Sucesión del negocio familiar

No es ningún secreto que administrar un negocio familiar implica mucho tiempo, esfuerzo y compromiso. A menudo, como propietario, debes lidiar con distintas áreas y moverte a un ritmo rápido para estar a la par de tus competidores y los cambios en tu industria. 

Pero algo que los propietarios de empresas exitosas pueden pasar por alto es crear un plan para el futuro a largo plazo de su empresa. 

De acuerdo con la encuesta reciente para pequeñas empresas de Nationwide, tres de cada cinco propietarios de pequeñas empresas no tienen un plan sobre qué hacer con sus empresas cuando estén listos para jubilarse. Los propietarios ofrecen una variedad de diferentes razones por no tener un plan en funcionamiento, tales como:

  • El 47% de los propietarios de negocios piensan que esta planificación no es necesaria.
  • El 33% de los propietarios de negocios no saben cuándo elaborar un plan (11%), no están seguros de con quién deben trabajar para elaborar un plan (11%) o simplemente no creen que tengan tiempo para elaborar un plan (11%).
  • El 14% de los propietarios de negocios no quieren ceder el trabajo de su vida. 
  • El 8% de los propietarios de negocios se sienten abrumados por las reglamentaciones del gobierno.

Sin embargo, tener un plan de sucesión para tu empresa debe ser una prioridad, al igual que tus operaciones diarias. 

Compartir conocimientos para el futuro

Los desafíos que enfrentan los propietarios de la primera generación probablemente sean muy diferentes de los que encuentren las futuras generaciones. Como fundador de la empresa, es natural que quieras retenerla por el mayor tiempo que sea posible. Si bien este pensamiento es común entre los propietarios de empresas, no es lo mejor para ti. 

No solo puede impedir que las generaciones futuras aprendan a administrar operaciones comerciales, sino que también puede evitar el progreso al hacer las cosas de la misma manera que siempre se han hecho.  Según los expertos, esta reticencia a ceder el control en el momento indicado es una de las razones por las que menos de un tercio de las empresas familiares sobreviven a la transición de la primera generación a la segunda, y solo el 12% sobrevive de la segunda generación a la tercera.

La buena noticia es que no tiene por qué ser así. Planificar el éxito y la sucesión de tu empresa familiar le permite a tu empresa crecer al tiempo que estimula el talento e identifica o cultiva las fortalezas de tus posibles sucesores. Cuando te tomas el tiempo de planificar el futuro de tu empresa, puedes empezar a evaluar a tus familiares o empleados en base a sus intereses y a sus habilidades administrativas y empresariales.

Con un buen plan en funcionamiento, no solo puedes empezar a preparar a la persona para su futuro rol, sino que también puedes ayudar a evitar el conflicto cuando sea momento de entregar la empresa familiar a tu sucesor.

Cuándo comenzar a planificar

De la misma manera en que te tomaste tu tiempo para examinar el mercado y evaluar tus necesidades antes de comenzar con el negocio, es esencial que te tomes un tiempo prudencial para crear el plan de sucesión de tu empresa familiar. Muchos asesores afirman que cinco años es la cantidad de tiempo mínima que debes considerar, pero más siempre es mejor. 

De hecho, a menudo se les aconseja a los empresarios que están empezando con su empresa elaborar una estrategia de salida para su plan de negocios; esto delata lo importante que es el proceso de planificación de sucesión de la empresa.

En resumen, nunca es demasiado temprano para empezar a planificar la sucesión de la empresa familiar y, si aún no has pensado en ello, es momento de empezar a hacerlo. 

Obtén ayuda fuera de la empresa

Según la encuesta de Nationwide, menos de la mitad de los propietarios de pequeñas empresas que tienen un plan de sucesión comercial lo han analizado con su profesional financiero o abogado. Teniendo en cuenta la cantidad de tiempo, esfuerzo y recursos personales que se han invertido para lograr el éxito de tu empresa, es lógico querer recibir asesoramiento profesional para elaborar tu plan. 

Recibir asesoramiento de un profesional calificado puede ayudarte a establecer un precio justo para tu empresa y a tener un plan sólido para lograr una transición sin problemas. Además, te brinda la confianza de saber que has establecido tus propios ingresos de jubilación y has desarrollado pautas que darán seguridad a todas las partes interesadas, incluso después de que el negocio cambie de dueño.

Planificar el traspaso del negocio familiar puede resultar complicado, pero en definitiva valdrá la pena. Llevar a cabo una investigación detallada te permitirá tomar las decisiones correctas. Los recursos de Nationwide pueden ayudarte a abordar algunos de los problemas que se presenten.

5 consejos para ampliar su empresa familiar

Si heredaste el negocio de tu familia, eres parte de una de las fuerzas más grandes de la economía estadounidense. Las empresas familiares contribuyen del 70% al 90% del producto bruto interno (GDP) global en el mundo.1 En Estados Unidos, las empresas familiares son responsables del 62% del empleo del país2.

Como parte de un negocio familiar, ya conoces sus operaciones diarias y la misión de la compañía. Sin embargo, heredar y ampliar un negocio familiar son dos cosas diferentes.

Ten en cuenta estas cinco maneras de garantizar el crecimiento de tu negocio familiar.

1. Separa el trabajo de la familia

Una de las ventajas de trabajar con familiares es que ellos te conocen, e idealmente hay un sentido de la confianza y un nivel de compromiso desarrollados a lo largo de muchos años. Sin embargo, trabajar con la familia puede tener algunas desventajas cuando surgen los conflictos. Establece límites para discutir los temas de trabajo en el hogar (y temas del hogar en el trabajo). Mucha gente se lleva trabajo a casa, pero establecer reglas básicas sobre cómo manejar este aspecto es beneficioso para el ambiente de trabajo y del hogar.3

2. Evalúa las fortalezas de todos y fija expectativas

En cualquier negocio —y particularmente en uno familiar— puede existir una tendencia a "hacer las cosas de la manera en que se hicieron siempre". A medida que tomas el control del negocio familiar, aprovecha el cambio en el liderazgo para reevaluar las fortalezas y objetivos de cada miembro de tu equipo. Luego, define quién está a cargo de cada área del negocio y describe su función. Sé claro y establece objetivos específicos para ayudar al éxito de cada persona y del negocio.4

3. Aprovecha las ventajas de tu negocio

A diferencia de los negocios que recién comienzan, ya tienes una marca establecida, un equipo de empleados y relaciones entabladas con tu banquero y la comunidad. Esas son ventajas que no tienen la mayoría de los propietarios de negocios nuevos y no deberías restarles importancia. Busca la manera en la que puedes mejorar las operaciones con esos activos y comienza a diseñar tu plan para llevar un negocio exitoso a la siguiente etapa de su legado.

4. Alienta a algunos miembros de la familia para que se alejen del negocio, por ahora

Trabajar en un negocio familiar puede crear una visión subjetiva. Tal vez te sientas tentado a hacer las cosas de la manera que siempre se han hecho y, a medida que pasa el tiempo, esas maneras tal vez no son tan efectivas como deberían. Ahorrar dinero para ir la universidad, estudiar negocios y trabajar afuera del negocio familiar por un tiempo les da a los miembros más jóvenes de la familia la oportunidad de obtener nuevas perspectivas y desarrollar estrategias que pueden usar para colaborar con el éxito de la empresa familiar.5

5. Crea un plan de sucesión de la empresa

Si bien estás tomando el control del negocio familiar, es importante que, como propietario, diseñes un plan para el futuro a largo plazo. Eso incluye la creación de un plan de sucesión con tus asesores legales, impositivos y empresariales de confianza. De acuerdo con una encuesta reciente para pequeñas empresas de Nationwide, tres de cada cinco propietarios de pequeñas empresas no tienen un plan sobre qué hacer con sus empresas cuando estén listos para jubilarse. Tener un plan de sucesión te permite identificar quién se hará cargo de la compañía en tu ausencia o, si otros miembros de la familia no están interesados, qué harás con el negocio.

Saber hacia dónde vas y cómo llegarás allí es clave para el éxito de tu negocio familiar. Contar con el asesoramiento financiero adecuado puede garantizarte un plan sólido que te ayude a alcanzar tus metas. Consulta cómo Nationwide puede ayudarte en tu camino al éxito.

Obtén más información sobre el seguro de negocios de Nationwide o llama al 1-888-490-1549.