Préstamos para Estudiantes

Cómo Ocuparse de Cancelar los Préstamos para Estudiantes

Recién graduado sonriente descifrando cómo cancelar sus préstamos para estudiantes

Salir adelante en tus finanzas es más difícil cuando tienes préstamos para estudiantes que cancelar. Casi el 70% de los estudiantes universitarios se gradúa con préstamos para estudiantes1. Cancelar los préstamos para estudiantes puede resultar estresante no solo para los estudiantes sino también para sus familias.

Afortunadamente, hay medidas que puedes tomar para cancelar los préstamos más rápido y de manera organizada. Aquí te presentamos algunas de las mejores formas de cancelar los préstamos para estudiantes de manera eficiente.

Entiende tu préstamo

Los documentos de préstamo son aburridos para leer, pero debes tomarte el tiempo de entender cómo se estructura tu préstamo, las pautas de pago y las cantidades que se adeudan cada mes. Cada prestador tiene reglas diferentes. Entenderlas te permitirá crear un plan para devolver tu préstamo para estudiante, incluido un cronograma de cuánto debes pagar cada mes y cuándo hacerlo.

Determina el monto de pago

Si bien las pautas de tu préstamo especifican la cantidad a pagar cada mes, considera cancelar los montos adicionales para reducir el saldo más rápido. Al pagar más el capital del préstamo, pagarás menos interés general y cancelarás la deuda más rápido. Averigua si el prestador permite realizar pagos anticipados sin cobrar un cargo extra. Al realizar tu pago, indica que el monto adicional se debe aplicar al capital del préstamo.

Si tienes más de un préstamo para estudiantes, paga primero el préstamo con tasa de interés más alta, y sigue realizando los pagos necesarios para los otros préstamos. Al cancelar tus préstamos para estudiantes antes, puedes ahorrar para otros objetivos financieros, como la jubilación, pago inicial de una casa u otros proyectos.

Haz sacrificios

En la universidad, es común vivir austeramente y hacer sacrificios. Esto debería mantenerse una vez que se termina la universidad. Quizás sientas que es momento de celebrar y disfrutar de tus nuevos ingresos, pero si estás endeudado y disfrutas de una vida más lujosa, en esencia estás financiando ese estilo de vida.

Hacer sacrificios puede significar salir a comer con menos frecuencia, vivir con tus padres, comprar menos dispositivos electrónicos, posponer vacaciones costosas y prestar más atención a tu presupuesto. Pero estas pueden ser decisiones a corto plazo hasta que canceles tus préstamos para estudiantes.

Programa tus pagos

Trata los pagos de tu préstamo para estudiante como cualquier otro gasto, como el alquiler, la tarjeta de crédito y el teléfono celular. Automatiza los pagos para que se debiten directamente de tu cuenta cada mes. Si recibes un bono o un aumento, piensa en usarlo para pagar el capital del préstamo y sigue viviendo con el mismo presupuesto. No notarás que el dinero no está ahí, y cancelarás tu préstamo más rápido. Algunas personas creen que es útil hacer pagos adicionales a mitad del mes o enviar dinero adicional cuando lo tienen.

Algunos prestadores ofrecen un período de gracia después de que terminas la universidad y comienzas a trabajar. Al ignorar ese período de gracia y comenzar a cancelar el préstamo de inmediato, reducirás el monto de interés que se adeuda y cancelarás tu préstamo antes.

Cancelar tus préstamos para estudiantes es solo una parte de un panorama financiero más complejo. Un asesor financiero de Nationwide puede ayudarte a desarrollar un plan financiero personalizado, que incluya la manera de estructurar las deudas y ahorrar para el futuro

Comparte