reclamos de seguros para negocios

Muchos reclamos de seguro de responsabilidad para pequeñas empresas podrían prevenirse fácilmente. Y ninguno es más prevenible que los accidentes por resbalones y caídas, el tipo de reclamo más común. 

Con un poco de sentido común y teniendo en cuenta el principio de “seguridad ante todo”, puedes ayudar a evitar la mayoría de los accidentes antes de que sucedan. Y si no se produce un accidente, no hay reclamos por responsabilidad civil.

Iluminación

  • Inspecciona toda la iluminación de interior y exterior con regularidad y reemplaza las bombillas quemadas. Una iluminación adecuada ayuda a prevenir las caídas y brinda un entorno más seguro para todos.
  • Realiza chequeos mensuales de tu sistema de iluminación de emergencia (respaldo) y efectúa las reparaciones necesarias. 

Pisos mojados

  • Limpia los derrames de inmediato. En especial, los derrames grasosos. En caso de grandes derrames, mantén a un empleado cerca del área afectada hasta que el derrame se haya limpiado por completo.
  • Coloca un cartel amarillo de “Piso mojado” sobre los pisos que se hayan trapeado recientemente, hasta que se sequen. También se recomienda colocar dichos carteles en las entradas durante períodos de lluvia o nieve, donde el piso pueda estar húmedo.
  • Usa alfombras en los ingresos y otras áreas que suelan estar húmedas o sean resbaladizas.
  • Las alfombras también previenen los resbalones y caídas en áreas como las cocinas de los restaurantes y dispensadores de bebidas y mesas de ensaladas de autoservicio.

Áreas exteriores y estacionamientos

  • Efectúa inspecciones diarias en todos los estacionamientos y senderos de exteriores, para asegurarte de que el camino se encuentre parejo y seguro.
  • Revisa para ver si encuentras vidrios rotos u otros escombros peligrosos y, de ser así, retíralos.
  • Repara baches, grietas de gran tamaño o áreas pavimentadas desparejas.
  • Usa pintura contrastante para marcar los topes en los estacionamientos a fin de evitar tropezones y caídas.
  • Retira la nieve y el hielo de los senderos y estacionamientos en forma inmediata, y repite el procedimiento con la frecuencia que sea necesaria.

Escaleras

  • Corrobora que los pasamanos y escalones de todas las escaleras sean seguros y estén bien afirmados.
  • Reviste los escalones con una superficie antideslizante o coloca tiras abrasivas para evitar resbalones.
  • Verifica que todas las escaleras estén adecuadamente iluminadas desde arriba y que los escalones individuales o las superficies desparejas estén igualmente iluminados, para que sean fáciles de ver.  
  • Nunca guardes nada en el descanso de una escalera. (¡Sucede!)

Pisos y alfombras

  • Inspecciona con frecuencia todas las áreas alfombradas, las alfombras de pasadizos, baldosas y maderas de las veredas que puedan estar sueltas, rotas o dañadas en algunas partes. Repáralas o cámbialas de inmediato.
  • Los cambios en la elevación del terreno, tales como un pequeño declive hacia abajo, deben estar claramente señalizados.
  • Los tapetes de las puertas deben ser antideslizantes y planos. Reemplaza los tapetes empapados con frecuencia cuando llueve o nieva.
  • Verifica que todas las áreas alfombradas estén perfectamente lisas, sin desniveles o extremos sueltos. 

Otros peligros que evitar

  • Evita usar cables de extensión en áreas públicas.
  • Coloca la basura en contenedores apropiados y verifica que los basureros se vacíen con frecuencia para evitar que se desborden.
  • Controla a cada momento que no haya filtraciones de agua de los refrigeradores ni haya derrames sobre el piso en los baños.

Al prevenir estos accidentes antes de que sucedan, puedes evitar posibles reclamos de responsabilidad civil contra tu póliza de seguro de responsabilidad comercial

BuildingAndShield-outline
Obtén más información sobre el seguro de negocios de Nationwide o llama al 1-888-490-1549.