Seguro contra riesgos cibernéticos

Lamentablemente, las filtraciones de datos y otros delitos cibernéticos están volviéndose cada vez más comunes. En los dos últimos años, las filtraciones de datos han ocasionado multas y honorarios legales significativos (sin mencionar los dolores de cabeza) para una cadena minorista de descuentos, uno de los bancos más grandes del país, una reconocida aseguradora de salud, una cadena de entretenimiento y el gobierno federal.

Pero no solo las grandes organizaciones corren riesgo de ser hackeadas o infectadas con un virus. ¿Sabías que el 55% de las pequeñas empresas han experimentado filtraciones de datos y que el 53% ha sufrido múltiples filtraciones?1

Una filtración de datos puede dañar más que solo el sistema informático de tu pequeña empresa: también puede dañar tu reputación y poner en riesgo a tus clientes y/o empleados. Es por eso que el seguro contra riesgos cibernéticos puede ser una precaución inteligente para las empresas de cualquier tamaño.

¿Qué es el seguro contra riesgos cibernéticos?

Por lo general, el seguro contra riesgos cibernéticos cubre la responsabilidad de tu negocio en caso de una filtración de datos que involucre información confidencial de los clientes, como números de Seguro Social, números de tarjetas de crédito, números de cuenta, números de licencias de conducir y registros de salud.

¿Mi póliza de responsabilidad civil cubre la responsabilidad cibernética?

El seguro de responsabilidad general cubre las lesiones corporales y los daños a la propiedad que resulten de tus productos, servicios u operaciones. A menudo, el seguro contra riesgos cibernéticos queda excluido de una póliza de responsabilidad civil.

¿Qué cubre el seguro contra riesgos cibernéticos?

Además de los honorarios legales, el seguro contra riesgos cibernéticos normalmente ayuda a:

  • Notificar a los clientes en caso de una filtración de datos
  • Restaurar las identidades personales de los clientes afectados
  • Recuperar los datos comprometidos
  • Reparar sistemas informáticos dañados

La mayoría de los estados requieren que las compañías notifiquen a los clientes sobre las filtraciones de datos que involucran información de identificación personal2, un proceso que puede ser muy costoso. Y aunque la mayoría de los estados no exigen que las compañías ofrezcan verificación de crédito gratuita después de una filtración, dicho gesto fomenta significativamente las relaciones públicas.

Seguro contra riesgos cibernéticos de Nationwide

Nationwide, junto con Hartford Steam Boiler (HSB), ofrece coberturas y servicios de seguridad cibernética a los propietarios de negocios pequeños. Ofrecemos tres coberturas y servicios de seguro contra riesgos cibernéticos:

  • Protección de divulgación de datos, la cual incluye verificación de crédito y servicios provistos por una firma de relaciones públicas.
  • Protección de recuperación de identidad, la cual ayuda a las víctimas de fraude de identidad a restaurar su historial crediticio.
  • Protección cibernética, la cual protege tu negocio contra los daños causados por un virus o ataque informático, así como ayuda a pagar el costo asociado a la restauración y recreación de datos.

También ofrecemos consejos para ayudarte a manejar tus riesgos informáticos y tecnológicos que sean resultado de la pérdida y filtración de datos, los ataques de denegación de servicio, el malware, los virus y más.

BuildingAndShield-outline
Obtén más información sobre el seguro de negocios de Nationwide o llama al 1-888-490-1549.

2 https://www.ncsl.org/research/telecommunications-and-information-technology/2019-security-breach-legislation.aspx

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.