Señal de alto cerca de una carretera con nieve

Si vives en el noroeste o la región central ya sabes cómo es. Cuatro a cinco meses de ropa pesada, ver tu respiración y temperaturas heladas afuera. Y a veces el invierno hasta llega a lugares que normalmente no son fríos. Pero más allá de la molestia y la incomodidad, una tormenta invernal y otras condiciones climáticas extremas pueden causar daños reales. Por eso es importante pensar en prepararse para el invierno.

Proteger tu casa es fundamental. Una tubería de agua congelada puede estallar e inundar tu casa o sótano. Una acumulación de hielo en la canaleta puede hacer que el agua se filtre y sature una pared interior. Y después está tu auto. Asegurarse de que esté preparado para afrontar lo peor del invierno es igual de fundamental. Después de todo, ¿qué pasaría si quedaras varado en tu auto durante una ventisca?

Prepárate

Algunos consejos para el clima invernal para ayudarte a superar un período de mucho frío:

  • Quédate adentro durante la tormenta.
  • Camina con cuidado en senderos con nieve y hielo.
  • Evita los esfuerzos excesivos al recoger la nieve. Es una tarea extenuante, y si te esfuerzas demasiado, podrías sufrir un infarto, una de las principales causas de muerte durante el invierno. Si debes recoger la nieve, estírate antes de salir.
  • Mantente seco. La ropa mojada pierde toda su capacidad aislante y transmite el frío con rapidez.

Lesiones causadas por el frío

  • Permanece atento a las señales de congelación: pérdida de la sensibilidad y apariencia blanca o pálida en las extremidades. Si tuvieras alguno de estos síntomas busca ayuda médica inmediatamente.
  • Permanece atento a las señales de hipotermia: escalofríos incontrolables, pérdida de la memoria, desorientación, incoherencia, pronunciación inarticulada, somnolencia y agotamiento evidente. 
  • Ante algún síntoma de hipotermia, debes dirigirte (o llevar a la víctima) a un lugar cálido, quitar la ropa mojada y calentar primero el centro del cuerpo. Si el paciente está consciente, dale alguna bebida caliente sin alcohol. Y por supuesto busca ayuda médica lo antes posible.

Prepara tu casa

Algunos consejos para reforzar tu casa contra una tormenta invernal:

  • Limpia las canaletas, desconecta y drena todas las mangueras de exteriores. De ser posible, cierra todas las válvulas de agua externas.
  • Aísla paredes y áticos; además, coloca masilla y burletes en puertas y ventanas.
  • Repara las fugas del techo y quita las ramas que podrían ceder por el peso del hielo o la nieve y caer sobre tu casa o la de tu vecino. (Evita la responsabilidad civil en el segundo caso).
  • Envuelve las tuberías de agua en el sótano o espacios angostos con aislante para retrasar la transferencia de calor.
  • Considera una manta aislante para tu calentador de agua.
  • Si tienes un hogar, mantén el tubo de la chimenea cerrado cuando no lo uses.
  • Solicita a un contratista que revise tu techo para ver si soportaría el peso de una nevada fuerte.
  • Asegúrate de que los muebles no bloqueen los conductos de calefacción de la casa.
  • Durante las temporadas de frío, mantén abiertas las puertas de los gabinetes para que el aire tibio pueda circular por las tuberías, particularmente en las de la cocina y el baño.
  • Mantén un hilo de agua fluyendo de grifos conectados a tuberías que atraviesan lugares desprotegidos o sin calefacción.
  • Si tu casa quedará sin vigilancia durante los períodos de frío, considera drenar el sistema de agua.
  • Evita las acumulaciones de hielo, donde el agua de la nieve derretida vuelve a congelarse en las canaletas, se cuela por debajo del techo y moja las paredes interiores. Así es cómo lo hacemos:
    • Ventila tu ático.
    • Aísla bien el piso del ático para minimizar la cantidad de calor que se eleva a través de allí desde el interior de la casa.
    • Considera tener una membrana impermeable instalada debajo de la cubierta del techo.

Prepara tu auto

Según el Departamento de Transporte, el 22% de todos los choques de vehículos en los EE. UU. —y el 16% de las muertes— son a causa de condiciones climáticas adversas, como la lluvia, la nieve, el aguanieve y el hielo.1 De manera que prepara tu auto para las condiciones peligrosas y las temperaturas extremadamente bajas, y aprende qué hacer si quedas varado en un vehículo. Cuando las temperaturas comiencen a bajar:

  • Conduce solo si es absolutamente necesario. Si debes conducir, viaja de día.
  • No viajes solo. Cuéntales tu itinerario a otras personas.
  • Conduce siempre por carreteras principales y evita tomar atajos por caminos alternativos.
  • Reabastécete de anticongelante, líquido de limpiaparabrisas, gasolina, aceite y otros fluidos.
  • Asegúrate de que los neumáticos tengan suficiente banda de rodamiento. Considera adquirir neumáticos para la nieve.
  • Guarda sal o arena en bolsas dentro del maletero para mayor tracción y para derretir el hielo.
  • Limpia la nieve que haya encima del auto, en los faros delanteros y en las ventanillas.
  • Guarda los números de tu Automóvil Club, agente de seguros y servicio de grúa en tu teléfono celular.
  • Lleva un kit para clima frío en el maletero. Debe tener una manta o bolsa de dormir, guantes, caramelos duros, agua embotellada, una pala plegable, un kit de primeros auxilios, una linterna y un cargador de celular.
  • Si tienes un auto clásico, asegúrate de saber cómo guardarlo de manera apropiada:
    • Aceite y filtro
      Guarda el auto con aceite limpio y nuevos filtros de aire para mantener al mínimo los contaminantes.
    • Limpia
      Lava y encera el exterior del auto para prevenir rayones. Quita el polvo y las migas del interior para mantener lejos a los roedores.
    • Agrega combustible
      Llena el tanque de combustible con gasolina premium y agrega un estabilizador de combustible. Hazlo pasar por todo el motor para evitar la corrosión y para que la gasolina no se estanque.
    • Aumenta la presión de los neumáticos
      Infla en exceso los neumáticos a 2-5 psi antes de guardar el auto clásico para compensar la pérdida de aire y evitar que se desinflen.
    • Mantén alejadas las plagas dañinas
      Envuelve en papel de aluminio el filtro de aire y el caño de escape, y sujétalos con cinta para mantener a los insectos y a las plagas fuera del auto.
    • Evita el ingreso de humedad
      Agrega cajas abiertas de bicarbonato de sodio en el baúl y en el piso del auto para que absorban la humedad y ayuden a prevenir el olor a moho.
    • Desconecta la batería
      Desconecta el cable negativo de la batería y conéctalo a un cargador para que el auto arranque después del invierno.
    • No actives el freno de mano
      Activar el freno de mano puede fundir las almohadillas en los rotores. En su lugar, coloca contra la rueda cuñas o tacos para neumáticos para evitar que el auto se mueva.
    • Guárdalo en un lugar cerrado
      Mantén tu auto clásico lejos de los elementos al guardarlo en un garaje residencial o en un lugar alquilado cubierto.
    • Mantén el seguro
      Que el auto esté guardado no significa que no necesites seguro. Pueden ocurrir acontecimientos inesperados como robo o daño.

Si quedas atrapado en un vehículo

  • Quédate adentro. Los equipos de rescate tendrán más probabilidades de encontrarte allí.
  • Pon en funcionamiento el motor y la calefacción alrededor de 10 minutos a cada hora. Despeja la nieve del tubo de escape para reducir las posibilidades de intoxicación con monóxido de carbono.
  • Muévete para conservar el calor.
  • Usa mapas, tapetes y fundas de asientos como aislantes.
  • Túrnate para dormir. Alguien debe permanecer siempre despierto para alertar a los rescatistas.
  • Bebe líquido para evitar la deshidratación.
  • Enciende la luz del interior durante la noche para que los equipos de rescate puedan encontrarte.
  • Si estás varado en un área remota, dibuja las palabras “SOS” o “HELP” (ayuda) en la nieve con los pies.

Conoce más sobre cómo prepararte para condiciones climáticas extremas en nuestro centro de recursos para catástrofes y protégete del clima frío y otros desastres naturales que pueden afectarte y afectar tu vivienda. Conoce qué daños cubre el seguro de vivienda y cómo el seguro contra inundaciones puede protegerte en caso de inundación.

Clipboard-outline
¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llama al 1-800-421-3535.

Notas:

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.