Cómo Obtener un Seguro de Inquilinos

El seguro de inquilinos puede no ser obligatorio pero tener una póliza ciertamente es una idea inteligente. Estas son algunas de las razones para tener un seguro de inquilinos.

Por qué podrías necesitar un seguro de inquilinos o arrendatarios

1. Evita pagar bienes robados o dañados con tu propio dinero.

Tener que pagar de tu bolsillo por artículos personales dañados o robados en tu apartamento, condominio o casa alquilada no es lo ideal para la mayoría de los inquilinos. Además, la póliza de seguro de tu arrendador no cubrirá tus pertenencias personales, así que una póliza de seguro de inquilinos aparte es necesaria para tener una cobertura total.

2. Protégete de la responsabilidad civil

Ten en cuenta que el seguro de inquilinos o arrendatarios no se aplica solo a tus pertenencias. También puede protegerte de responsabilidad civil en situaciones como que un invitado se lesione en tu casa. Si no prevés tener los fondos para cubrir costosas facturas médicas u honorarios legales por tu cuenta, el seguro de inquilinos o arrendatarios puede serte útil.

Cómo obtener un seguro de inquilinos

El proceso de obtener una póliza de seguro de inquilinos puede parecer abrumador, pero saber exactamente lo que debes hacer con anticipación puede ayudar a facilitar el proceso. Este es un repaso general de los pasos a seguir:

1. Averigua lo que cubre y lo que no cubre la póliza de seguro de tu arrendador

Por ley, el arrendador debe tener una cierta cantidad de seguro que cubra el edificio. Sin embargo, a menudo solo cubre la estructura en sí, no el valor de las pertenencias de los inquilinos individuales. Es probable que la póliza de seguro de tu arrendatario tampoco incluya cobertura de daños corporales o ciertos tipos de daños, como el daño por reflujo de aguas servidas o daños relacionados con electrodomésticos. Habla con tu arrendador y obtén una copia de su póliza de inquilinos para evaluar lo que tienes que asegurar. 

2. Investiga

Conoce los aspectos básicos de diferentes tipos de pólizas de seguro de inquilinos para que sepas exactamente lo que cubren y lo que no cubren. Ten en cuenta que el valor de tus pertenencias puede afectar el monto que pagas por una póliza de seguro de inquilinos. Cuanto mayor sea el valor, es posible que pagues más, y viceversa.

3. Compara aseguradoras

Antes de elegir una compañía, es mejor comparar precios y tarifas. También es conveniente si ya tienes cobertura de seguro de auto con una compañía particular en la que confíes. Hasta es posible que califiques para un descuento en seguros de inquilinos al combinar pólizas.

4. Calcula el valor de tu propiedad personal

El valor monetario de tus pertenencias personales en tu espacio alquilado puede ser más de lo que crees. Haz un inventario de todo lo que tengas: desde aparatos electrónicos hasta arte, artículos para el hogar y ropa. Calcula el valor actual de estos artículos (no lo que pagaste por ellos) y suma todo. Esta es una buena forma de aproximarse a cuánto seguro necesitarás en caso de que te roben o destruyan tus pertenencias.

5. Obtén una cotización de seguro de inquilinos

Muchas compañías te permiten solicitar una cotización de seguro de inquilinos gratis en línea, pero también puedes obtener una cotización por teléfono o en persona. Un agente de seguros con experiencia puede ayudarte a determinar la mejor cobertura y plan según tu situación financiera. Recuerda que un deducible más alto significa una prima de seguro más baja y un deducible más bajo significa una prima más alta: planifica tu presupuesto para el seguro de inquilinos o arrendatarios según tu situación.

¿Listo para solicitar una cotización ahora? Obtén hoy una cotización para seguro de inquilinos o arrendatarios en línea gratis de Nationwide.

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.