Por qué deberías considerar un seguro de boda

El fin de semana de la gran boda se acerca y el pronóstico meteorológico anuncia una tormenta de nieve épica. Los vecinos están acopiando comida para adelantarse al cierre de carreteras y la falta de electricidad. El gobernador declara el estado de emergencia y las aerolíneas anticipan cancelaciones masivas de vuelos. ¿Llegarán a tiempo los parientes? ¿Se quedará sin electricidad el salón de fiestas? ¿Cancelará el trabajo el fotógrafo?

O ¿qué sucede si el lugar donde se celebrará la boda quiebra y se queda con el depósito de la recepción? ¿O si el fotógrafo de la boda pierde la cámara/tarjeta de memoria? ¿O si alguien roba los regalos de boda o se daña el vestido de novia o el traje alquilado?

Hay tantas cosas en juego en una boda que algo puede salir mal. Algunos problemas pueden solucionarse, pero no hay certezas cuando se trata de depósitos a proveedores, enfermedades inesperadas, condiciones climáticas extremas y cosas por el estilo. ¿Cómo puedes proteger tu inversión financiera en el "gran día" si algo sale mal? Considera adquirir un seguro de boda que te ayude a reducir la preocupación sobre algunas cosas que no puedes controlar y los costos relacionados.

¿Qué es el seguro de boda?

El seguro de boda está diseñado para proteger la inversión financiera en caso de que surjan situaciones que escapen al control de los novios. El seguro de boda está disponible para dos tipos de pérdida:

Responsabilidad civil: del mismo modo que una póliza para propietarios de vivienda cubre la Responsabilidad civil en caso de que ocurra un accidente en la casa, la cobertura de responsabilidad para bodas cubre los daños a la propiedad y personales que se produzcan durante la ceremonia y la recepción de una boda y, a veces, durante la cena de ensayo. Muchos salones de fiestas y otros lugares para celebración de bodas ahora solicitan que las parejas adquieran una cobertura de responsabilidad para poder usar las instalaciones.

Cancelación y aplazamiento: estas pólizas suelen cubrir determinados cambios, aplazamientos o cancelaciones inesperados con respecto a la fecha de la boda.

El seguro protege contra algunos costos asociados con una cancelación o un aplazamiento. Los costos cubiertos pueden incluir el lugar donde se celebrará la boda y otros cargos de alquiler, depósitos a proveedores, alojamiento y otros costos que no se reembolsan.

¿Qué cubre el seguro de boda?

Evidentemente, cada póliza de seguro de boda cubre cosas distintas, pero estas son algunas de las situaciones que podría cubrir un seguro de boda o una póliza de responsabilidad civil de acuerdo con la cobertura seleccionada:

  • Condiciones climáticas extremas: un huracán o una tormenta de nieve importante impide el viaje de participantes esenciales de tu boda.
  • Lesiones/Enfermedad: si un miembro cercano de la familia (esto incluye a la novia o el novio) no puede asistir debido a una enfermedad o una lesión grave imprevista.
  • Regalos: alguien roba los regalos no monetarios o derriba la mesa de los regalos y esto hace que haya vajilla rota por todas partes.
  • Atuendo para la boda: el costoso vestido de boda de diseñador y la maleta con zapatos y accesorios se enviaron a otro país y no pueden recuperarse a tiempo para la boda.
  • Servicio militar: la novia o el novio son llamados a prestar servicio activo antes de lo esperado. La boda debe adelantarse o postergarse.
  • Fotos: el fotógrafo tomó imágenes en la boda y la fiesta, pero de algún modo se perdió o se dañó la tarjeta de memoria.

Qué debes preguntar

No todas las pólizas de seguro de boda son iguales, del mismo modo que no todas las bodas son iguales. Al elegir una póliza de seguro de boda, estos son algunos factores que deben considerarse:

  • La póliza ¿cubre las bodas de destino?
  • ¿Qué cubre específicamente el seguro? Si hay motivos específicos que le preocupan a la pareja, esto incluye proteger el depósito del salón de fiesta o cubrir los costos si el novio se echa atrás antes del gran día (se llama cláusula de "acobardamiento" o "cambio de opinión"), asegúrate de que la póliza cubra esos detalles.
  • ¿Cuándo debería adquirirse el seguro? Algunas pólizas pueden adquirirse hasta la fecha de la boda, aunque muchas deben adquirirse con 15 días de anticipación, como mínimo. Averigua si hay algún beneficio por adquirir el seguro con uno o dos años de anticipación.
  • ¿Cuáles son los límites para cada categoría de cobertura? Las pólizas pueden tener distintos niveles de cobertura con límites en cuanto a lo que se cubre en cada categoría, esto incluye depósitos, atuendos especiales, regalos y fotografía. Cuanto más costosa sea la boda, mayores deberían ser los límites.
  • ¿Cuál es el deducible? Al igual que el seguro de auto y de vivienda, la póliza puede tener un deducible al presentar un reclamo. Averigua cuál es para que no haya sorpresas.
  • El seguro de vivienda ¿cubre la responsabilidad civil? A veces, las pólizas para dueños de viviendas ofrecen cobertura general para eventos especiales, esto incluye una boda, pero la póliza puede tener exclusiones, por ejemplo, que la boda tiene que ser en la casa de la familia. Puede ser más efectivo adquirir una póliza de responsabilidad civil para bodas independiente que no afecte las primas futuras de la póliza de vivienda en caso de que haya un reclamo relacionado con la boda.

Seguro para comerciantes

No todos los proveedores de bodas pueden tener su propio seguro. La pareja deberá pedir a los proveedores que sus aseguradoras envíen un comprobante de seguro y averiguar cuáles son los límites de responsabilidad civil. Cuando contrates proveedores, haz que le pidan a su compañía de seguros que te envíen una copia de su póliza de responsabilidad profesional y considera contratar solo a aquellos que tengan seguro.

Más información

Una boda es un momento de felicidad. Pero planificarla puede ser estresante. Hay tantas cosas en juego que resulta imposible controlar todo. El clima cambia. Las personas se enferman. Los negocios quiebran. Puedes estar tranquilo al saber que tu boda está cubierta aun si las cosas no salen exactamente como se planificaron.

Visita nuestra página de seguro de boda para conocer cómo Nationwide puede ayudarte a proteger tu gran día.

El producto, la cobertura, los descuentos, los plazos de los seguros, las definiciones y otras descripciones están destinadas sólo para fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones y la información contenidas en los contratos y pólizas de seguros individuales y/o las páginas de la declaración de las empresas de evaluación de riesgos afiliadas de Nationwide, que son normativas. Dichos productos, coberturas, términos y descuentos pueden variar según el estado y se pueden aplicar excepciones.