Cuatro maneras de reducir tus primas del seguro de vivienda

Ser un propietario de vivienda proactivo es fundamental para obtener la mejor oferta de seguro y proteger tu casa. Al reducir los riesgos y trabajar con su agente de seguros para obtener todos los beneficios y deducciones disponibles para usted, sus primas de seguro podrían disminuir sustancialmente.

Aquí hay cuatro estrategias comprobadas para reducir las tarifas de seguro de propietarios :

1. Mejora la seguridad del hogar

Los sistemas de seguridad, los detectores de humo y las alarmas contra incendio para las viviendas aumentan la seguridad porque alerta a los propietarios de vivienda y socorristas ante situaciones adversas. Las compañías de seguros recompensan tales precauciones de varias maneras, que incluyen proporcionar descuentos

Los sistemas de seguridad van desde dispositivos individuales, como sensores de movimiento, hasta sistemas para toda la casa habilitados para Internet. Debido a que hay diferencias considerables en los dispositivos de detección y alerta, consulta con tu asegurador antes de comprar un sistema para saber si cumple con los requisitos necesarios.

2. Mejore la preparación para desastres de su hogar

Ninguna casa es a prueba de catástrofes, pero puede resistir mucho más si la preparas para soportar tormentas y otros factores adversos externos. 

Por ejemplo, usar materiales ignífugos en patios y jardines, reforzar el techo para que soporte fuertes nevadas, mejorar los materiales del techo para reducir los riesgos de goteras e instalar ventanas resistentes a las tormentas para proteger las ventanas contra vientos fuertes, todo contribuye a mitigar los riesgos de daños. Mejorar las viviendas para soportar los terremotos puede reducir aún más las primas de seguro. 

Modernizar los sistemas de calefacción, de cañerías y de electricidad según lo que establecen los códigos actuales ayuda a reducir los riesgos de los daños que causa el agua por tuberías falladas, o el fuego por fallas eléctricas. Instalar un sistema aspersor en toda la casa podría reducir todavía más los riesgos de incendio. 

En el caso de las nuevas viviendas, elegir los materiales de construcción correctos (como paneles de cemento o techos de metal) puede reducir los riesgos y las primas de seguro. Pero ten presente que si los materiales elegidos aumentan los costos de la reconstrucción, puedes perder cualquier ahorro en las primas de seguro. Consulta con tu asegurador antes de elegir los materiales.

3. Verifique los descuentos del seguro de hogar

Las compañías de seguro ofrecen muchos beneficios que tal vez ni siquiera sepas que los puedes aprovechar. Por ejemplo, los miembros de Nationwide pueden ahorrar al agrupar las pólizas de seguro , como las pólizas de propietarios o inquilinos con auto , barco , motocicleta o vida seguro. También pueden ser posibles ahorros adicionales en función de su historial de reclamos. 

4. Revise su póliza anualmente

Los eventos que tienen lugar en la vida o las mejoras que le haces a tu casa pueden ser elegibles para descuentos o crear nuevas necesidades en cuanto a la póliza. Los endosos para tales cosas como equipo de oficina central o pertenencias costosas, incluyendo alfombras orientales, pianos de cola o joyas, pueden no ser necesarios si esos artículos ya no están en tu casa. Una revisión gratuita de la política puede ayudarlo a comprender qué cubre su política y puede ayudarlo a determinar si sus necesidades están cubiertas. 

Hable con un agente sobre los posibles productos de mejoras y seguridad para el hogar que pueden reducir los costos de su seguro y su elegibilidad para descuentos.

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.