Consideraciones del seguro de embarcaciones
Obtén una Cotización de Seguro de Embarcaciones

Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

¿Qué seguro de embarcaciones debería considerar?

Lancha blanca y roja en remolque rojo

Se venden cada vez más tipos de lanchas y motos acuáticas, así que muchos propietarios se ven expuestos a nuevos riesgos de responsabilidad civil y coberturas de seguro que nunca antes habían tenido que considerar.

En 2017 las ventas de lanchas de precios medios aumentaron un 6 % con respecto al 2014 y casi un 8 % con respecto al 2016 según la National Marine Manufacturers Association (NMMA). La NMMA espera que las ventas sigan aumentando a este ritmo en 2018.

Cuesta mucho prevenir los riesgos asociados a tener una embarcación y también cumplir con las complejas regulaciones marítimas internacionales y nacionales que rigen su uso. Del mismo modo, asegurar cualquier tipo de embarcación, desde un Jet Ski a un yate, requiere que los propietarios comprendan los complicados riesgos de los daños a la propiedad y las exposiciones a daños corporales.

Riesgos comunes de tener una embarcación

Muchos riesgos son obvios debido a la naturaleza impredecible del clima y las condiciones en los mares. Si se vuelca una embarcación durante una tormenta, los operadores pueden ser expulsados o caer por la borda.

Otras consideraciones en cuanto a la propiedad de una embarcación son más complicadas, como las limitaciones territoriales sobre dónde un asegurado puede navegar en su embarcación. Si el operador navega fuera de las limitaciones que figuran en la póliza y sufre un accidente que ocasiona daños a la embarcación y/o daños corporales o muerte de un tripulante, es posible que el seguro no cubra las pérdidas financieras relacionadas.

Además, se requiere que un barco se mantenga en condiciones de navegabilidad. En caso de un accidente, si se considera que el mantenimiento de la embarcación es inferior o inadecuado, el asegurador podría denegar el reclamo. Es posible que la cobertura no esté disponible si se determina que una embarcación tiene daños causados por insectos, moho, animales (como mapaches), mejillones cebra, maquinaria defectuosa y/o daños en la maquinaria. Puede ocurrir lo mismo si se usó una embarcación en una carrera o si la navegó alguien que no es el propietario o que no aparece en la lista de operadores.

La propiedad compartida de una embarcación constituye otro factor. Es común que dos amigos o familiares compren y tengan una embarcación a medias. En la mayoría de los casos, el barco tiene una sola póliza de seguro que especifica a ambos dueños como asegurados. Si un propietario usa el barco durante el fin de semana, el otro propietario sigue estando sujeto a las mismas leyes y responsabilidades que rigen el uso seguro y legal de la embarcación.

Si un propietario o su tripulación manipula la embarcación fuera de los límites territoriales de la póliza de seguro y el barco vuelca causando lesiones a los pasajeros, el otro propietario puede ser responsable de la mitad de la pérdida.

Tienes que considerar otros factores. Los propietarios de embarcaciones más grandes deben comprar un seguro de compensación para trabajadores para la tripulación contratada según la Ley Jones . La póliza contiene muchas de las mismas exclusiones que se encuentran en el seguro de casco de la nave y responsabilidad civil de la embarcación. Si el capitán resulta herido en un accidente que no está asegurado debido a una exclusión, ambos propietarios pueden estar obligados a pagar todos los gastos médicos, de rehabilitación y pérdida de ingresos de la persona.

Cuanto más grande sea la embarcación, más cuidados debes tener al comprar el seguro adecuado. Las lanchas pequeñas con un motor de menos de 25 mph caballos de fuerza, por ejemplo, pueden estar cubiertas por la póliza de seguro de propietarios o inquilinos. Las embarcaciones más grandes y rápidas requieren una póliza de seguro de embarcaciones aparte. Para determinar cuál es el seguro, el límite financiero y la prima adecuados, un asegurador suele tener en cuenta el tamaño, el tipo y el valor de la embarcación y dónde el propietario planea navegarla, de acuerdo con el Instituto de Información sobre Seguros.

Al hablar de los tipos de seguro de embarcaciones, la mayoría de las pólizas para embarcaciones tienes tres opciones para cubrir los daños a la propiedad: valor real en efectivo (ACV, por sus siglas en inglés), que por lo general paga los costos de reposición menos la depreciación al momento de una pérdida cubierta; valor acordado, que implica que el propietario y el asegurador han acordado el valor de la embarcación en el caso de una pérdida total cubierta; o costo de reposición, si la embarcación tiene tres años de antigüedad o menos, el asegurador la reemplazará por una embarcación similar ante una pérdida total cubierta.

Dadas las diferentes consideraciones al tener una embarcación, el propietario debe tomar cada decisión en conjunto con un agente de seguros especializado que entienda estos diferentes riesgos y detalles. Los propietarios o compradores de una embarcación deben preguntarle a un agente qué póliza de seguro es la mejor opción para el tipo de embarcación que tienen o piensan comprar.

Pocos pasatiempos son tan entretenidos como pasar el día navegando. Te divertirás más al saber que cuentas con la cobertura total de Nationwide.

Comparte