas de perros para niños
  • Las mejores razas de perros para las alergias
  • ¿Cómo entreno a mi perro para que se siente?
  • ¿Cómo se les corta el pelo a los perros de pelo largo?

Finalmente, con el uso de una herramienta como UberSuggest puedes ayudar a validar tus ideas y generar palabras clave adicionales.

Estrategia de creación de contenido

Consulta tu borrador de calendario de contenido e investigación de palabras clave para complementar el tipo de contenido que crearás a partir de la siguiente lista de tipos de contenido.

1. Contenido en formato largo

El contenido en formato largo, es decir, contenido en profundidad que supera las 4,000 palabras, es excelente para generar autoridad y confianza con tus clientes; es algo que puedes compartir y promover a largo plazo y es fácil de reutilizar en partes más pequeñas (como un gráfico de redes sociales). El contenido en formato largo generalmente se publica como un libro electrónico o informe y es una excelente manera de comenzar a crear tu lista de correo electrónico. Piensa en ideas como “El arte de [tu industria]”, “Una guía para principiantes sobre [tu industria]” o “Todo lo que necesitas saber acerca de [tu industria]”.

2. Contenido en formato breve

El contenido en formato breve es rápido y fácil de consumir, como publicaciones de blogs y redes sociales. Para exprimir la mayor cantidad de contenido posible de una pieza, considera comenzar con una publicación de blog y luego dividirla en secciones más pequeñas para diferentes canales. Por ejemplo, un agente de bienes raíces podría escribir una publicación de blog llamada “10 secretos para ofrecer una casa a la venta”. Luego, podría compartir fotografías detrás de escena de las casas en venta en las historias de Instagram y crear un Reel independiente para cada consejo.

3. Contenido de video

En el mundo digital actual, existen muchas formas eficaces (y sorprendentemente fáciles) de grabar y publicar contenido de video. Si crees que los videos no son para ti, considera algunas de las siguientes ideas: Un servicio de preparación de comida podría grabar videos de recetas para YouTube, un entrenador personal podría hacer entrenamientos en vivo en IGTV o un servicio de niñera podría compartir consejos de educación en el hogar en TikTok.

4. Contenido generado por el usuario

El contenido generado por el usuario (o UGC) es una forma rápida y eficaz de publicar nuevos contenidos. Busca publicaciones en las que tu empresa esté etiquetada o en las que usen etiquetas de marca y, luego, compártelas como una publicación en tus canales de redes sociales con permiso. Esto no solo mantiene tus canales actualizados, sino que también muestra una auténtica prueba social de que tu producto o servicio funcionan.

5. Contenido de expertos en la materia

Asóciate con un experto en tu industria para crear valor real y obtener acceso a su público. Podrían organizar un seminario web gratuito juntos o entrevistar al público para una publicación de blog y pedirles que también la compartan con su público. Por ejemplo, un minorista de ropa deportiva podría entrevistar a un nutricionista para hablar sobre consejos de alimentación saludable.

Estrategia de distribución de contenido

¿Dónde se alojará su contenido en línea? Elige un par de canales y asegúrate de que toda tu información esté actualizada y concuerde con la investigación de palabras clave que llevaste a cabo. La clave no es extenderte demasiado y tratar de estar en todas partes a la vez, sino asegurarte de que tienes la intención de mostrarte donde lo haces. Estas son algunas opciones que deberías tener en cuenta:

1. Blog de la compañía

Es probable que un blog de la compañía sea una vía de comunicación, ya que puedes usarlo para promover muchas formas de contenido. Redacta y sube publicaciones de blog útiles, inserta tu último video de YouTube e incluye una transcripción, o muestra tu último libro electrónico e incluye un formulario para descargarlo.

2. Publicaciones de la industria

Observa las publicaciones de la industria con seguidores participativos en las redes sociales y listas de correo electrónico. Interactúa con ellos en línea para formar una relación sólida y luego propón una idea de publicación de invitado que realmente sirva a su público.

3. Redes sociales

¿Dónde consume contenido tu cliente ideal? Considera todo, desde artículos en formato largo en Medium, contenido en formato breve en Instagram, videos en YouTube hasta transmisiones en vivo en Twitch. Elige solo un par. Recuerda que no es necesario que estés en todas partes; sino solamente donde estén tus clientes.

4. Contenido cerrado

El contenido cerrado, como un libro electrónico, un curso en línea o una descarga de PDF, se encuentra luego de un formulario o muro de pago. El contenido cerrado es una excelente manera de crear tu lista de correo electrónico y generar más posibles clientes. Dado que los visitantes a veces tienen que brindar su correo electrónico a cambio de contenido, puedes considerarlos como posibles clientes y brindarles información con una campaña de correo electrónico.

La importancia y el impacto de una sólida estrategia de comercialización de contenidos no pueden subestimarse, particularmente para una pequeña empresa. Comienza de a poco, solo con un par de plataformas y, luego, métete de lleno en las que desees para servir a tus clientes ideales. Seguirán regresando por tu experiencia y generosidad a medida que te esfuerces por satisfacerlos.

Asegúrate de visitar el Centro de soluciones comerciales de Nationwide para obtener más recursos que te ayuden a comenzar o manejar tu empresa.

BuildingAndShield-outline
Obtén más información sobre el seguro de negocios de Nationwide
Hablar con un especialista  

La información contenida en este blog se obtuvo de fuentes que se consideran confiables y se ofrece con el fin de ayudar a los usuarios a abordar sus propias necesidades de prevención de riesgos y seguro. No se pretende ofrecer asesoramiento legal. Nationwide, sus afiliadas y sus empleados no garantizan una mejora en los resultados con base en la información aquí contenida y no asumen responsabilidad alguna en relación con la información o las sugerencias provistas. Las recomendaciones provistas son de naturaleza general, es posible que las circunstancias particulares no justifiquen o requieran la implementación de algunas o todas las recomendaciones. Nada de lo contenido en este folleto implica un otorgamiento de cobertura.