Seguro contra inundaciones para tu negocio

Entender las opciones de cobertura contra inundaciones

seguro nacional contra inundaciones

La mayoría de las pólizas de seguro de negocios no cubren pérdidas causadas por inundaciones, y si estás en un área con bajo riesgo de inundaciones, tal vez te sientas tentado a dejar de lado esta cobertura importante. Sin embargo, las inundaciones pueden ocurrir en cualquier lugar, no solo en las áreas costeras o cercanas a las cuencas de los ríos. El costo de los daños causados por una inundación podría hundir tu negocio para siempre.

Si has invertido dinero en un equipo o en una propiedad, el seguro contra inundaciones es fundamental para proteger tu negocio.

Protección del seguro nacional contra inundaciones

En 1968, el Congreso estableció el Programa Nacional de Seguros Contra Inundaciones (NFIP) para ayudar a los dueños de propiedades a protegerse de la devastación financiera que causan las inundaciones. Las comunidades de todo Estados Unidos participan en el programa mediante la puesta en práctica de medidas en llanuras aluviales para reducir los posibles riesgos de inundaciones. A cambio, el NFIP ofrece seguro contra inundaciones a dueños de negocios, propietarios de viviendas e inquilinos en esas comunidades.

Los tipos de cobertura y las tarifas son fijadas por el NFIP y no difieren entre las compañías. Las tarifas del seguro contra inundaciones son determinadas por factores como el tipo de construcción y la antigüedad de tu propiedad comercial, la cantidad de pisos y el porcentaje de ocupación de la propiedad, además del nivel de riesgo de tu área según lo establecido por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA).

El seguro nacional contra inundaciones está respaldado por el gobierno federal y puede comprarse a través de un agente. Una vez adquirido, hay un período de espera de 30 días (establecido por las regulaciones de FEMA) antes de que tu seguro contra inundaciones entre en vigencia. De manera que es conveniente adquirir la cobertura mucho antes de que el agua amenace con inundar tu propiedad.

Una amenaza grave para el negocio

Las inundaciones son la catástrofe natural más común en los Estados Unidos. Si bien algunas inundaciones son causadas por tormentas tropicales y huracanes, muchas ocurren por causa de tormentas eléctricas, lluvias torrenciales, derretimiento acelerado de la nieve y rompimiento de diques o represas. Independientemente de cómo se origine una inundación, este tipo de catástrofe, por pequeña que sea, puede causar un gran daño.

Si cumples con los siguientes requisitos, es muy probable que se te solicite que tengas seguro contra inundaciones:

Si estás ubicado en un área con riesgo bajo o moderado a nivel nacional, tal vez no se te solicite que tengas seguro contra inundaciones para tu negocio, pero es prudente considerar invertir en esta cobertura. Las primas pueden ser menos costosas y dicha cobertura te brindará un alto nivel de protección si un diluvio de verano repentino o la ruptura de un acueducto inundan tu propiedad (sujeto a los términos de la póliza).

Asistencia federal por catástrofe

Si una inundación es declarada una catástrofe por el gobierno federal, la asistencia suele ser un préstamo que debe devolverse con interés, además de tu préstamo hipotecario.

Cómo funciona el seguro contra inundaciones para empresas

Para los negocios ubicados en áreas de poco riesgo, el NFIP ofrece una póliza de riesgo de preferencia con cobertura para la propiedad edilicia y el contenido por una prima baja, o una póliza solo para la cobertura del contenido considerablemente más baja. Para negocios ubicados en áreas con alto riesgo, las primas pueden ser naturalmente más altas con cobertura separada para la propiedad edilicia y el contenido.

Se aplican deducibles separados para la propiedad edilicia y el contenido con diferentes montos posibles para cada uno. El pago de la prima se hace anualmente en una suma global. Para bajar la prima puedes solicitar un deducible más alto pero ten en cuenta que si sufres una pérdida, el pago total de los reclamos se reducirá. Los reclamos suelen pagarse por el valor real en efectivo de la propiedad edilicia y/o el contenido, lo cual suele ser el valor de reposición menos la depreciación.

Comunícate con tu agente para solicitar una cotización del NFIP y empieza a proteger tu empresa contra los costos ocasionados por los daños por inundaciones.

Comparte