Un médico y una enfermera en un consultorio médico

Se le pide mucho al proveedor de atención, ya sea enfermero, asistente de enfermería certificado (CNA, en inglés), trabajador social, psicólogo o psiquiatra durante un turno típico. Puede ser un turno lleno de altibajos. Incluso con todos los adelantos en atención especializada y atención al cliente, no hay duda de que se necesita una persona especial para encargarse del trabajo diario que a veces incluye ansiedad, trauma y circunstancias que alteran la vida. El “costo de la atención” puede tener un efecto profundo en las empresas y en las personas dentro del sector de atención del cliente o de vida asistida que puede convertir una lucha personal en una posible responsabilidad civil.

Como orgulloso segmento de Nationwide, el equipo de Servicios de Atención Especializada quiere hacer énfasis en la fatiga por compasión con el fin de ayudar a las organizaciones de la comunidad a reconocerla, a proteger a su personal e instalaciones contra ella y a brindar apoyo a las personas que pasan sus días cuidado a otros.

¿Qué es la fatiga por compasión?

La delgada línea que estos profesionales deben atravesar entre el servicio y el egoísmo puede ser perjudicial para hasta los más experimentados profesionales. La fatiga por compasión es muy común entre personas que se dedican al trabajo social y comunitario. Generalmente catalogada como una sensación de estrés intenso, cambios en el estado de ánimo, tensión crónica y cansancio emocional completo, la fatiga por compasión es una dolencia que rara vez se reconoce dentro de una industria que está muy centrada en el cliente.

Estos cambios pueden afectar tanto su vida profesional como personal, con síntomas que incluyen la dificultad para concentrarse, ideas intrusivas, pérdida de la esperanza, cansancio extremo e irritabilidad. También puede provocar cambios profundos en la manera en la que los asistentes ven el mundo y a sus seres queridos. Además, los cuidadores pueden desanimarse y volverse más cínicos en el trabajo, pueden cometer errores clínicos, violar los límites del cliente, perder la postura de respeto hacia los clientes o compañeros de trabajo y contribuir a un entorno laboral tóxico en general.1

Estos son algunos de los procesos y factores que pueden contribuir a la fatiga por compasión.

  • Exposición al sufrimiento
  • Preocupación
  • Desapego
  • Recuerdos traumáticos
  • Otras exigencias de la vida

Todo esto puede llevar a un estrés residual por compasión, que luego produce la fatiga por compasión.2

A pesar de que se crea lo contrario, hay un “costo por cuidado” físico y emocional significativo. Se puede diagnosticar de manera incorrecta como depresión o hasta como cansancio general, pero hay mucho más en juego que la necesidad de dormir un poco mejor a la noche. Puede causar agotamiento físico y emocional asociado con enfermedades, dolores de cabeza, poco rendimiento laboral y hasta la disminución de las relaciones personales. Últimamente, el aumento en las tasas de recambio de personal que produce mayor carga de trabajo en los empleados de atención actuales está obligando a la industria a reconocer a la fatiga por compasión como un factor de mercado legítimo.

Señales de fatiga por compasión y desgaste

  • Mayor estrés: los sentimientos crónicos de estrés, la ansiedad inmensa y la tensión acumulada o que está directamente relacionada con el trabajo.
  • Aislamiento social: autoaislarse del daño o las mayores demandas de asistencia que por lo general se categorizan por el distanciamiento de la familia, los amigos, las responsabilidades y los deberes relacionados con el trabajo.
  • Disminución del desempeño laboral: productividad reducida y notoria, faltas al trabajo, convertirse en una influencia negativa para los compañeros de trabajo o la pérdida de la pasión por el trabajo.
  • Falta de interés o apatía: pérdida de una pasión favorita, sentimientos de apatía o “desgaste” y la pérdida de la inversión emocional. Con el tiempo, se puede alterar el sentimiento del deber de las responsabilidades en el lugar de trabajo.
  • Dolencias físicas: una disminución repentina en el bienestar que no tiene una explicación sencilla. También es frecuente el cansancio, la pérdida de peso, los dolores físicos o el dolor de cabeza crónico.
  • Abuso de sustancias: un aumento evidente en la automedicación y, por lo general, se hace como “vía de escape”. Usar drogas o alcohol se puede convertir en una manera de lidiar con estos dolorosos sentimientos psicológicos y puede empeorar los problemas.

En un instante, este trastorno puede interrumpir una organización funcional y exitosa, ya sea un centro con un grupo pequeño o instalaciones grandes de vida asistida. Solamente se necesita ignorar las circunstancias sintomáticas y los indicios que ayudan a identificar este problema. Sin embargo, vale la pena mencionar que el “desgaste” se puede fácilmente confundir con la fatiga por compasión en muchos casos. Las principales diferencias es que el desgaste se puede manifestar durante el transcurso de una carrera profesional o durante un periodo de tiempo prolongado. Las personas que sufren de fatiga por compasión experimentan los síntomas iniciales de manera más repentina e inmediata.

Perspectiva profesional

El Dr. Mark Segal ejerce en la zona de Columbus, Ohio desde hace más de 30 años y tiene certificación de la junta en Hematología y Oncología Médica. Durante ese período ha visto una variedad completa de emociones y circunstancias que ofrece la profesión y no es para todos. “Esencialmente, uno guía a las personas durante lo bueno y lo malo. Especialmente en aquellos que son nuevos en el ámbito de la atención y el servicio, si no están preparados ni son concienzudos, la respuesta empática se puede desgastar”.

Esa sensación de agotamiento emocional también puede tener consecuencias significativas en los centros de asistencia y en todo su personal si no se detecta y se trata de manera adecuada.

Una persona con fatiga por compasión puede representar una “brecha en la atención” significativa dentro de cualquier operación de atención especializada. Aquellas personas que sufren de fatiga por compasión tienen menos posibilidades de ofrecer atención de calidad y eficiente a quienes más la necesitan. Tiene el potencial de transformar a una persona que antes era atenta y cuidadosa en una figura negligente y apática que se puede convertir en una amenaza para cualquier centro de buena reputación. Las consecuencias legales más frecuentes por la disminución en la calidad de la atención son las demandas, los daños irreparables a la reputación y las investigaciones públicas.

“Se puede convertir en una responsabilidad legal grave para cualquier organización que trabaja con la comunidad en general a nivel personal. Si una persona no cumple con sus deberes laborales según las normas, puede haber implicancias preocupantes para la seguridad general de los clientes”, dice Segal.

Controlar este fenómeno no se trata solo de lograr un alivio; más bien se trata de examinar un tema social complejo que rara vez se trata de manera formal. La industria de la atención especializada debe permanecer sensible a las necesidades de los profesionales de la atención médica, sin importar el caso. Seguir los consejos profesionales como estos puede ayudar a atenuar potencialmente los costos de la atención compasiva.

Maneras de combatir la fatiga por compasión

  • Meditación
  • Tiempo libre o vacaciones periódicas programadas
  • Sesiones de terapia o ayuda regulares
  • Desarrollo de pasatiempos u ocupaciones personales
  • Hacer actividad física regularmente
  • Dormir bien y descanso físico
  • Alimentarse correctamente y beber mucha agua
  • Evitar agentes depresivos (alcohol)

Tendencias de la industria

Estudios recientes demuestran que la calidad de la atención está sufriendo debido a los salarios estancados de la industria, a causa de la dependencia de la financiación gubernamental y la necesidad de los cuidadores de buscar empleos adicionales para pagar las cuentas. Esto agrega presión a los gerentes para que puedan entrenar al nuevo personal para que atiendan como corresponde a aquellos a los que defienden y protegen. Estos factores estresantes financieros en conjunto con las exigencias laborales en general pueden contribuir a una fuerza de trabajo sobrepasada o malpagada. Esto contribuye a los niveles altos de recambio personal que vemos hoy en las instalaciones de todo el país.

A medida que los centros para adultos mayores y las casas de retiro son menos económicos, vemos un aumento de las personas que están en instalaciones de atención de nivel inferior, lo que aumenta más la proporción crucial entre personal y clientes. Esto puede crear “brechas de atención” más amplias y exposiciones posibles debido a la falta de personal. Cada vez más adultos ancianos están optando por tener atención privada en sus hogares; sin embargo, la fatiga del personal puede ser un problema según la naturaleza de las necesidades de cada persona. Siempre que un enfermero, un técnico de atención o un médico se cansan y se desconectan de sus deberes y de la seriedad de su puesto, el resto del personal tiene más estrés y sufre mayor exposición. Es un ciclo perjudicial que puede desgastar hasta las instalaciones más robustas. En la actualidad, la falta de personal es una de las tendencias más preocupantes dentro de las instalaciones de atención especializada.

Con una población en envejecimiento, el aumento de la incidencia de enfermedades crónicas y la jubilación de aproximadamente un tercio de los enfermeros actuales, la falta de enfermeros calificados es un asunto que preocupa. El problema se complica debido a las limitaciones para ingresar al campo de trabajo, como los requisitos de educación superior y la capacidad limitada de las escuelas de enfermería así como de hospitales/clínicas disponibles para que se capaciten.5

Lamentablemente, la industria de la atención de la salud de Estados Unidos no es un modelo de gran éxito o continuidad. Años de largas esperas en instalaciones de atención y los costos en aumento añaden mucha tensión en la confianza del consumidor. En este momento de la historia moderna se les pide más a los profesionales de la salud que en ningún otro momento. La practicidad, la flexibilidad y la afabilidad son rasgos cruciales que hay que tener al trabajar en el sector de la atención en la actualidad.

Los investigadores sugieren que será difícil que las organizaciones eviten la fatiga por compasión porque hay muchas variables demográficas y organizativas que contribuyen al estrés y al agotamiento. Por el contrario, sugieren a los administradores que trabajen para mejorar el ambiente de trabajo y ofrezcan intervenciones que aumenten la satisfacción a través del desarrollo profesional y el reconocimiento.3

Cuidar a estas personas desinteresadas para que tengan empleos duraderos, productivos y con impacto es algo esencial para el futuro de la atención de la salud global. ¿Cómo cuidamos a aquellos que cuidan a otros?

Seguro para servicios de atención especializada

Con la misión de educar, reconocer y apoyar a aquellos que se dedican al cuidado de los demás, Nationwide ha estado siempre abierto a una base de clientes excepcionalmente grande, tanto para organizaciones con y sin fines de lucro. Como proveedor de servicios de atención especializada, sabemos que tienes necesidades únicas. Nuestro programa exclusivo OthersFirst® ofrece una amplia variedad de coberturas básicas y opcionales para satisfacer las exigencias de tu industria. Te invitamos a conocer cómo este programa te puede ayudar a hacer el bien por tu comunidad al ofrecer un seguro a la medida de las organizaciones que estén en la industria de ofrecer atención a los demás.

“Durante casi 10 años, los servicios de atención especializada de Nationwide se han dedicado a proteger, educar y prestar servicios a nuestros clientes y socios que ponen las necesidades de los demás en primer lugar”, dice Cheryl Tamasitis, AVP de Servicios Humanos. “Anteponer las necesidades de los demás antes de las propias es un verdadero llamado; un llamado que apoyamos todos los días”.

La cobertura especializada y las organizaciones que apoyamos incluyen, entre otras:

  • Servicios de día para adultos y ancianos
  • Centros de atención intermedia para discapacidades físicas o intelectuales
  • Programas de salud mental residenciales o ambulatorios
  • Guarderías para niños con y sin necesidades especiales
  • Albergues de emergencia y hogares de transición
  • Asesoramiento para el tratamiento de adicciones (ambulatorio y con internación)

Como uno de los principales proveedores del país en varios sectores, comprendemos los desafíos únicos y las exposiciones de tus clientes y es por eso que ofrecemos un paquete completo de soluciones para protegerlos a ellos y a ti. Si quieres conocer más sobre este tema, comunícate con tu agente local o con el asesor de servicios de atención especializada de tu región.

Para recibir más información y para realizar preguntas generales, comunícate con humanservices@nationwide.com.


1 Françoise Mathieu, M.Ed., CCC., Especialista en fatiga por compasión © WHP-Workshops for the Helping Professions [Talleres para ayudar a los profesionales], marzo de 2007.

2 Figley CR, editor: Compassion fatigue: Coping with secondary traumatic stress disorder in those who treat the traumatized (Fatiga por compasión: lidiar con el trastorno de estrés traumático secundario en aquellas personas que tratan a quienes sufren traumas). Brunner-Routledge: New York, p. 252, 1995-2001.

3 Mulero, A. (2015). Factors that influence nurse compassion fatigue (Factores que influyen en la fatiga por compasión de los enfermeros) | FierceHealthcare. [en línea] Fiercehealthcare.com. Disponible en: https://www.fiercehealthcare.com/healthcare/6-factors-influence-nurse-compassion-fatigue [Consultado el 15 de enero de 2018].

4 Advancing Effective Communication, Cultural Competence, and Patient- and Family-Centered Care [Progresos en la comunicación efectiva, la competencia cultural y la atención centrada en el paciente y la familia]: A Roadmap for Hospitals (Un mapa de ruta para hospitales). The Joint Commission. 2010.

5 The Atlantic, “The U.S. Is Running Out of Nurses” [Los Estados Unidos se están quedando sin enfermeros], febrero de 2016, https://www.theatlantic.com/health/archive/2016/02/nursing-shortage/459741/

Obtén más información sobre el seguro de negocios de Nationwide o llama al 1-888-490-1549.
El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.