vehículo en carretera con nieve

Cada año, el invierno representa una amenaza muy real para los propietarios de viviendas y autos.

Las consecuencias de no estar preparado para condiciones climáticas extremas pueden ser duraderas. Esto hace que muchos propietarios de viviendas y conductores tengan que lidiar con las consecuencias financieras durante la primavera y más adelante. Al preparar tu casa y tu auto para el invierno, puedes protegerte de las posibles consecuencias de las temperaturas heladas y las tormentas invernales.

Preparar tu casa para las tormentas de invierno

Estas son las áreas clave que debes verificar antes de la próxima tormenta de invierno a fin de asegurarte de que tu casa esté lista para el invierno:

Aislamiento: Las temperaturas heladas pueden hacer que las tuberías goteen o estallen, y el descenso brusco de las temperaturas puede causar incomodidad en tu hogar. Ayuda a que tu casa sea segura y cómoda para todos aislando paredes y áticos, instalando burletes en puertas y ventanas, y usando aislantes en las tuberías de agua. Incluso puedes considerar una manta aislante para el calentador de agua de tu hogar.

Techo: ¿Está tu techo preparado para nevadas fuertes? Un contratista puede realizar una inspección a fin de asegurarse de que el techo pueda soportar nevadas excesivas y puede buscar áreas que necesiten reparaciones para que no haya pérdidas. Para evitar acumulaciones de hielo, se puede instalar una membrana impermeable debajo de la cubierta del techo.

Mobiliario: Es importante mantener la circulación del calor en tu hogar durante el invierno. Asegúrate de que los muebles no bloqueen los conductos de la calefacción y de que el tubo de la chimenea (si tienes una) esté cerrado cuando no la uses. Durante las temporadas de frío extremo, puede ser útil dejar las puertas de los gabinetes abiertas para que el aire tibio circule por las tuberías en las cocinas y en los baños.

Seguro: Recomendamos verificar la cobertura de tu seguro de vivienda en caso de inclemencias del clima. Consulta tu póliza de seguro para averiguar si cubre reclamos comunes durante el invierno, como rotura de tuberías o daños en el techo por acumulaciones de hielo, y para ver si puedes beneficiarte de una cobertura adicional.

Cómo preparar tu auto para el invierno

El clima del invierno puede ser un desafío, incluso para los conductores más experimentados. Según el Departamento de Transporte, el 22% de todos los choques de vehículos en los EE. UU., y el 16% de las muertes, se deben a condiciones climáticas extremas, como lluvia, nieve, escarcha y hielo. Es importante comprender los riesgos de las carreteras afectadas por el clima con el fin de prepararse adecuadamente para conducir en condiciones peligrosas1.

Modifica tus modos de conducción: Si se avecinan condiciones climáticas adversas o ya están muy cerca, evita conducir. Si necesitas conducir en condiciones extremas, limítate a conducir con la luz del día. En general, es una buena idea conducir por las carreteras principales a las que se les quita la nieve y colocan sal, y evitar los atajos por las carreteras secundarias.

Verifica tu vehículo antes manejar: Antes de salir a la carretera, llena los líquidos de tu auto, incluidos el anticongelante, el líquido de limpiaparabrisas, la gasolina y el aceite. Inspecciona tus neumáticos con el fin de ver si tienen la banda de rodamiento adecuada; considera la posibilidad de utilizar neumáticos o cadenas para la nieve si hay varios eventos invernales adversos en el lugar donde vives.

Abastécete en caso de emergencias en la carretera: Asegúrate de equipar el vehículo para lo imprevisto. Guarda una bolsa de sal o arena en el maletero para derretir el hielo. En tu teléfono, guarda los números de los servicios de remolque y de Asistencia en carretera, que pueden estar disponible a través de tu seguro de auto. Considera tener un kit de emergencia bien completo en tu auto.

Qué hacer si quedas atrapado en tu auto

Si te encuentras varado en tu vehículo, saber qué hacer es útil. En caso de emergencias en las que tú y tu vehículo estén varados, sigue estas pautas:

Permanece en el interior: Quédate en el interior de tu auto donde es más probable que te encuentren los equipos de rescate, y tomen turnos para dormir si estás con alguien. Alguien debe permanecer siempre despierto para alertar al equipo de rescate.

Mantén el calor: Haz funcionar el motor y el calentador aproximadamente 10 minutos cada hora y retira la nieve del tubo de escape para reducir el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono. También puedes moverte dentro de tu auto para generar calor y aislar las ventanas con papeles sueltos, alfombras y fundas de asientos.

Alertar a otras personas: Si está oscuro, enciende la luz interior con el fin de que los equipos de rescate puedan encontrarte más fácilmente. Si estás varado en un área remota, dibuja las palabras “SOS” o “AYUDA” en la nieve para que los equipos de rescate las vean desde arriba.

Prepararse para el frío

Una vez que hayas preparado tu casa y tu auto para la avalancha de riesgos que hay en invierno, recuerda cuidarte tú también. El frío extremo puede ser mortal, así que repasa estos consejos para el cuidado personal durante los meses más fríos:

En caso de tormenta de hielo:

  • Quédate adentro mientras la tormenta esté activa.
  • Ten cuidado cuando salgas, mantente atento a la nieve y al hielo en las aceras, y procede con precaución.
  • Si necesitas quitar la nieve con una pala, no te esfuerces demasiado. Estírate primero, descansa, bebe mucha agua y pide ayuda si la necesitas. Esforzarse demasiado puede provocar un ataque cardíaco, una causa de muerte común en invierno.
  • Mantén la ropa seca; la ropa mojada pierde su capacidad aislante y transmite el frío con rapidez.

Ten cuidado con estos daños relacionados con el frío:

  • Congelación: Ya sea que hayas estado paleando nieve o caminando, permanece alerta a las señales de congelación, como pérdida de sensibilidad y apariencia blanca o pálida en las extremidades. Si notas alguna de estas señales, busca atención médica de inmediato.
  • Hipotermia: Si tú o alguien que conoces estuvo expuesto al frío extremo, mantente alerta a las señales de hipotermia, como escalofríos incontrolables, pérdida de memoria, desorientación, incoherencia, dificultad para hablar, somnolencia y agotamiento. Consigue ayuda médica lo antes posible.

A fin de obtener más información acerca de cómo debes prepararte y cómo preparar tu propiedad para el clima extremo, visita nuestro centro de recursos para catástrofes. Esperamos que estos consejos te ayuden a mantenerte fuera de peligro y a protegerte de las tormentas de inverno y del frío esta temporada. ¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llámanos1-800-421-3535.

Descarga esta lista de control para ayudar a reducir tus riesgos.

1 https://ops.fhwa.dot.gov/weather/q1_roadimpact.htm

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar según el estado y pueden aplicarse exclusiones. Los descuentos podrían no aplicarse a todas las coberturas de la póliza.