Después de un accidente de auto, ocuparte de conseguir un medio de transporte alternativo puede ser un inconveniente costoso mientras reparan tu vehículo.

Los reembolsos de alquiler de autos ayudan a pagar un alquiler si no puedes conducir tu vehículo debido a un reclamo del seguro integral o por una colisión cubierta. Sin los reembolsos de alquiler, corres el riesgo de tener que afrontar el costo del alquiler tú mismo.

Comprende tu nivel de cobertura

El monto de reembolsos de alquiler normalmente se especifica con un límite diario y un monto máximo general.

Por ejemplo: Necesitas alquilar un auto mientras reparan el tuyo. La cobertura de reembolso de alquiler estipulada en tu póliza es de 30/600. Esto significa que tienes $30 por día y un máximo de $600 durante todo el tiempo que se necesite para reparar el vehículo. Lee tu póliza atentamente para determinar qué porcentaje de los costos de alquiler estarán cubiertos.

Un límite diario menor puede significar una prima menor

Si para ti es importante pagar una prima más baja, compra un límite de reembolso de alquiler diario menor. Con un límite diario más bajo, aún tendrás cierto nivel de cobertura de alquiler de autos. Y la tranquilidad de saber que pagarás una prima más baja con tu propio bolsillo.

Reembolso por el uso de transporte público

Alquilar un auto no es tu única opción. Puedes ser elegible para un reembolso si viajas en metro o en taxi para ir a trabajar. Habla con tu agente para obtener más información.

Buscar un agente

Los términos, definiciones y otras explicaciones sobre seguros están destinados solo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información contenidas en los contratos individuales, pólizas de seguros o las páginas de declaración que controlan las determinaciones de cobertura. Dichos términos pueden variar por estado y se pueden aplicar exclusiones.