No todas las redes Wi-Fi públicas son seguras

Muchas personas disfrutan de las conexiones Wi-Fi públicas que se ofrecen comúnmente en cafeterías, hoteles, restaurantes, bibliotecas, aeropuertos y otros lugares. Pero pocos usuarios se dan cuenta de que esas fuentes no siempre aseguran sus conexiones Wi-Fi públicas.

Wi-Fi falso y Wi-Fi no asegurado

¿Qué es una conexión Wi-Fi falsa? Las zonas Wi-Fi suelen atraer a ladrones y piratas informáticos, quienes crean puntos de acceso falsos a Wi-Fi para robar la información de los usuarios de dos maneras: 1) redirigiéndolos a sitios fraudulentos que solicitan información personal u 2) observando su actividad en línea mientras usan la conexión fraudulenta.1 En palabras simples, las conexiones Wi-Fi públicas falsas engañan a los usuarios al hacerlos pensar que están usando una conexión a Internet segura y protegida en lugares donde esperarían encontrarla.

Una conexión Wi-Fi no asegurada no está protegida con contraseña, lo que significa que puedes acceder a ella sin una contraseña exclusiva. A veces, una conexión Wi-Fi no asegurada puede ser legítima: un amigo o una compañía simplemente pueden no requerir una contraseña para mayor conveniencia, pero esto puede proporcionar oportunidades a los piratas informáticos de imitar una conexión Wi-Fi legítima para cometer fraudes.2 Sin una conexión Wi-Fi asegurada, los piratas informáticos pueden dirigirte a Internet a través de sus propias computadoras, lo cual significa que pueden monitorear tu actividad en Internet mientras usas su conexión.

Sitios web asegurados y no asegurados

En la actualidad, los sitios web que manejan información confidencial tienden a estar encriptados. Esto significa que cualquier información delicada que ingresas en un sitio se codificará para que a los piratas informáticos les resulte difícil leerla. Poder saber si un sitio está encriptado es muy importante al usar una conexión Wi-Fi pública.

¿Cómo puedes saber si un sitio está encriptado? La manera en que los sitios transfieren la información involucra HTTP (protocolo de transferencia de hipertexto), lo que es una excelente manera de transferir información a través de la Web. HTTP, sin embargo, no es seguro, y es por eso que se creó HTTPS, un formato más seguro (la “S” significa “Seguro”).

Puedes saber si un sitio usa HTTPS verificando el lado izquierdo de la barra de direcciones.

  • https://www.nationwide.com
Todos los sitios de bancos y comercios modernos que manejan información confidencial deberían utilizar HTTPS. Si un sitio no usa HTTPS, ten precaución.

Usar conexiones Wi-Fi públicas de manera segura

  • No proporciones información personal confidencial para acceder a redes Wi-Fi públicas a menos que sea segura
  • Evita acceder a tu cuenta bancaria en línea mientras usas una conexión Wi-Fi pública. Especialmente cuando uses conexiones Wi-Fi no aseguradas, no uses ningún sitio protegido con contraseña, ya que los piratas informáticos podrían acceder a tu información personal
  • Mantén los programas antivirus y firewalls de tu computadora actualizados y activados
  • Cambia tus contraseñas con frecuencia
  • Cuando uses una conexión Wi-Fi no asegurada, si debes ingresar información personal, asegúrate de que el sitio esté encriptado
  • Considera usar una red privada virtual (VPN) para asegurar tu información mientras usas una conexión Wi-Fi no asegurada. Los equipos Windows modernos vienen con una VPN instalada (busca “VPN” en la barra de búsqueda). También puedes acceder a una VPN en un equipo Mac en “Red”, en la sección “Preferencias del Sistema”.
 

1http://www.consumer.ftc.gov/articles/0014-tips-using-public-wi-fi-networks

2http://thenextweb.com/insider/2015/08/08/how-to-stop-hackers-from-stealing-your-information-on-public-wi-fi