Cómo reequilibrar la cartera

Tu estrategia de inversión probablemente está diseñada para el largo plazo, con una combinación diversificada de distintos tipos de inversiones. Pero hay momentos en que deberías considerar un reequilibrio de tu cartera.

Por ejemplo, quizás sea el momento de revisar tu cartera y considerar un reequilibrio de tus inversiones combinadas si:

  • Tu tolerancia al riesgo cambia.
  • Necesitas alcanzar un objetivo financiero, como ayudar a un hijo a pagar la universidad.
  • Estás cerca de la edad de jubilación.

Cuando tus objetivos de inversión, el horizonte temporal y la tolerancia al riesgo cambian, puedes reequilibrar tu cartera para volver a asignar los activos de la manera que desees. Tan solo ten en cuenta que usar una asignación de activos no garantiza ganancias ni te protege de posibles pérdidas.

Cómo funciona el reequilibrio de la cartera

Digamos que las ganancias en la bolsa de valores en los últimos tres años abultaron la parte de valores en tu cartera. Si el nivel actual es demasiado alto para tu tolerancia al riesgo, puedes volver a tu asignación original.

¿Cómo se hace?

  • Puedes mover el dinero de acciones a otras clases de activos, como bonos y fondos del mercado monetario.
  • O puedes invertir más en clases de activos poco representadas hasta que alcances las asignaciones generales que quieres.

Ejemplo hipotético de reequilibrio de cartera

Tres años después de que Karen invirtió su dinero en tres clases de activos diferentes, las ganancias en la bolsa de valores aumentaron el valor de sus fondos de acciones en un 22 %. Durante el mismo período, el valor de sus fondos en bonos creció un 9 % y el valor de sus fondos del mercado monetario subió un 4 %.

Original mixCurrent mix
(3 años después)
Rebalanced mix
Cartera de $55,000Cartera de $63,828Cartera de $63,828
Acciones60%
($33,000)
63.1%
($40,275)
60%
($38,297)
Bonos25%
($13,750)
23.5%
($15,000)
25%
($15,957)
Mercado monetario15%
($8,250)
13.4%
($8,553)
15%
($9,574)

Después de tres años, el porcentaje de acciones en la cartera de Karen subió del 60 % al 63.1 %. No se sentía cómoda con un nivel de riesgo de inversión tan alto, así que decidió regresar su asignación de activos a los porcentajes originales.

Para hacerlo, vendió acciones en sus fondos de acciones y compró otras acciones en bonos y fondos de mercado monetario.1

La información de este cuadro es hipotética y se usa únicamente con fines ilustrativos. Su intención no es predecir el rendimiento real de ninguna inversión en particular. El efecto de los impuestos y los costos de inversión no están reflejados.

Algunas inversiones ofrecen reequilibrio automático

Según el tipo de inversión, el reequilibrio puede ser regular y automático. Por ejemplo, los fondos conocidos como fondos de asignación de activos dividen sus activos de inversión entre acciones, bonos y efectivo. El reequilibrio se hace automáticamente para mantenerse dentro de los parámetros de objetivos y riesgo de la cartera.

[1] Fondos de mercado monetarios: estos fondos no están asegurados ni garantizados por la Federal Deposit Insurance Corporation ni ninguna otra agencia del gobierno federal. Aunque buscan preservar el valor de tu inversión a $1.00 por acción, es posible perder dinero al invertir en fondos de mercado monetario. El fondo puede imponer una tarifa por la venta de acciones o suspender de manera temporal la posibilidad de vender acciones si la liquidez del fondo cae por debajo de los mínimos exigidos debido a las condiciones del mercado u otros factores.


La diversificación, asignación de activos y reequilibrio de activos no garantizan una ganancia ni previenen una pérdida en un mercado en baja.

Mujer1-recuadro
Want to work with a financial advisor?
Llama al  1-877-245-0761