Cómo cuidar la seguridad en línea

Proteger tu seguridad, identidad y cuentas en línea

Para todos nosotros es importante proteger la seguridad de la información del miembro. Nationwide utiliza varias defensas para proteger tu identidad y evitar que otros obtengan acceso a tu cuenta e información personal.

Verificar identidad: utiliza varios tipos de verificación para confirmar tu identidad y acceder a tu cuenta en línea.

Registrar dispositivos: vincula tus cuentas en línea a un dispositivo para agregar otro paso de autenticación.

¿Qué puedes hacer para cuidar tu seguridad en línea?

Muchísimo. Te damos algunos consejos inteligentes sobre seguridad en línea para que protejas tu identidad.

Crear una contraseña difícil de descifrar: y cambiarla de vez en cuando. Las contraseñas difíciles de descifrar contienen una combinación de letras minúsculas y mayúsculas, símbolos y números. No se debe usar una contraseña que sea fácil de adivinar como “12345” o “contraseña”.

Variar los nombres de usuarios y contraseñas: no usar los mismos para las distintas cuentas en línea. Tampoco se deben guardar nos nombres de usuario y las contraseñas en los dispositivos.

Ante la posibilidad de hackeo: cambia los nombres de usuario y las contraseñas de los sitios que usas, especialmente los que pueden contener información sobre cuentas bancarias. Comunícate con tus instituciones financieras para ver si hay actividad fraudulenta. Muchas compañías pueden configurar alertas y monitoreos en la actividad de cuenta.

Activar el bloqueo de pantalla en tus dispositivos: Android, Apple y Windows ofrecen funciones de seguridad y para encontrar el teléfono que pueden permitir bloquear el teléfono/Tablet de manera remota o hasta borrar toda la información en caso de extravío o robo.

Instalar un firewall: en la computadora y enrutador para protección contra los intrusos no autorizados.

Usar antivirus y antispyware actualizados: los virus pueden desactivar tu computadora y el spyware puede robarte las contraseñas y los números de cuenta.

Descargar cuidadosamente: si visitas un sitio web que parece dudoso, sal. Algunos juegos y descargas gratuitas son engaños para que descargues virus o spyware.

Analizar la información que se comparte en los medios sociales: revisar la configuración de privacidad y seguridad de los sitios de los medios sociales para controlar quién puede ver el perfil. Compartir información con discreción.

Buscar seguridad: si una dirección comienza con "https" en vez de "http," por lo general es segura. Evita hacer transacciones financieras en sitios “http”.

Actualizar software automáticamente: cuando la compañía de computadoras o teléfonos móviles descubre un problema de seguridad, buscará la solución. Configura los sistemas para la actualización automática del software para mayor seguridad..

Confiar en tus instintos: ten cuidado con las páginas que imitan las ventanas con mensajes de actualización del sistema operativo. Si estás navegando y ves una ventana de ese tipo, cierra la ventana y el sitio. Ve a la aplicación de mensajes del sistema operativo para ver si la actualización de software es legítima.

Usar WPA2 al configurar el Wi-Fi de tu casa: "Wireless Protected Access 2," o WPA2, es la tecnología de seguridad que te ayuda a proteger tu conexión inalámbrica.

Evitar usar redes inalámbricas públicas: tener cuidado si una red inalámbrica pública solicita información personal o de tarjeta de crédito. Pista: muchas compañías de telefonía celular ofrecen "datos con anclaje a red". Puedes usar la capacidad de acceso a la web de tu teléfono celular para la laptop o tablet.

Evitar también las computadoras públicas: si puedes, evita ingresar información de cuentas en las computadoras de bibliotecas y hoteles. Algunos delincuentes utilizan un software de rastreo de teclas para robar los nombres de usuario y las contraseñas.

Descargar y guardar los consejos sobre seguridad en línea

Compartir Artículo