Tómate un momento para pensar en todas las cuentas cuyo acceso requiere una contraseña. Tendrías que agrupar todas las aplicaciones en tu teléfono, pensar en todos los perfiles en línea que te hayas creado, y recordar números de identificación personal y contraseñas de cuentas bancarias. Actualmente, las contraseñas son tan habituales que es fácil dar por sentado su propósito. Sin embargo, mantener contraseñas seguras previene el hackeo y es fundamental para la seguridad digital y financiera.

Contraseñas y hackeo de contraseñas

En la actualidad, la mayoría de los perfiles en línea y digitales depende de una combinación de nombre de usuario y contraseña para verificar la identidad del usuario. Para garantizar que esos perfiles sigan siendo seguros y confidenciales, es esencial contar con contraseñas bien pensadas.

La creciente prevalencia del hackeo de contraseñas para ingresar a cuentas en línea confidenciales o financieras, en particular, ha hecho que la seguridad de las contraseñas sea extremadamente importante. Las contraseñas débiles o comunes facilitan el acceso a los perfiles digitales por parte de los hackers, quienes utilizan sofisticados programas para descifrar contraseñas y hackear cuentas.

Crear contraseñas seguras

Para crear una contraseña con bajas probabilidades de ser descifrada o hackeada, considera lo siguiente:
  • Por sí solas, las palabras comunes son malas opciones para una contraseña. Intenta usar ciertos caracteres especiales (@, #, $, &, etc.) en lugar de letras o números
  • Utiliza ocho caracteres como mínimo en tu contraseña con una combinación de letras minúsculas, letras mayúsculas, números y caracteres especiales.
  • Las combinaciones inusuales son mejores. Una opción es formar un acrónimo usando la primera letra de cada palabra de la letra de tu canción favorita.
  • Para mayor protección, simplemente puedes escribir letras aleatorias en el teclado. Dado que este tipo de contraseña será muy difícil de recordar, lee a continuación algunas ideas sobre cómo puedes almacenar tu contraseña de forma segura.
  • Usa distintas contraseñas para diferentes dispositivos, aplicaciones, cuentas en línea y sistemas.
  • No incluyas información personal en tu contraseña que se pueda adivinar o a la que se pueda acceder fácilmente (como cumpleaños o nombres de mascotas).
  • Cambia tu contraseña con regularidad. Cuando cambies la contraseña, trata de no repetir la misma serie de palabras, como contraseña1, contraseña2.
  • Sustituye las contraseñas débiles o duplicadas por contraseñas más seguras y únicas.

Puede llevarte algún tiempo recopilar toda la información de ingresos necesaria, así que asegúrate de dedicarle tiempo suficiente.

Almacenamiento seguro de contraseñas

Con tantas contraseñas y combinaciones de inicio de sesión, a muchos usuarios les resulta difícil recordar sus contraseñas. Te ofrecemos las siguientes recomendaciones para ayudarte a hacerlo:
  • No escribas tus contraseñas en trozos de papel ni cuadernos. Estos artículos suelen perderse o robarse fácilmente. Si necesitas escribir tus contraseñas, no incluyas el nombre de usuario en ellas.
  • Guarda tu contraseña en un archivo de texto luego guarda el archivo en una unidad USB codificada y protegida con contraseña.
  • Considera un programa de gestión de contraseñas. Muchos de ellos ofrecen funciones de gestión de contraseñas de alta calidad. Por ejemplo, puedes usar el software para generar y almacenar contraseñas seguras a tu nombre.
  • Conoce qué son las cookies. Una cookie es una porción personalizada de datos que utilizan los navegadores de Internet para identificar a los usuarios que regresan a un determinado sitio. Si tu navegador te recuerda, podrás acceder más fácilmente a tus perfiles digitales cada vez que ingreses a un sitio que sueles visitar con frecuencia. De esta manera, no tendrás que volver a ingresar tu información cada vez.
  • Del mismo modo, la mayoría de los navegadores permiten que los usuarios guarden su información de inicio de sesión dentro del navegador. De esta forma, no tendrás que volver a ingresar tu contraseña con frecuencia. Ten en cuenta que la información se puede perder si borras tus cookies. Por ende, no debes confiar exclusivamente en los navegadores de internet para llevar un registro de tus contraseñas.

Las contraseñas nunca pueden estar completamente a salvo de ser descubiertas. No obstante, si sigues los pasos mencionados arriba, puedes reducir de manera drástica la probabilidad de que alguien descubra tu contraseña.

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.